Sociedad y Justicia

No contar con el recurso del DAP obliga al municipio de Aguascalientes a readecuar presupuestos

  • Descartan la creación de un nuevo impuesto para equilibrar este faltante
  • Se pagaron 50 mdp a empresas amparadas contra el DAP

 

 

Ante la claridad del mandato de la Suprema Corte de Justicia de la Nación respecto a que varios municipios del estado, incluyendo el de la capital, ya no podrán obtener ingresos por el Derecho de Alumbrado Público, conocido como el DAP, los obligará a hacer adecuaciones presupuestales a fin de reorganizarse en este sentido, ya que se descarta la creación de nuevos impuestos o contribuciones.

El secretario del ayuntamiento de Aguascalientes, Jaime Gerardo Beltrán Martínez, destacó que en este tema ya se pronunciaron los diputados desde el Congreso del Estado respecto a que serán muy cuidadosos de que ya no se contemple el DAP dentro de las leyes de ingresos de los municipios, por lo cual la Secretaría de Finanzas realiza un análisis muy minucioso para compensar esa parte que dejarán de percibir. 

Lo que al momento está claro es que para equilibrar esta situación no se creará ninguna especie de impuesto o contribución que afecte a la ciudadanía, recalcó el funcionario: “No es la intención, tendrá que haber una readecuación presupuestal en la que cada secretaría deberá de duplicar esfuerzos e implementar mayor responsabilidad con miras al presupuesto de egresos y no contemplar el ingreso por concepto del DAP”.

Detalló que la devolución del DAP representaba para las arcas municipales alrededor de 150 millones de pesos, aunque luego de los amparos que se ganaron este año se regresaron entre 40 y 50 millones de pesos para pagar cerca de 50 demandas, aunque otros años éstas llegaron a ser mínimas, por parte principalmente de grandes empresas.

Beltrán Martínez explicó finalmente el ingreso al municipio del DAP sufría además los ajustes de la Comisión Federal de Electricidad debido al consumo de la energía.

“No queda más que acatar, el Congreso ya se pronunció y nosotros iremos en esa misma tesitura. Sabemos que después de la Suprema Corte no hay nada más”, reiteró el funcionario.

Este será el último año en el que la administración municipal percibirá los beneficios del DAP, ya que la resolución señala que ya no se podrá considerar este presupuesto a partir del 2020, deberá de desaparecer y quedar como parte de la historia; aspecto que se habrá de cuidar también en el Congreso del Estado.

Recordó que uno de los objetivos de la administración municipal, con continuidad tras la reelección de Teresa Jiménez, es entrar en el proceso de ser más eficientes en la utilización de la energía y reducir los costos que se pagan por parte del municipio.

 

The Author

Claudia Rodríguez Loera

Claudia Rodríguez Loera

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!