Educación

En 43 escuelas de Aguascalientes se han desviado las aportaciones escolares

  • Los miembros de la mesa directiva toman prestado el dinero, no pueden justificar su gasto, lo roban o compran cosas que no sirven a la institución
  • 85 casos fueron detectados en el pasado ciclo escolar, 42 se resolvieron
  • Padres deben mostrar interés para evitar estos actos de corrupción

 

Actualmente hay 43 casos activos de desvíos de las cuotas escolares en las escuelas de Aguascalientes según Viridiana Amaya Guerrero, presidente de la Asociación Estatal de Padres de Familia de Aguascalientes (Aepfa), en total, desde mayo se han atendido 85 casos. 

Todos los años, en la inmensa mayoría de las instituciones públicas de educación preescolar, primaria y secundaria, una vez que se constituyen las mesas directivas de padres de familia y de que éstas realizan un plan anual y una ruta de mejora, piden a los padres de los alumnos las aportaciones voluntarias. 



Para guardar las aportaciones, el presidente de la mesa directiva y el tesorero deben abrir una cuenta mancomunada en un banco en la que depositen el monto acumulado, cuenta de la cual deben extraer los recursos que vayan necesitando para la compra de los artículos que beneficien a la población estudiantil.

Sin embargo, esto no siempre ocurre, pues como indicó Viridiana Amaya, actualmente están en proceso de resolución 43 casos en los que las mesas directivas de las escuelas de Aguascalientes incurrieron en desvíos de recursos, ya sea por dinero que no fue justificado o por productos que salen de las necesidades estudiantiles. 

Las mesas directivas deben justificar mediante los libros contables y los aguilones que presentan a la Aepfa los ingresos, egresos y donaciones, pues cada dos meses se realizan las auditorías, según Amaya Guerrero. 

Como apuntó Viridiana Amaya, fue en mayo cuando se le nombró presidente de la Aepfa, entonces recibió 39 casos de desvíos identificados por la anterior administración, a los que se sumaron desde entonces 46 nuevos desvíos, llegando a un total de 85 casos atendidos durante la actual administración, de los cuales se han conciliado 42 (doce de la pasada administración), mientras que los otros 43 siguen en proceso. 

La presidente asumió el cargo en mayo, pero, recordó Amaya Guerrero, desde enero la Aepfa estaba sin presidente, por lo que en cinco meses no hubo auditorías, los padres corruptos aprovecharon la situación. 

Los casos, detalló la presidente del organismo, se han estado conciliando con las mesas directivas, ya sea justificando con facturas, recibos de pagos y de cobro, o haciendo que quienes fueron los culpables del desvío firmen pagarés o haciéndolos pagar, logrando recuperar dinero para las escuelas. 

En algunos de estos casos, indicó la titular, estos casos consisten en abuso de confianza por parte de los miembros de la mesa directiva, pues suele ocurrir que los miembros tienen necesidades económicas en su vida personal y agarran dinero prestado de la cuenta mancomunada: “Se les hace fácil agarrar, decir que luego lo pagan, pero no se trata de eso, se trata de saber que es un recurso económico que no es nuestro, que le pertenece a la comunidad y que es de la comunidad, es un dinero público”.

En otros muchos casos, continuó Viridiana Amaya, la mesa directiva no puede justificar el gasto de los recursos al carecer de recibos de pago, de cobro o facturas, mientras que en otros justifican la compra de productos no permitidos, como el caso de un presidente que intentó justificar que se gastó el dinero en la fiesta de 15 años de su hija.

Además también hay casos en los que los miembros de las mesas directivas simplemente se quedan con el dinero, como en la Primaria Gámez Orozco de la Colonia La Fátima, donde el tesorero que estuvo en el Ciclo Escolar 2018-2019 se quedó con los 40 mil pesos, pese a que hizo una usurpación de funciones, sustituyendo al que había sido elegido, lo cual derivó en una persecución de oficio. 

Pese a que no se conoce cuánto dinero confiaron los padres de familia de Aguascalientes en el pasado ciclo, las aportaciones en preescolar suelen rondar entre los 250 pesos anuales más las mensualidades que son de entre 80 a 100 pesos, las de primarias están entre los 250 y los 400 pesos y en la secundaria de 350 a 550 pesos: “En las secundarias es donde más se genera el dinero y los problemas son más grandes porque son más alumnos”. 

Pese a que el tesorero y el presidente de la mesa directiva deben abrir una cuenta mancomunada, Amaya Guerrero lamentó que en todos los casos los miembros de la mesa se ponen de acuerdo para desviar el dinero, “Incluso nos ha tocado que hasta administrativos de las escuelas se ponen de acuerdo”.

Estos desvíos, agregó la presidente, sólo pueden ocurrir ante el desinterés en la vida escolar del resto de los padres de la comunidad: “El desinterés de los papás es muy, muy grande, no se interesan por las actividades que hacen los miembros de las mesas directivas y les dejan toda la responsabilidad a ellos, al final cuando ya se termina el ciclo escolar vienen los reclamos”. 

El desinterés, añadió Viridiana Amaya, es tan grande que los padres ni siquiera se preocupan por elegir tesoreros, vocales y presidentes que sean personas honorables, que tengan una buena reputación y que se sepan cómo personas trabajadoras.

Sin embargo, si un padre quiere conocer qué pasa con el dinero puede acercarse a la Aepfa o puede hacerlo directamente a la mesa directiva de su escuela para pedir una rendición de cuentas, que los muestren los libros contables que siempre deben estar en la institución. 

 

The Author

Carlos Olvera Zurita

Carlos Olvera Zurita

Nada, sólo 28 años de vida. Reportero en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!