Sociedad y Justicia

Aventurada, cualquier aseveración sobre la disponibilidad de agua en la ciudad de Aguascalientes

  • No es posible perforar en Aguascalientes un pozo más
  • Del agua tratada que genera el municipio se reutiliza el 90 por ciento

 

 

El titular de la Comisión Ciudadana de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Aguascalientes (Ccapama), Refugio Muñoz de Luna, manifestó que es difícil determinar un tiempo en cuanto a la disponibilidad de agua, aunque hay quienes aseguran que restan de 10 a 25 años; de igual manera respondió a las voces que señalan la necesidad de perforar más pozos.



“En Aguascalientes no podemos perforar más pozos, simplemente podemos restituirlos para que tengan mejor caudal. Por ejemplo, en La Fátima no hicimos otro y dejamos en operación el que había, simplemente se clausuró el anterior. Contamos con los pozos que requiere la ciudad, aunque en algunos se está disminuyendo el caudal”, explicó el funcionario.

En cuanto a los años que restan al municipio para contar con el agua potable, Muñoz de Luna señaló que cualquier aseveración al respecto es muy aventurada y lo importante es apostarle al tema del reúso, al eficientar las plantas de tratamiento a pesar del municipio trata sólo el ocho por ciento del agua del estado y de ese porcentaje el 90 por ciento sí la utilizan. Ejemplificó que en los casos de los cotos que cuentan con plantas de tratamiento, riegan sus zonas verdes con esa agua, y el municipio hace lo mismo en camellones y grandes áreas como la Línea Verde: “El agua que nosotros tratamos sí se reúsa en una gran proporción, podemos decir que un 90 por ciento. Varios fraccionamientos cuentan con plantas de tratamientos y algunas empresas nos compran el agua para el sector de la construcción; el agua sí se reutiliza”.

Consideró que el problema del agua más que limitarse a la ciudad, corresponde a todo el estado en lo general, ya que el municipio capital utiliza el 13 por ciento del agua que se extrae, otro porcentaje igual entre todos los municipios y el restante es utilizado por el sector agrícola y ganadero.

Recordó que actualmente la profundidad en la que se detecta el agua en los pozos es ya de 250 a 500 metros, debido a que hay una interferencia de pozos por la cercanía entre unos y otros, lo cual provoca un macrocono y el tener que perforar a mayor profundidad.

En cuanto a la calidad del agua, aseguró que es aún buena en la ciudad, al recordar que la Cofepris es la que regula esta situación con la toma de muestras diarias a través de laboratorios externos, al momento el líquido se encuentra dentro de la norma.

 

The Author

Claudia Rodríguez Loera

Claudia Rodríguez Loera

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!