Opinión

La cabeza del movimiento feminista / Análisis de lo cotidiano

El 19 de agosto de 1536, hace casi cinco siglos, rodó la cabeza de Ana Bolena, la segunda esposa de Enrique VIII, Rey de Inglaterra. Ella fue la primera aristócrata inglesa que tuvo un título nobiliario, fue considerada en su tiempo la mujer más influyente en la corte, en toda la historia del Imperio británico. Nada de eso le valió contra el machismo de su marido, de la corte y de las costumbres de todo el pueblo inglés. Al no tener un hijo varón y además por su afán de andar conquistando jovencitas, el Rey involucra al cardenal, obispos y señores de su cámara de poder, para acusarla de incesto, adulterio, traición y muchos infundios más y ordena su decapitación. Este mismo día, pero de 1874, en Francia se emite la ley que prohíbe que las mujeres trabajen en las minas. Sin duda un gran logro en la protección de las damas que anteriormente eran tratadas como obreros fuertes, sin ninguna consideración para sus embarazos, puerperios ni periodos menstruales. Hace 57 años, sin embargo, una mujer famosa en todo el orbe, Marilyn Monroe le canta “Feliz Cumpleaños” al presidente John Kennedy, lo cual confirma su relación amorosa y vuelve a colocar a la mujer en el rol de objeto sexual manipulable por los poderosos, tanto de Hollywood como de la Casa Blanca. Este mismo día, pero sólo un año después la rusa Tamara Press sorprende al mundo del olimpismo con un soberbio lanzamiento de disco de casi 60 metros que establece récord mundial que había de durar más de veinte años. Lo cual coloca a la mujer como capaz de grandes hazañas deportivas que anteriormente se consideraban exclusivas del varón. Claro que no se salvó de acusaciones de hermafroditismo, para tratar de quitarle mérito. Después de sus logros en la pista fue una notable pedagoga. Y para completar la importancia de este día, tenemos que con esta fecha de este mismo año se presentó el libro 20 Enigmas de Sor Juana, la primera feminista de América e incluso para su época, mucho más destacada que las escritoras europeas. Quien siempre defendió a la mujer como la contraparte del hombre, con su propia personalidad y propias destrezas, sin confundirse al pretender ser como ellos. El 26 de agosto de 1970 ocurrió la gran Marcha del Movimiento de Liberación de la Mujeres en varias ciudades de Estados Unidos, incluida coincidentemente dentro de la intensa campaña contra la Guerra de Vietnam y consecuencia también del surgimiento Hippie. Por ello da tristeza que en pleno siglo XXI todavía se siga viviendo la confusión. En días pasados una multitud de damas y algunos caballeros realizan una manifestación en las calles de la Ciudad de México para protestar por el pésimo manejo que las autoridades han dado al caso de la violación de una joven de 17 años por cuatro policías. Hasta ahí, muy auténtico, valioso y justo. Pero volvieron a caer en la confusión de vandalizar comercios y monumentos públicos que son obra de arte como la Columna de la Independencia, como si fueran hombres. La masculinización del movimiento feminista les resta méritos. Aplaudimos su valor y determinación, pero no su confusión. Vuelvan a leer a Sor Juana.

 

hecgrijalva@hotmail.com



 

The Author

Héctor Grijalva

Héctor Grijalva

No Comment

¡Participa!