Opinión

Congresito, TJE, FHe, 4T y MC/ Lógica Ciudadana

Después de varias semanas de ausencia de este humilde texto dominical, hoy, gracias a la generosidad de esta casa editorial, estamos de vuelta.

La ausencia se debió, creo, a un lapsus de ansiedad mezclado con frustración y sentimiento de impotencia fruto de la manera tan pendeja y mediocre de la mayoría de los políticos (dice el amigo Gilberto Carlos Ornelas que en sociología nunca hay que totalizar, o algo así entendí), y es que, cuando las personas hacen o no, tal o cual cosa consecuencia de la ignorancia hasta cierto punto hay que dispensar ese actuar, sin embargo no se puede pretender ocupar un cargo de elección popular sin tener siquiera la intención de aprender el oficio para el cual se fue postulado.

Como reportero de La Jornada Aguascalientes tuve la responsabilidad de cubrir la fuente del Congreso del Estado, lo que me permitió conocer a la mayor parte de las y los diputados que han pasado por ahí desde la sexagésima legislatura, aquella que acompañó a Carlos Lozano de la Torre en la primer parte de su sexenio; y es penoso ver como cada legislatura llegan personas que no sólo carecen de inteligencia y ética, sino también de huevos y ovarios (por aquello de la paridad de género) o simplemente aquellos que sólo van a cobrar. Los faltos de inteligencia podrían tener la disculpa de que la naturaleza no les dotó ella; pero el resto, los agachones y huevones, ¿qué disculpa tienen?

Recurrentemente, por no decir siempre, olvidan que están sentados en la curul para representar a la sociedad, a la ciudadanía; que están ahí para que hacer posible que el bien común sea para la comunidad en general, dejando a tras las líneas partidistas o los intereses de grupo.

Para cerrar este breviario incultural, sólo le haré un recordatorio a las y diputados para que vean que soy hablador pero no mentiroso… ¿Cuándo piensan sacar la convocatoria para nombrar al titular del Órgano Superior de Fiscalización del estado? Para aquel o aquellos diputados que no sepan de que hablo es a lo que sus asesores llaman Osfags, pregúntenles si es que tienen uno bueno o de perdida tienen alguno. Si no se habían dado cuenta, el último que nombraron no les duró en el cargo más que un mes, así que ya es hora que le pregunten al señor gobernador que hacer al respecto, sobre todo aquellos de la oposición. Aunque, pensándolo bien busquen primero a quien preguntarle porque el sexenio se terminó al día siguiente de la última elección.

Está semana que terminó, regresó Teresa Jimenez Esquivel a encabezar el gobierno de la capital, lo que motivó un revuelo en redes sociales, tanto en positivo como en negativo; lo que no entienden sus detractores es que para la presidente municipal (lo que correcto es presidente, no presidenta, antes de que empiecen con su seudo paridad ortodoxa) si se le trata de atacar sólo se logrará martirizarle y abonar a su imagen pública, esto gracias a la estrategia de tierra y de comunicación que su equipo ha logrado articular; la única manera posible de detener la marcha de la joven política para que sea candidata a gobernadora es que el gabinete del palacio vecino haga lo que no han hecho en todo el sexenio, diseñar e implementar políticas públicas eficaces y de gran calado, de ahí los mejor librados son el secretario de finanzas Jaime González y el secretario de turismo, presidente del Patronato de la Feria y similares y conexas , Jorge López.

El exsenador panista Fernando Herrera Ávila, actualmente vocero del Comité Ejecutivo Nacional de Acción Nacional (por cierto sub-aprovechado, pues comunica políticamente mejor que su presidente) ha manifestado por lo menos dos veces de manera pública su intención para ser candidato a gobernador por el blanquiazul. De manera personal creo que es uno de los políticos mejor preparados del estado, con visión de futuro, estadista y lo más importante con idea de gobernar un estado y no solo de administrar un rancho. Lo que necesita el tocayo, desde el humilde punto de vista de este aún más humilde servidor, es acercarse más a la base, con un mensaje sencillo pero firme, que también arrope a la raza en general, quitarse la imagen solemne y permitir dejar ver la humanidad que guarda, dejar atrás la imagen de político tradicional.

Hablando de enchiladas, les vendo un puerco… Siempre he estado de acuerdo en que el país requiere que empecemos a hacer las cosas de manera diferente, pero no estoy seguro de que la 4T lo esté haciendo del todo bien, repito del todo bien. En nuestro caso generacional sería incongruente no pretender cambiar nuestras circunstancias actuales y futuras, sin embargo las decisiones presidenciales no son las más correctas, adecuadas o acertadas y, congruentes con nuestra naturaleza de sumisión presidencial, los contrapesos de los poderes de la unión no realizan esa función. Los partidos políticos tampoco lo hacen, obviamente los morenistas son aplaudidores y matraqueros de AMLO, los aliados no son críticos y la oposición no ha sabido ser inteligente y propositiva, si no le ponemos freno a las ocurrencias mañaneras y mitineras, seguro nos vamos al despejeñadero.

Quienes han logrado articular una comunicación política diferente a nivel nacional son algunos jóvenes pertenecientes a Movimiento Ciudadano, sin embargo corren el riesgo de solo quedar en el limbo de la crítica y no aportar con propuesta. En el caso de Movimiento Ciudadano Aguascalientes, para ser una opción sería y convertirse en una fuerza política congruente y consistente requiere no sólo la política de reflector que luego se presta a la simulación, como ya lo vivió el PRI con sus jóvenes; si es importante comunicar por redes sociales pero también hace falta salir a la calle para convencer a las personas con argumentos y propuestas, viéndolas de frente.

 

@aguileralespron

 

The Author

Fernando Aguilera Lespron

Fernando Aguilera Lespron

No Comment

¡Participa!