AMLO: estatura moral y presidentes / Matices – LJA Aguascalientes
13/08/2020


El presidente tiene una estatura moral distinta a cualquier presidente de la historia reciente en México, por ello a este presidente, hay que exigirle más. Hay que pedirle mayores cuentas sobre ciertos temas. Su estatura moral lo han puesto en niveles altos de popularidad, a AMLO se le pide cero tolerancia a la corrupción, cero tolerancia a la impunidad, a las mentiras, a la censura y a usar su puesto para beneficiarse a sí mismo. Por esa estatura moral es que sus seguidores suelen responder a los señalamientos con un simple tuit: ¿dónde estabas cuando Anaya, cuando Peña, cuando Calderón? 

Es complejo de entender, al presidente AMLO hay que exigirle más porque su trayectoria moral es radicalmente distinta, el presidente se construyó como un personaje cercano a los derechos de las minorías, consciente de los derechos de los protestantes, defensor de la libertad de prensa, incorruptible, combatiente de las clases poderosas que han utilizado su poder para su propio beneficio. Y AMLO ha construido su popularidad, su movimiento y su presidencia alrededor de esa estatura moral, así construyó apoyos fundamentales: el EZLN en algún momento de su historia, el mismo presidente ha publicado fotos con Marcos, Aristegui lo acompañó desde la simpatía con los medios, Sanjuana hizo lo propio, la lealtad se paga en la nómina. Colectivos defensores de los derechos humanos, activistas principales en el país como Sicilia que estuvo a su lado mucho tiempo, académicos respetables que arriesgaron su carrera por el proyecto de nación del presidente como Ackerman, Irma Eréndira Sandoval, Urzúa, Esquivel y algunos políticos que son bandera moral en el país como Cárdenas o Muñoz Ledo. 

Sin embargo, la realidad pone esa estatura moral a prueba. 

Hay un tema que en los últimos días ha tomado relevancia y pone a prueba al presidente: su relación con los medios de comunicación. En estas semanas, Proceso y Reforma han sido fuente de sus ataques. El círculo rojo ubica perfectamente a Proceso y al presidente como dos figuras de izquierda, para algunos con lectura superficial el pleito entre Proceso y AMLO es extraño, aquellos de izquierda, lectores de Proceso antes de AMLO han manifestado que la revista dejó su vocación y que lo que buscan es publicidad oficial. Al presidente le incomoda el periodismo de investigación, le incomoda entrevistas reveladoras y siente que respeta la libertad de prensa porque todos los días, cada mañana, atiende a todos los medios. 



Ahí hay muchos matices, la estatura moral de AMLO exige un trato diferencial a los medios de comunicación, en relación con Peña y Calderón, sí, el presidente hace bien en atender ruedas de prensa todos los días, no lo hacían los anteriores presidentes y lo hacen pocos políticos locales, sin embargo, hay que verlo con ojos críticos, en las ruedas de prensa hay comportamientos poco dignos de la estatura moral del presidente: hay pseudoperiodistas que se forman desde las 4:30 de la mañana para entrar en primera fila y sembrar preguntas atractivas para el presidente para luego obtener un millón de pesos de publicidad oficial en su canal de Youtube de Fake News, El Universal recibirá 30 veces más. 

El presidente permite esos comportamientos sin importarle que eso vaya en contra de su estatura moral. El presidente cuestiona a Proceso por una entrevista pulcra de Hernán a Urzúa, por un cuestionamiento a la austeridad y Coneval y por señalar a Romo, quizá se le olvida la lucha de Scherer, para eso está un gran libro de Leñero, presidente. Quizá se le olvida que la causa de izquierda de Proceso es con y a pesar del presidente. Proceso señaló a AMLO, cuando este era Jefe de Gobierno de haber entregado el Centro Histórico de la Ciudad a Slim, una lucha que desde la izquierda y la agenda de Proceso era justificable. Hoy por esta estatura moral de Proceso, estos tienen más lectores y la popularidad de AMLO no aumenta. 

En el caso de Reforma, para el presidente no tiene rigor periodístico y nunca habían cubierto el caso de corrupción de Pemex, se equivoca rotundamente, Reforma ha cubierto el tema desde su orígen, desde Fox, desde Calderón, desde Peña y con AMLO. No es digno de la estatura moral del presidente su postura ante Proceso, ante Reforma y ante los medios. No es digno de la estatura moral del presidente que permita que cualquier youtuber político tome protagonismo en las ruedas de prensa, no es digno del presidente que permita que desde la estructura del gobierno se promuevan los trolls y bots y los ataques a la oposición. 

Este es un tema, no podemos dejar de señalar que durante otros sexenios se ha pedido lo mismo: libertad de prensa, pluralidad y modelo de medios de comunicación ejemplar. La diferencia está en la estatura moral, no es lo mismo pedirle a Peña que pedirle a AMLO. 

Como éste, muchos temas. 

 

Vídeo Recomendado

Show Full Content
Previous Se gradúan 28 mujeres de Aguascalientes de cursos de Centros Crecer
Next La transparencia en los Partidos Políticos / Arcana Imperii

1 thought on “AMLO: estatura moral y presidentes / Matices

  1. No creo que la estatura moral, que en este caso es notoriamente autoimpuesta y proclamada, condicione y deba dirigir la demanda del pueblo a su presidente. De lo contrario, se justificarían los errores de los sexenios pasados. A cada presidente debe exigirle el pueblo el mismo estándar de gobierno, sin importar cuál fue su identidad moral en su campaña o anterior actividad política. Si el periodismo (o quien sea que se coloque en el lugar de la crítica) supone que porque esté en el poder alguien con mayor estatura moral que sus predecesores debe de esforzarse en su crítica y denuncia de un mal gobierno, entonces abiertamente está proclamando que antes esa misma labor crítica fue deficiente.

    Si los grupos intelectuales, el periodismo, la charla popular o la opinión académica exigen más porque el presidente tiene una estatura moral distinta a sus predecedores, entonces implica una variación de estándar de acuerdo a la persona. Un estándar tan cambiante (cada seis años sería uno distinto) terminaría por comprobar que ni esos grupos tienen claro un modelo de nación o de gobierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

NEXT STORY

Close

Negligente, la SCJN al no reconocer carácter vinculante de AVG afirman abogadas

03/08/2020
Close