Sociedad y Justicia

Jesús María, Aguascalientes, se sigue protegiendo contra las lluvias

  • Hasta la fecha no se reportaron daños colaterales en la salud de los ciudadanos
  • La red sanitaria de drenajes de la zona centro se sobrellenó por efectos de basura y la lluvia desmedida

 

 

El director de Protección Civil de Jesús María, Roberto López Rodríguez, comenta que no hubo daños exponenciales a causa de la lluvia torrencial caída del sábado 13 de julio en la capital del estado y Jesús María. A pesar de la lluvia extraordinaria, el plan de contingencia del municipio logró no tener daños colaterales en cuanto a la salud de sus ciudadanos.

Sí destacaron zonas más afectadas, entre ellas la cabecera municipal, casi todo el centro y, dentro del mismo, se reportaron casos de hogares afectados por el agua a casi un metro altura. El gobierno del municipio se está encargando de brindar el apoyo necesario a aquellos que hayan visto dañadas algunas pertenecías o materiales. 

Aunque el Ayuntamiento, de la mano con Servicios Públicos, Obras Públicas y la Comisión de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (Capas) de Jesús María, se había prevenido con patrullajes por el municipio y haciendo desazolves, no lograron no tener encharcamientos.

Roberto López Rodríguez reconoce que las avenidas San Lorenzo y Paseo de los Chicahuales presentaron charcos por individual y también donde convergen. La avenida Alejandro de la Cruz sufrió de la misma anomalía, además se reportó un árbol caído en la comunidad de Tapias Viejas.

El jefe de Protección Civil del municipio aclara que cada gobierno tiene su propio plan de contingencia para estas situaciones, son protocolos actualizados que se trabajan, antes, durante y después de las lluvias. La semana pasada se comentaba que ya estaban patrullando las autoridades pertinentes para evitar estragos contiguos: “Los problemas más graves que hay respecto a las lluvias son los encharcamientos, inundaciones y caídas de árboles por la intensidad del viento”.

Las medidas de prevención realizadas por el municipio no lograron los, al parecer inevitables, encharcamientos y la caída del árbol. Las presas que estaban en desabasto aprovecharon de esta precipitación para aumentar su volumen, y esto traerá tranquilidad en el aspecto del riego. 

Las brigadas de Servicios Públicos, Obras Públicas, Protección Civil, Capas y Bomberos estuvieron al servicio de la comunidad durante y después de la lluvia. Roberto López explica que sí hay un problema con la basura que se acumula en el drenaje y las calles de la ciudad, ya que gracias a ésta es porque se encharcan ciertas localidades de Jesús María. Los caimanes y las alcantarillas presentaban muchos desperdicios que obstruían el correcto flujo del agua. El jefe de Protección Civil exhorta a la ciudadanía a tener cuidado en este aspecto, pues, aunque el patrullaje y monitoreo es importante, la educación higiénica al respecto podría ayudar a combatir de mejor manera esta clase de sucesos. 

 

The Author

Adrian Javier Flores Nieves

Adrian Javier Flores Nieves

No Comment

¡Participa!