Educación

Los precios de los útiles escolares los regula el mercado

  • La Profeco no tiene injerencia y sólo puede sugerir
  • Los precios de la Feria de Regreso a Clases 2019 buscan ser el mejor mercado para beneficiar la economía de las familias
  • Aunque la Procuraduría no puede imponer costos, atribuirá sugerencias para la venta de productos con los comerciantes de la Feria de Regreso a Clases 

 

 

Carlos Olvera, encargado de despacho de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), detalla que a partir del 17 de agosto y hasta el 1 de septiembre, en el Andador José María Chávez se estará llevando a cabo la Feria de Regreso a Clases 2019, se pondrán a disposición de la ciudadanía alrededor de 23 comerciantes de útiles de Aguascalientes, con motivo de las compras de éstos productos que pueden representar un gasto relevante en la economía de las familias. También se ofrecerá gratuitamente un servicio de estética para el cabello, orientado a niños de familias con escasos recursos.

Por parte de la oficina se tiene una comunicación estrecha con los comerciantes que ofrecerán sus productos para la verificación de precios. En la Feria también se tendrá un módulo de información al consumidor y del quehacer de la Profeco. Aunado a lo anterior, Carlos Olvera confirma que parte de la plantilla estará haciendo recorridos para revisar que los precios sean competitivos y atractivos para los compradores. 

Los precios para los útiles los regula el mercado, su oferta y su demanda: “Propiamente Profeco solamente interviene en la canasta básica”, dice el titular de la oficina de la Procuraduría en la entidad, no obstante, se buscarán precios competitivos que beneficien a los consumidores. La dependencia ha hecho un exhorto a los vendedores para que se permitan ver descuentos de hasta el 30 por ciento, pero no se sabe con certeza cuáles serán los que se podrán encontrar en la Feria de Regreso a Clases 2019. Además, se le dará a los comerciantes preciadores con costos que la Profeco sugiere, aunque éstos no están obligados a usarlos, pues como el mismo encargado del despacho confirmó, los precios son regulados por el mercado y en esos la Procuraduría no tiene injerencia. 

Carlos Olvera explica que las escuelas constituidas legal y debidamente están obligadas a ofrecer un comprobante en la adquisición de cualquier producto, así como requerir factura de la misma, en caso de no hacerse efectivo, se invita a hacer la queja pertinente. 

En caso de que los precios de lo útiles no estén regulados correctamente, existen dos posibilidades: interponer una queja formal a través del departamento de servicios o realizar una denuncia en verificación y vigilancia, estos “son los dos rieles donde transitan los derechos del consumidor”, destaca Carlos Olvera. En lo que va del año no se han presentado quejas de esta índole ante la Profeco. En el 2018 sólo se presentaron dos quejas: una de reclamación por garantía en mochila y otra de reclamación por no querer respetar el precio en cuadernos. La obligación actual de la Procuraduría, y en el caso específico de los útiles, es empoderar al consumidor con información para que tome la decisión que mejor se presente para su economía, aunque debido al gasto que representa en estas temporadas es necesaria una regulación de precios. 

 

The Author

Adrian Javier Flores Nieves

Adrian Javier Flores Nieves

No Comment

¡Participa!