CulturaOpinión

Encuentro Internacional de Música de Cámara de Aguascalientes: Arianna String Quartet

Dos cuartetos de cuerdas  participaron como maestros en la décima quinta edición del Encuentro Internacional de Música de Cámara, además del Cuarteto White que tuvimos la oportunidad de disfrutarlo el pasado miércoles 10 de julio con el pianista mexicano Jorge Federico Osorio, el otro es el Cuarteto Arianna, originarios de Estado Unidos, ellos ofrecieron un gran concierto el pasado viernes 12 de julio ya cerca de cerrar el Encuentro de este año.

El cuarteto Arianna está integrado por John McGrosso, primer violín; Matthias Tacke segundo violín; la viola en manos de Joanna Mendoza, y Kurt Baldwin en el violoncello. El programa que interpretaron estuvo integrado por el Cuarteto de cuerdas Op.18 No.6 de Ludwig van Beethoven, el Cuarteto No.3 del compositor húngaro Bela Bartok y después del intermedio una joyita del repertorio para el cuarteto de cuerdas, el Cuarteto para cuerdas No.14, conocido como La muerte y la doncella de Franz Schubert.

En la charla previa que en cada concierto ofrece el maestro Mario Lavista, éste hacía un comentario muy interesante, para los tres compositores convocados en este programa, el cuarteto de cuerdas, insisto en que se trata de la formación madre de la música de cámara, ha sido una constante que los ha acompañado a lo largo de toda su carrera como compositores, prácticamente todos compusieron para esta fórmula toda su vida, y en muchos casos es justamente aquí en donde encontramos toda la genialidad de su proceso creativo, esto es mucho más evidente en Beethoven que llevó el concepto de cuarteto hasta sus últimas consecuencias.

La interpretación que el Arianna String Quartet hizo de este repertorio fue exquisita, más allá de una interpretación virtuosa, que por supuesto la encontramos en diferentes momentos, su concepción de cómo debe ser tratado este repertorio fue sumamente cuidadosa y respetuosa de sus diferentes momentos en la historia de la música, Schubert y Beethoven con un encantador sabor romántico y Bartok, no sólo por las condiciones específicas de la  escritura, sino por el espíritu de la obra, eso que no se aprende en los conservatorios y academias de música, sino por la experiencia y las tablas logradas en interminables horas de trabajo, nos reflejó con asombrosa exactitud la esencia de la música hecha en la primera mitad del siglo XX.

No se metieron en complicaciones ni hicieron cosas innecesarias, respetuosos de las partituras cumplieron con el compromiso con una solvencia que está fuera de toda conjetura, y esto puede sonar fácil, pero ser fiel a exigencias tan altas como las que proponen Beethoven, Bartok y Schubert sin tomar atajos ni buscar resolver los compromisos por la vía fácil, resulta de una complicación impresionante y esto, por supuesto, hay que agradecerlo.

Fue un concierto encantador, fácil de escuchar, esto es un síntoma de una extraordinaria ejecución, todas esas  complicaciones planteadas en la partitura, ellos se encargan, no solamente de resolverlas puntualmente, sino de presentarlas al público de una manera que puedan ser digeridas con relativa facilidad, esto no quiere decir que el público no asuma su parte de responsabilidad, finalmente hay obras que por muy bien ejecutadas que estén, llevan al auditorio al extremo compartiendo con él esos altos estándares de exigencia, eso es indudable, pero los intérpretes ponen su parte para el completo disfrute de una obra musical.

El décimo quinto Encuentro Internacional de Música de Cámara está por concluir, ayer sábado tuvimos la oportunidad de disfrutar del segundo concierto de participantes en donde, de verdad, nos podemos llevar grandes sorpresas al descubrir impresionante talentos.

Hoy es la clausura del Encuentro con un concierto a las 12:30 del mediodía, si lees esto temprano seguramente tendrás tiempo de llegar puntualmente al Teatro Morelos para disfrutar de la presentación del flautista mexicano Horacio Franco que ejecutará conciertos de Vivaldi y la Sinfonía No.2 para cerdas de Felix Mendelssohn, me imagino que en este casi fungiendo él como director de la Orquesta de Cámara del Encuentro Internacional de Música de Cámara.

 Después del concierto se hará entrega del Premio Ponce al grupo participante más destacado del Encuentro y sobre esto estaremos platicando en nuestra próxima entrega.

Hoy a las 12:30 en el Teatro Morelos, clausura del Décimo Quinto Encuentro Internacional de Música de Cámara, ahí nos vemos. 

 

The Author

Rodolfo Popoca Perches

Rodolfo Popoca Perches

No Comment

¡Participa!