Opinión

El Gran Reemplazo: El Evangelio del Nacionalismo Blanco / Taktika 

El Paso, Texas. 3 de agosto de 2019. Luego de manejar por diez horas, Patrick Crusius -un inadaptado joven, de raza blanca- entra a un centro comercial, cuyos clientes, en su mayoría, son mexicanos o estadounidenses de origen mexicano. El terrorista dispara su rifle de asalto AK-47, conocido coloquialmente como cuerno de chivo, contra la clientela, en la cual provoca el pánico. Al mismo tiempo, en la web, aparece un documento intitulado La Verdad Inconveniente

En el mamotreto, Crusius manifiesta su apoyo al ataque, ocurrido en marzo próximo pasado, contra una mezquita en Christchurch, Nueva Zelanda. Asimismo, el homicida declara que el asalto es “una respuesta a la invasión hispana de Texas”, debido a que “la alta población hispana en Texas nos convertirá en un bastión demócrata”. Por ello, “los hispanos tomarán el control de los gobiernos estatal y local de mi amado Texas, cambiando la política para adaptarla mejor a sus necesidades”. Luego, agrega: “Mis opiniones sobre la automatización, la inmigración y el resto anteceden a Trump y su campaña para presidente. Coloco esto aquí porque alguna gente culpará al presidente o a ciertos candidatos presidenciales por el ataque”.

Las escenas arriba descritas sirven como prólogo al presente artículo el cual pretende explicar cuál es el origen y las tesis del evangelio del nacionalismo blanco: El Gran Reemplazo y cómo éste ha influido en los ataques de odio a escala global.

Desde el siglo XVI, la supremacía europea en los asuntos internacionales fue un hecho incuestionable. España, Francia e Inglaterra ejercieron el señorío. Sin embargo, la Primera Guerra Mundial (1914-1918) contribuyó al declive de la preponderancia del Viejo Mundo. No obstante, tras el fin de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), el manto de liderazgo global fue asumido por una nación preponderantemente blanca, anglosajona y protestante: los Estados Unidos de América.

Las antiguas metrópolis europeas debieron conformarse con un rol más modesto en el escenario global. Asimismo, para apoyar a su menguada demografía, permitieron el ingreso de inmigrantes provenientes de sus colonias: Alemania recibió turcos; Francia acogió argelinos, marroquíes y senegaleses; e Inglaterra albergó africanos, caribeños y habitantes del subcontinente indio. 

El primer grito a favor del nacionalismo blanco y en contra de la inmigración proveniente de las viejas colonias fue pronunciado por un distinguido veterano de guerra, devoto lector de Tucídides y Friedrich Nietzsche, y anti-nazi convencido: Enoch Powell. El político británico pronosticó, en un discurso inspirado en La Eneida de Virgilio, tensiones raciales para Inglaterra: “Miro hacia adelante, estoy lleno de presentimientos; como el romano, parezco ver ‘el río Tíber espumante con mucha sangre’”1.

Powell fue removido del gabinete británico en la sombra y jamás volvió a ocupar una posición prominente. Sin embargo, recibió 120 mil cartas a su favor y una encuesta de Gallup mostró, en abril de 1968, que el 74 por ciento de los entrevistados se mostraban de acuerdo con la postura expuesta en su alocución.

La segunda inspiración del nacionalismo blanco proviene del escritor francés Jean Raspail, cuya novela Le Camp des saints (traducida al español como El desembarco) tiene como tema central la ocupación de Francia por inmigrantes indios, los cuales instalan “La Comuna Multirracial de París”. Asimismo, en Inglaterra, la reina Isabel II se ve forzada a casar al príncipe de Gales, Carlos, con una mujer pakistaní. Por último, millones de chinos invaden Siberia.

Para los nacionalistas blancos, El desembarco adquirió el estatus de Mein Kampf, el evangelio nazi de odio y destrucción escrito por Adolf Hitler. Igualmente, los conservadores estadounidenses William F. Buckley Jr. y Mackubin Thomas Owens la consideraron “una gran novela” y advirtieron que Raspail era “un adelantado a su tiempo por demostrar que la civilización occidental había perdido su sentido de propósito y de la historia -su excepcionalismo-”2

Tercero, la autora británica de origen egipcio, Bat Ye´or, ha popularizado el término Eurabia, para referirse a una Europa sodomizada intelectualmente por el islam, el antiamericanismo y el antisemitismo. Para la escritora, esto es el resultado de una conspiración entre elementos islámicos radicales, por una parte, y de fascistas y neonazis, por otra.

Powell, Raspail y Ye´or son la tríada intelectual que sustenta El Gran Reemplazo, un libro escrito por el francés Renaud Camus. Para el erudito, la presencia de los musulmanes en Francia es el embrión de la potencial destrucción de la cultura y civilización francesas. De acuerdo al intelectual galo, esto forma parte de un plan de las élites globalizadoras y liberales. 

El huevo de la serpiente, empollado intelectualmente por Camus, pronto se quebró: Brenton Harrison Tarrant, un nacionalista blanco australiano, atacó, en marzo de 2019, una mezquita en Christchurch, Nueva Zelanda. Para justificar su barbarie, Tarrant escribió que su inspiración provenía de Anders Breivik, el supremacista blanco noruego que asesinó a 77 personas en 2011, y de una visita a Francia, en 2017, donde pudo constatar que la tesis de Renaud era cierta: “En cada ciudad francesa, en cada pueblo francés los invasores estaban ahí”.  

Asimismo, Tarrant declaró su admiración por Donald Trump, de quien dijo: es “un símbolo de la renovada identidad blanca”, pero lo criticó como líder y responsable político. Por último, se declaró un partisano que combate a “una fuerza ocupante” y que no sentía remordimiento por el ataque, sino que lamentaba “no haber podido matar más invasores y traidores también”3.

El escribano concluye: el movimiento nacionalista blanco y la derecha alternativa conciben que Donald Trump, con su mensaje racista y xenófobo, es su paladín; el crótalo neoyorquino derramó lágrimas de cocodrilo cuando envió sus condolencias a Andrés Manuel López Obrador por la barbarie perpetrada en El Paso; México ha adoptado la respuesta correcta ante el ataque terrorista contra nuestros connacionales en territorio estadounidense; México debe reforzar la seguridad de su Embajada, sus cincuenta consulados y sus centros culturales en la Unión Americana; y, lamentablemente, la sombra infecta del racismo y la xenofobia no ha desaparecido. 

Aide-Mémoire. Boris Johnson ya se dio cuenta que el Brexit “duro” no será tan fácil de conseguir. 

1.- Enoch Powell´s “Rivers of Blood” speech, https://bit.ly/2qOSQ50 

2.- What an Off-Putting French Novel Can Tell Us about Immigration, https://bit.ly/2KyDKuk 

3.- The Great Replacement, https://bit.ly/2Oa4QcL 

 

The Author

Soren de Velasco Galván

Soren de Velasco Galván

No Comment

¡Participa!