PortadaSociedad y Justicia

Coneval no debe de desaparecer, pues también monitorea programas federales

  • Si el Coneval desapareciera o se redujera, se perdería el punto de vista externo al Inegi y al del propio Gobierno Federal
  • El Colegio de Economistas de Aguascalientes considera contradictoria la posible desaparición del Coneval

 

 

El 25 de julio, el presidente Andrés Manuel López Obrador comentaba que no se descartaba la desaparición del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), pues esta clase de organismos eran “aparatos burocráticos, onerosos” que además gastaban más recurso en sus edificios que en sus estudios. Cuatro días después el presidente replicó que no, que tal institución no desaparecería.



Antes todavía, el 20 de julio, la Secretaría de Bienestar a través de su portal dio un comunicado diciendo que “La Secretaría reconoce la importancia que tiene la labor que realiza el Coneval, toda vez que, la evaluación de los programas sociales y la medición de la pobreza en México, son estratégicas para la correcta implementación de políticas públicas efectivas.

“No existe un proceso de desmantelamiento del Coneval. La Secretaría de Bienestar considera fundamental que el Coneval continúe operando con normalidad en pleno ejercicio de sus funciones como órgano de observación y evaluación de la política social”.

Entre las discrepancias que el Gobierno Federal crea entorno a la desaparición, o no, del Coneval, la ciudadanía queda incierta sobre qué pueda pasar. Dafne Viramontes, secretaria de Estudios de Género del Colegio de Economistas del estado, comenta que es “extremadamente preocupante que se piense en la desaparición o en la reducción del Coneval, porque es uno de los principales institutos a nivel nacional que se encarga de evaluar uno de los proyectos más importantes de este gobierno, que es la pobreza”, haciendo énfasis en lo contradictorio que se vería el Gobierno Federal al remover o reducir al organismo que puede atribuir información para reducir la pobreza. 

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) trabaja de la mano con el Coneval; tal es el caso del último reporte de información que contiene diez años de medición de la pobreza del 2008 al 2018, en el que Aguascalientes mostró una mejora tanto en condiciones de pobreza como de pobreza extrema. 

El mismo 25 de julio, Andrés Manuel López Obrador, dio a entender que ya se tenía al Inegi, el cual se encarga también de medición de crecimiento económico y pobreza: “Independientemente de si Inegi puede hacerlo, es importante tener un organismo externo”, explica Dafne Viramontes. 

En el Colegio de Economistas de Aguascalientes consideran que el Coneval tiene un papel crucial en la medición de los tópicos que tiene encargados y que son necesarios para poder saber en dónde comenzar un cambio. El organismo también realiza evaluaciones de programas federales como el de Estancias Infantiles para Apoyar a Madres Trabajadoras y/o Padres solos el cual sí fue monitoreado (2017-2018), para ver qué tan bien estaba funcionando. La evaluación de estos programas podría servir para verificar si todos los proyectos inscritos en el gobierno de austeridad están siendo correctamente regulados y si el apoyo está llegando, además de que podría medir también su impacto en la sociedad y en la economía.

 

The Author

Adrian Javier Flores Nieves

Adrian Javier Flores Nieves

No Comment

¡Participa!