PolíticaPortada

En entidades públicas ocurren el 80 por ciento de casos de facturas falsas

  • Es necesario que la autoridad fiscal sancione a quienes incurren en actos de evasión de impuestos y compras simuladas
  • Facturación electrónica facilitó las falsas transacciones al no tener que recurrir ya al documento en físico

 

 

El problema de falsas facturas se ha identificado desde hace varios años, por lo que la autoridad fiscal intentó hacer frente a la evasión de impuestos a través de compras simuladas con la facturación electrónica, sin embargo, este nuevo mecanismo sólo facilitó el comercio de la documentación, señaló el presidente del Colegio de Contadores Públicos de Aguascalientes, César Isaac Castañeda de la Rosa.

Precisó que a esto ha contribuido la falta de pericia de las autoridades en materia, pues sólo ha quedado en intentos el que los contribuyentes realmente declaren sus movimientos financieros, pero no han pasado de amenazas a quienes se detecta en actos de evasión fiscal: “No se ha concretado una fiscalización férrea o importante hacia los contribuyente, el actuar de las autoridades ha sido a través de invitar al contribuyente cuando le dicen que tienen esquemas a través de los cuáles han identificado operaciones simuladas”.

Quienes han sido notificados por el Servicio de Administración Tributaria o la Secretaría de Hacienda de estas irregularidades, se les da la oportunidad de revisar y corregir la documentación, por lo que es fácil que incurran en evasiones fiscales al no existir consecuencias reales.

Por ello, el presidente del Colegio de Contadores Públicos en el estado consideró adecuado el que este tema se esté revisando en el Senado de la República, contemplando incluso la tipificación de la evasión fiscal como delito de seguridad nacional, pues dijo que se ha detectado que el 80 por ciento de los casos de facturas falsas o simulaciones de compras, se da en entidades públicas, y sólo el 20 por ciento en la iniciativa privada, siendo el sector de la construcción en donde más incurren en este tipo de prácticas.

Recalcó que la medida pretendida por la autoridad federal debe ser bien analizada y apoyarse de las herramientas con que cuentan, pues si bien la facturación electrónica no logró frenar la emisión de documentación para simular compras, si permite que los organismos responsables detecten con mayor facilidad operaciones de evasión de impuestos que ocurre principalmente dentro de las mismas instancias públicas, por lo que no se debe golpear al empresariado como si fuera quien defrauda al fisco. 

“Esta serie de modificaciones que se pretenden hacer es para darle una fortaleza a las autoridades fiscales para que una vez que se tengan identificadas este tipo de acciones, puedan proceder penalmente contra los responsables”; Castañeda de la Rosa subrayó que Aguascalientes no está ajeno a este tipo de prácticas, si bien no se han identificado empresas que se dediquen a facturar como sí ocurre en la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey, pero se ha detectado a contribuyentes que usan este tipo de operaciones.

Recalcó que como organismo colegiado han buscado que sus clientes no incurran en compras simuladas o evasión de impuestos, sin embargo, hay quienes, sin ser profesionales en el ramo, ejercen competencia desleal al ofrecer servicios de declaración fiscal con la supuesta ventaja de pagar menos impuestos, incurriendo en un delito.

 

The Author

Adriana García Campos

Adriana García Campos

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!