PortadaSociedad y Justicia

Hasta 40 tutores en Aguascalientes han querido abusar de los recursos de Jóvenes Construyendo el Futuro 

  • Se han detectado casos en los que los tutores exigen a los beneficiarios un porcentaje de la beca o se quedan con la tarjeta donde reciben el dinero
  • Van cerca de tres mil 800 jóvenes vinculados con alguna empresa, según Aldo Ruiz diariamente se vinculan 80 más
  • Espacios administrativos y comerciales, donde más se han vinculado los jóvenes en Aguascalientes

 

Rodrigo González Mireles, coordinador del Programa Jóvenes Construyendo el Futuro, informó que se han detectado entre 30 y 40 casos de tutores que retuvieron un porcentaje de la beca o que se quedaron con la tarjeta en la que los beneficiarios de este programa reciben su apoyo económico. 

Según el delegado de la Secretaría del Bienestar, Aldo Ruiz Sánchez, en Aguascalientes ha tenido un éxito particular el programa Jóvenes Construyendo el Futuro entre todos los programas de desarrollo, pues todos los días se vinculan de 80 a 100 jóvenes, con mil 836 empresas en donde hay participación, aunque también hay asociaciones civiles e incluso instituciones de gobierno que participan. 



Jóvenes Construyendo el Futuro es un programa en el que personas de entre los 18 y los 29 años de edad pueden incorporarse a una empresa o negocio como practicantes o aprendices de los mismos a cambio de una remuneración económica de tres mil 600 pesos, que otorga el Gobierno Federal. 

Para el 11 de julio, apuntó el coordinador de este programa, Rodrigo González, iban aproximadamente tres mil 800 jóvenes vinculados con alguna empresa, aunque hay más jóvenes registrados que probablemente no se han vinculado, ya sea porque su tiempo no se lo permite, porque no encuentran la empresa en la que se quieren capacitar o ha habido ocasiones en la que se dan de baja de algún centro de capacitación y están en espera.

La estancia del joven en la empresa es por un tiempo máximo de un año, recibiendo un apoyo de tres mil 600 pesos mensuales por parte del Gobierno Federal durante ese lapso, como explicó González: “A la empresa lo único que le solicitamos es que nos apoye con la capacitación y el becario asistiría a la empresa, pero no genera ningún vínculo laboral, ellos son beneficiarios de un programa”. 

Los jóvenes que participan en el programa no sólo pueden realizar su estancia en empresas grandes, pues van desde las pequeñas a las medianas, independientemente que estén dadas de alta ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público; además, también pueden participar asociaciones civiles e instituciones públicas. 

Sin embargo, una de las limitantes es la distancia con la empresa, ya que la plataforma en la que se registran los jóvenes arroja las opciones para los jóvenes de acuerdo a la cercanía con hasta 40 kilómetros como distancia máxima, pero esto no se recomienda pues estarían invirtiendo todo su dinero en transporte. 

En Aguascalientes, Jóvenes Construyendo el Futuro, puntualizó el coordinador, tiene capacidad para atender a casi ocho mil jóvenes y en el país se habla de un millón 300 mil: “Aquí en Aguascalientes aunque cubramos esa meta, que lleguemos a los ocho mil jóvenes, podemos apoyar a más porque como no todos iniciaron en el mes de enero, tenemos esa parte de rezago para poder apoyar a más”. 

Los rubros a los que más se están añadiendo los beneficiarios en Aguascalientes, agregó González Mireles, es a lo administrativo, oficios y ventas, con un mayor porcentaje de mujeres y un especial interés de jóvenes entre los 21 y 23 años, siendo que el rango permitido es de los 18 a los 29 años. 

Sin embargo, como lo reconoció el coordinador, se han detectado irregularidades en el programa, pues en Aguascalientes van entre 30 y 40 casos desde enero en los que los dueños de los negocios y empresas les piden un porcentaje de sus becas a los jóvenes o les retienen las tarjetas en las que se les deposita: “El pago es directo a los beneficiarios, les piden las tarjetas y ellos le hacen el pago”. 

Quienes participan en este programa, añadió González, pueden además cumplir con sus prácticas profesionales si así lo permite su institución educativa en la que estén cursando sus estudios: “La beca es el beneficio que le damos al joven porque se va a capacitar en alguna actividad”.

 

The Author

Carlos Olvera Zurita

Carlos Olvera Zurita

Nada, sólo 28 años de vida. Reportero en La Jornada Aguascalientes.

3 Comments

  1. James Leri
    15/07/2019 at 17:57 — Responder

    Y que va a pasar con esas empresas que piden comisión? Mínimo deberían evidenciarlas por corrupción.

  2. Carmen Viridiana
    15/07/2019 at 19:20 — Responder

    O discriminan por estar embarazada y te dan de baja, me paso en la guardería mi alegría jugando ubicada en el Morelos I.

  3. vanne
    06/08/2019 at 13:56 — Responder

    Saben a donde me puedo dirigir si no tengo capacitador?? Desde el dia #1 solo viene a ratos y a platicar con sus amigas a las que metió en el programa!

¡Participa!