Opinión

Biarritz, el fulcro de la diplomacia / Taktika

Biarritz, Francia. 25 de agosto de 2019. Antes de degustar un opíparo desayuno, compuesto de huevos revueltos y salchichas de ternera, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y el primer ministro británico, Boris Johnson, intercambian bromas. Entonces, el altivo neoyorquino y el inglés de cabellera despeinada y rubia platino estallan en carcajadas y se señalan mutuamente con sus dedos índices. La escena es fotografiada y genera miles de memes, los cuales son la delicia de los twitterati.

Ya en un plano serio, Trump, refiriéndose al Brexit, dice: “Él no necesita ningún consejo, es el hombre indicado para el trabajo”. Luego, en tono bombástico agrega: “Vamos a tener un gran tratado de libre comercio, más grande de lo que hayamos tenido con el Reino Unido y ahora en algún punto ellos no tendrán el obstáculo, no tendrán el ancla alrededor de su tobillo”.

Johnson, más cauto, responde: “Estoy excitado”, y agrega: “Hablando del ancla, Donald, lo que queremos es que nuestros buques puedan levantar carga, digamos, de Nueva York a Boston, algo que por el momento no pueden hacer”. 

La escena arriba descrita sirve como prólogo al presente artículo el cual pretende analizar la serie de reuniones bilaterales entre varios líderes mundiales antes y durante la reunión cumbre del G-7 en Biarritz, Francia, la cual se convirtió en el fulcro de la diplomacia. Es decir, un punto de apoyo.

El 19 de agosto de 2019, en Fort de Brégançon, una fortificación medieval, el presidente de Francia, Emmanuel Macron recibió a su contraparte rusa, Vladimir Putin. La agenda entre ambos mandatarios fue vasta y compleja: el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático, Irán, Libia, Siria, y Ucrania. Al mismo tiempo, se tocaron temas de la agenda bilateral: el intercambio comercial, la promoción de la inversión, y las relaciones culturales.

La cuestión importante fue el mensaje enviado por Macron: Francia reconoce que en un ambiente dominado por el Brexit y el sentimiento aislacionista y proteccionista que prevalece en los Estados Unidos, Europa necesita un nuevo andamiaje “de seguridad y de confianza”. Para lograrlo, es imperativo que Rusia, “un país europeo en su corazón de corazones”, se integre a una “Europa que se extienda desde Lisboa a Vladivostok”1.

Del mediodía francés, la atención de la prensa internacional se centró en la peregrinación del primer ministro británico, Boris Johnson, por Alemania y Francia. En Berlín, Johnson tanteó la postura de su contraparte germana, Angela Merkel, respecto al Brexit. Las pláticas, a pesar de no coincidir en todos los puntos, estuvieron envueltas en “un espíritu de amistad, un espíritu del deseo de lograr un entendimiento, y un espíritu de convicción” de que ambos países “comparten los mismos valores”2.

El 22 de agosto, Johnson se entrevistó, en París, con Macron, quien tuvo que soportar el rústico comportamiento del premier británico, quien colocó sus zapatos encima de la mesa. A pesar de la descortesía, el líder francés dijo respetar la decisión soberana del pueblo británico de abandonar la Unión Europea. Sin embargo, el líder galo afirmó su posesión de “proteger y reforzar el proyecto europeo”3

Por su parte, Johnson, sin minimizar las tensiones por la probable implantación de una “frontera dura” con la República de Irlanda y el pago de £39 mil millones de libras esterlinas a Bruselas para acelerar el divorcio con la Unión Europea, centró su mensaje en los puntos que unen a los britanos y galos: la relación militar, los proyectos de infraestructura comunes, y el destino de sus respectivas diásporas una vez que se consume el Brexit.

Como se comenta al principio de esta colaboración, la reunión entre Johnson y Trump, acaecida en el Hotel du Palais, acaparó la atención de la prensa mundial, debido a que era la primera vez que ambos líderes anglófonos se encontraban. El tema central fue un posible acuerdo de libre comercio una vez que se consume el Brexit. Para tal efecto, los Estados Unidos y el Reino Unido acordaron establecer “Un Grupo de Trabajo Económico de la Relación Especial”4

Entonces, Macron efectuó un movimiento sorpresa que atrajo la atención de la opinión pública mundial: al margen de la Reunión del G-7, el ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Javad Zarif, arribó para conversar con el mandatario galo. En la agenda estaban asuntos regionales y el programa balístico de Irán.

La visita del diplomático iraní fue considerada como un movimiento dramático, debido a que los Estados Unidos se retiraron del Plan de Acción Integral Conjunto e implementaron sanciones económicas contra Teherán. Asimismo, el Reino Unido e Irán se han capturado mutuamente buques. Sin embargo, fuentes francesas informaron al periódico británico, The Daily Telegraph, que “Macron informó a Trump de la visita del ministro de Asuntos Exteriores de Irán durante el almuerzo y luego lo comentó con los demás líderes durante la cena el sábado por la noche”5.

El escribano concluye: la cumbre del G-7 fue un éxito personal para Emmanuel Macron, quien mostró su destreza en el ámbito diplomático, debido a que logró invitar a Irán y evitó que Donald Trump, a diferencia del año pasado, hiciera berrinche alguno. Sin embargo, la reunión de líderes también mostró profundas diferencias respecto a los temas torales de la agenda mundial: la guerra comercial entre China y los Estados Unidos; la salida del Reino Unido de la Unión Europea, el Brexit; y los incendios en la Amazonia –aquí el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro- mostró su ínfima calidad humana, debido a que se mofó de la edad de la esposa del presidente francés, Brigitte Macron.

Aide-Mémoire.- El presidente Andrés Manuel López Obrador conversó con un “un hombre de moderación y temperamento cuidadoso”: el embajador estadounidense, Christopher Landau, quien, con gran olfato político, solicitó “la autorización” del Gobierno de México para que su primera visita “fuera de la Ciudad de México” se realice “probablemente en Tabasco”.

 

1.- Presidents of Russia and France made press statements and answered media questions: https://bit.ly/2NkOgIH 

2.- Brexit dominates inaugural visit: https://bit.ly/2HuhHV0 

3.- Déclaration conjointe d` Emmanuel Macron et Boris Johnson, Premier minister du Royaume-Uni: https://bit.ly/33ZDEVL 

4.- Joint Statement following meeting of PM and US President: 25 August 2019: https://bit.ly/2zt7lQV 

5.- Iranian foreign minister Javad Zarif arrives in Biarritz in surprise visit to G7 leaders’ summit: https://bit.ly/30A4OQS 

 

 

 

The Author

Soren de Velasco Galván

Soren de Velasco Galván

No Comment

¡Participa!