No se conoce la dimensión exacta del manto acuífero del Valle de Aguascalientes - LJA Aguascalientes
16/06/2024

  • Los tandeos en el tema de la distribución de agua son más por la ineficiencia en infraestructura hidráulica de la concesionaria, que por tema de escasez
  • El desconocimiento del manto acuífero del Valle de Aguascalientes en torno a su capacidad no deja saber cuál es su capacidad, aunque es cierto que sí está sobreexplotado

 

 

Roberto Rico Martínez, profesor del departamento de Química en la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA) e investigador nivel 3 (grado más alto) del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), explica que el problema del agua en Aguascalientes no sólo se centra en el mal desempeño de su concesionaria (Veolia), sino también en el desconocimiento que existe alrededor del principal manto acuífero del estado; el del Valle de Aguascalientes. 

El acuífero del Valle de Aguascalientes se encuentra debajo de la zona urbana y aunque los geólogos locales utilizan modelos para estimar su dimensión, todavía no existe un estudio que mida con exactitud su capacidad. Roberto Rico Martínez explica que se sabe de la sobreexplotación del manto gracias a que cada año se tiene que cavar más para obtener agua (el nivel del agua cada vez está más abajo). Es decir; se consume más agua de la que este produce. “Necesitamos una mejor estimación del tamaño del acuífero”, afirma el profesor investigador de la UAA. Además, este problema nos deja también en el desconocimiento de si realmente el estado vive una escasez de agua, aun y sabiendo que es innegable la sobreexplotación de los mantos acuíferos. 

Roberto Rico Martínez destaca que uno de las materias pendientes en Aguascalientes es preservar los sitios de recarga del acuífero, en específico, el Bosque de los Cobos: “El gobierno no debe de permitir que se construyan fraccionamientos en esta zona”, pues es de las zonas de recarga del manto más importantes del estado. Además de la reserva de los Cobos, también sería prudente cuidar las zonas boscosas y de monte en el estado, pues ahí también existen buenas referencias de recarga para el manto. El gobierno necesita cuidar estas zonas de empresarios con intenciones de edificar fraccionamientos, pues la urbanización desmedida podría afectar el manto del Valle de Aguascalientes, del cual, reitera Roberto Rico Martínez, no se tiene suficiente información.

Otro punto alarmante para el profesor son las fallas geológicas que pasan por el estado, pues estas son entrada directa de líquido al acuífero, esto significa que si residuos contaminados caen a través de las grietas al acuífero, éste se vería también contaminado, “hasta la fecha no tenemos evidencia de que esto ha pasado”, no obstante sí es delicado y los trabajos de urbanización del estado tienen que prevenir esta posible situación.

El tópico de la contaminación también se ve inmerso en la extracción cada vez más profunda del suelo para obtener agua; en algunas zonas del estado, no dentro del perímetro urbano, se tiene que excavar hasta 1.6 kilómetros. Dentro de la zona urbana hay pozos donde se perfora a un promedio de 450 metros. Cifra alarmante, pues el agua que está a un nivel muy bajo de altura está expuesta a que tenga más arsénico, mercurio y fluoruros.

Los tandeos realizados por Veolia son más una cuestión de ineficiencia en la infraestructura hidráulica de la compañía, que un tema de escasez, opina Roberto Rico Martínez. Como resolución, propone una presión por parte del gobierno y de la Comisión Ciudadana de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Aguascalientes (Ccapama) para el mejoramiento de su equipo técnico. 

El 75 por ciento del uso del agua es de carácter agrícola; el otro 25 es de uso industrial y consumo humano. Se necesita terminar el entubamiento del Distrito de Riego 01 para que se eficiente la distribución de uso de agua en el sector agrícola, lo que ayudaría a una mejor gestión del recurso para ambos sectores, pues el agrícola es el que usa más agua. 


Roberto Rico concluye diciendo que “lo cierto es que el acuífero está sobreexplotado, lo cierto es que debemos de cuidar el agua”.

 

 

 


Show Full Content
Previous Anuncia Teresa Jiménez su reincorporación al Ayuntamiento de Aguascalientes
Next La Purísima… Grilla: Ditirambo soporífero