Sociedad y Justicia

Arzobispo de Guadalajara quiere que mujeres violadas den sus hijos a la iglesia

  • Francisco Robles propuso como alternativa al aborto que las mujeres violadas tengan al bebé y lo pongan en manos de la iglesia
  • Es el DIF el único organismo que puede arropar a los menores en condiciones similares

 

 

En Aguascalientes el arzobispo de Guadalajara, José Francisco Robles Ortega, propuso como una opción al aborto en caso de violación, que la iglesia católica se quede con los hijos producto del abuso sexual. 



Este jueves 15 de agosto el titular de la Arquidiócesis de Guadalajara estuvo de visita en Aguascalientes con motivo de la celebración de La Romería y por la mañana ofreció una conferencia de prensa acompañado por el obispo de Aguascalientes, José María de la Torre Martín. 

En la conferencia ambos líderes católicos fueron cuestionados sobre la disposición de la Suprema Corte de Justicia de la Nación para validar la NOM 046 en todo el territorio nacional incluido Aguascalientes, con lo cual las mujeres que fueron embarazadas producto de una violación pueden acceder a un procedimiento médico para interrumpir el embarazo antes de los primeras doce semanas de gestación en cualquier institución de salud pública. 

Según el obispo de Aguascalientes, con esta disposición no sólo se vulnera el derecho del inocente, refiriéndose al embrión, sino el de los médicos y enfermeros objetores de conciencia. Según la disposición de la SCJN, pese a ser objetores de conciencia, el personal médico debe practicar la interrupción del embarazo en caso de violación, sin embargo, el titular de la Secretaría de Salud del Estado de Aguascalientes, Sergio Velázquez García, al menos en la institución estatal ya se cuenta con personal dispuesto a realizar este procedimiento.

Aunque en su disposición la SCJN en ningún momento se refiere al castigo del violador, según José María de la Torre, el que la víctima pueda solicitar un aborto abrirá la posibilidad de que el victimario quede impune y por lo tanto vuelva a cometer el “mismo error”, incluso con la misma mujer: “Hasta pudiera darse que el mismo victimario lleve a la víctima a abortar y la siga usando”. 

Como la sentencia de la SCJN dispone que las víctimas de violación no tienen que iniciar un proceso judicial para solicitar el procedimiento ante las instituciones de salud, según el obispo aguascalentense, esta situación puede ser utilizada por individuos “adulterinos” o mujeres que en realidad no fueron violadas: “Una victoria pírrica de aquellos que promueven este tipo de libertades por encima de los derechos de los inocentes, tienen derecho a sus cuerpos las mujeres pero no sobre cuerpos ajenos”. 

Al tomar en cuenta lo señalado por De la Torre, el líder de la Arquidiócesis de Guadalajara propuso como una alternativa al aborto en caso de mujeres violadas, que tengan al bebé y lo pongan en manos de la iglesia: “La iglesia propone atender a la mujer injustamente tratada y violada. Una oferta que hace la iglesia es no abortes, pero te podemos ayudar con acoger el fruto que tú no quisiste, que tú no estás preparada para atender, no lo mates, entrégalo en adopción, es una alternativa para respetar”. 

Lo anterior pese a que la iglesia no tiene facultades, ni es un organismo que se haga cargo de los menores cuando son puestos en adopción, ya que existe el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia y la Dirección de Adopciones de la Procuraduría Federal de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, que son los organismos que dan acogida a los niños en estas condiciones.

Robles Ortega también criticó la repartición de preservativos como condones por parte de las instituciones públicas de salud, pues según él esta no es una forma adecuada para resolver el problema de los embarazos no deseados, sino que incluso puede “exasperar más el desorden por la sexualidad”. 

 

The Author

Carlos Olvera Zurita

Carlos Olvera Zurita

Nada, sólo 28 años de vida. Reportero en La Jornada Aguascalientes.

1 Comment

  1. Roberto Alcantara rojas
    16/08/2019 at 18:54 — Responder

    Carne para los curas pederastas?

¡Participa!