Política

Remates bancarios en Aguascalientes no representan la oferta que muchos creen

  • Es mentira que se puedan adquirir propiedades por debajo del 60 por ciento de su valor
  • Procesos y gastos hacen que la oferta se desvanezca

 

 

Los remates bancarios de casas-habitación que muchos creen que se tratan de oportunidades que no se deben dejar ir, al final no representan la oferta que se creía y también es necesario incluir los honorarios de los abogados para lograr obtener el bien inmueble, entre otros gastos, además de mucha paciencia al ser procesos que llegan a tardar más de dos años.

Gerardo Sánchez Herrera, asesor del Colegio de Economistas de Aguascalientes, recordó que el negocio de los bancos no es la compra-venta de bienes inmuebles, sino préstamos de dinero para cobrar el capital y cobrar intereses; con base en ello muchas personas creen que entrar un remate bancario de casas puede lograr importantes ahorros de hasta un 60 por ciento del valor de la propiedad, lo cual resulta muy atractivo para cualquiera.

Lo que muchas personas no consideran es que el remate bancario tiene varios procesos y gastos que significan que esa buena compra se vaya desvaneciendo, ya que de entrada es necesario contratar los servicios de un abogado a fin de entrar a un litigio; luego esperar un proceso que va desde los nueve meses a los dos años para lograr la aprobación y poder adquirir la propiedad.

En un remate bancario, el interesado realmente realiza una compra a ciegas, ya que los interesados pueden conocer externamente la propiedad, pero sin poder ingresar a la casa y conocer las condiciones en las que se encuentra internamente; además de lograr obtener la oferta, se tendrán que liquidar todos los años pendientes de pagos de predial, luz y agua seguramente acumulados a fin de que sea posible escriturar el inmueble, además de, obviamente, pagar al notario por estos servicios.

“Al final, cuando pensábamos que con la compra de esa propiedad nos íbamos a ahorrar hasta un 60 por ciento, el ahorro es de un 15 a un 25 por ciento, y se requiere de contar con el dinero, ya que ningún banco comercial te presta para un remate bancario, hay que rascarse con sus propias uñas o pedir a un pariente o un amigo; pero además hay que tener mucha paciencia, pues estos juicios rebasan los dos años”, explicó Sánchez Herrera.

De esta manera, el economista detalló cómo el lograr adquirir una propiedad de en remate bancario finalmente no representa para el comprador una gran oportunidad de ahorro, al ser mucho lo que se invierte en tiempo, dinero y paciencia.

 

The Author

Claudia Rodríguez Loera

Claudia Rodríguez Loera

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!