Opinión

Entre Larry Flynt y Obama / Alegorías Cotidianas

Entre Larry Flynt y Obama, aparentemente, no hay nada en común, sólo que ambos, cada quien desde su trinchera, lucharon por los derechos de la libertad de expresión.

Larry Flynt es un pornógrafo que ha dedicado su vida a editar revistas para caballeros y quien por su forma de expresarse y satirizar ha estado en varias ocasiones en los tribunales, así como en prisión. De hecho, el asesino en serie y supremacista blanco Joseph Paul Franklin estaba en su contra e intentó matarlo con un tiroteo donde como resultado quedó paralítico.

Desde la primera vez que fue llevado a juicio, promovió la libertad de expresión y se convirtió en un activista y portavoz de ello desde entonces. En 1984 se postuló a las elecciones presidenciales por el partido demócrata contra Ronald Reagan.



Desde su editorial su postura ha sido siempre contra el sistema, con sus sátiras ha intentando abrir la perspectiva de qué pasaría si lo que vemos de los políticos no es verdadero completamente, sino una pantalla del juego de politizar.

La película que nos resume la vida de este Editor es Larry Flynt, una vida de escándalo, cuando reflexionamos el nombre podemos darnos cuenta de que el “escándalo en sí” es la percepción de los demás sobre la pornografía.

El intento de los conservadores por contener las buenas costumbres fue lo que lanzó al estrellato a Larry Flynt, pues el morbo logró que las personas buscaran la revista y esto aumentó las ventas.

El morbo es un arma de dos filos en la sociedad pues sólo lo pueden ver algunos y son los mismos que hacen escándalo por ello, y esa fue la clave para que Larry se convirtiera en activista en pro de la libertad de expresión.

En Estados Unidos, los años 70 fueron controversiales por todas las manifestaciones que buscaban la libertad y la igualdad pues los grupos conservadores eran muy radicales y, lamentablemente eso aún no ha terminado.

Derivado de los actos sociales en pro de la igualdad, Barack Obama se convirtió en el primer candidato y presidente afroamericano de Estados Unidos por el partido demócrata.

Obama también es premio Nobel de la Paz 2009, por sus esfuerzos para fortalecer la diplomacia internacional y la cooperación entre los pueblos, sobre todo por la búsqueda de una vida sin armas nucleares.

David Letterman en su programa No necesitan presentación agradece al expresidente Obama el no haber censurado a la prensa ni hacer alguna persecución política en contra de los medios, así como el ser cordial con ellos, y es que un hombre que lucha por la igualdad no podía hacer otra cosa más que respetar la libertad de expresión.

En esta misma entrevista, Obama comenta el cómo fue para él llegar a la política siendo afroamericano y cómo ser presidente fue un logro compartido con todos los afroamericanos, quienes durante décadas han luchado hombro a hombro por la igualdad y el respeto.

Algo que me llamó mucho la atención, durante la entrevista, es el cómo los jóvenes quieren a Obama, pues los presentes en la entrevista estaban entregados completamente a él, es un hombre carismático, humano y tiene ese don de ser agradable que pocos tienen.

Ahora Obama es escritor, tiene una fundación donde apoya la diversidad, la igualdad, la educación y el emprendimiento, continúa trabajando por su país “inspirando, empoderando y conectando personas”, con la perspectiva global que obtuvo al ser presidente de los Estados Unidos.

Larry Flynt y Barack Obama son activistas en búsqueda de derechos e igualdad, con personalidad y estilos de vida distintos ambos han logrado sobresalir en un país donde los conservadores han radicalizado uno y mil aspectos de la sociedad.

Aunque el avance en derechos para personas de color se refuerza día a día gracias a quienes dan su vida por ello, también continúan sufriendo los estragos de las mentes cerradas quienes ante la falta de flexibilidad atentan contra los derechos humanos de las personas.

Con respecto a la libertad de expresión, los intereses también son los que callan las voces y descalifican la veracidad de los medios llegando al mismo punto que con el racismo, atentar contra los derechos humanos de las personas dedicadas a comunicar.

Como los intereses de quienes tienen el poder nunca terminan, las faltas hacia los activistas y periodistas continúan, a diferencia de nuestro país vecino en México la impunidad recae en los casos donde los activistas y comunicadores son víctimas de violencia.

Lo que las biografías de estos personajes nos enseñan es que la perseverancia hace que las personas logren sus metas y trasciendan con y contra los sistemas que rigen a las sociedades, pues con la correcta aplicación de las leyes es posible el tener cambios favorables en pro de los derechos de libertad de expresión e igualdad.

Lamentablemente, los activistas cuando son controversiales son señalados y perseguidos, en ocasiones víctimas de agresiones y amenazas por el simple hecho de manifestarse en contra de los sistemas o paradigmas sociales.

Mientras el rumbo de la sociedad se hace más flexible podemos llevar a la práctica la misión de la fundación Obama: “inspirando, empoderando y conectando personas para cambiar su mundo” o nuestro mundo, pues nos hace mucha falta ¿no lo cree?

 

Laus Deo

 

@paulanajber

 

The Author

Paula Nájera

Paula Nájera

No Comment

¡Participa!