Opinión

Prioridades para la salud / El apunte

Para el Observatorio Nacional de Enfermedades no transmisibles (OMENT), este tipo de enfermedades como la diabetes, la obesidad y las enfermedades cardiovasculares, constituyen un reto importante para los sistemas de salud en todo el mundo. Dada la transición epidemiológica, su frecuencia se ha venido incrementando de forma importante en los últimos años. 

De acuerdo con la OMS, las ENT ocasionan anualmente cerca de 41 millones de defunciones, cifra que representa el 71% (n=41 millones) de la mortalidad global. De los 41 millones de defunciones por enfermedades no transmisibles, las enfermedades cardiovasculares ocupan el primer sitio con un total de 17.9 millones de defunciones (44%), seguida en segundo lugar por el cáncer con 9 millones (22%), enfermedades respiratorias crónicas con 3.8 millones (9%) y la diabetes con 1.6 millones (4%). 

Casi todos los ODS de la Agenda 2030 están directamente relacionados con la salud o van a contribuir a la salud de manera indirecta. El Objetivo ODS 3 establece específicamente “Asegurar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades”. Estas nuevas metas, construidos sobre los progresos realizados en los ODM, reflejan un nuevo enfoque en las enfermedades no transmisibles y el logro de la cobertura universal de salud.



El tabaquismo, la inactividad física y las dietas poco saludables constituyen los principales factores de riesgo para el desarrollo de las ENT; de su control dependerá la reducción de estas enfermedades. 

Durante el período quinquenal, tenemos que los estados que reportaron las mayores tasas de incidencia de diabetes tipo 1, fueron Aguascalientes, Baja California Sur y Campeche, con tasas anuales por encima de los 40 casos por cada 100 mil personas.

La incidencia promedio de diabetes mellitus tipo 2 por estado en nuestro país, durante los últimos cinco años, se encuentra por encima de los 200 casos por cada 100 mil habitantes. El estado de Morelos fue la entidad que reportó la tasa más alta con 534.77 casos por cada 100 mil habitantes, seguida por los estados de Aguascalientes y Sinaloa con tasa de 519.41 y 518.66 casos, respectivamente. Por otra parte, los estados de Quintana Roo, Guanajuato y Puebla, presentan las tasas más bajas con 228.07, 231.76 y 239.91 casos de diabetes mellitus tipo 2 por cada 100 mil habitantes.

Durante 2016 y 2017, Aguascalientes se mantuvo como la entidad con la incidencia más alta de diabetes tipo dos, con 554.20 y 522.68 casos por cada 100 mil habitantes, respectivamente.

La incidencia de la hipertensión arterial promedio a lo largo del periodo 2010-2018; presenta al estado de Sinaloa con la tasa más alta, con un total de 1023.56 casos de hipertensión arterial por cada 100 mil habitantes, seguido por Aguascalientes con 778.23. Por otra parte, los estados de Quintana Roo y Oaxaca fueron las entidades con la incidencia más baja de hipertensión 223.02 y 244.51, respectivamente.

En relación con la mortalidad en México, el Inegi estimó que para el año 2017, la diabetes constituyó la segunda causa de muerte en el país con el 15.2% (n=106,525) del total, únicamente por debajo de las enfermedades cardiovasculares que ocasionaron un total de 141,619 defunciones (20.1%). Además, se estima que, del total de pacientes con diabetes, el 90% está asociado a sobrepeso y obesidad. 

 

Mapeo de la incidencia Obesidad por entidad federativa, México 2018

Fuente: SSA/DGE/SUAVE

 

Para 2014, la incidencia promedio de obesidad reportada en los 32 estados de la República era de 16 casos por cada 100 mil habitantes; sin embargo, en los últimos años se ha incrementado de forma importante alcanzando los 610 casos incidentes de obesidad por cada 100 mil habitantes, para el año 2018. 

Para el año 2018, la incidencia de la obesidad se ha multiplicado por diez, se presenta con mayor frecuencia entre el grupo de 25 a 44 años de edad, el cual ocupa el 38.22 % del total de los casos, seguido en segundo lugar por el grupo de 50 a 59 años de edad con el 15.19%; en lo que refiere a la distribución por sexo se reporta que el 36.2% son hombres y el 63.8% mujeres, con una razón Hombre: Mujer de 0.56.

 

Casos incidentes de Obesidad registrados mediante la Vigilancia Convencional, México 2011 -2017

Fuente: SSA/DGE/SUAVE

 

Distribución de casos de Obesidad, por edad y sexo, México 2015

Según la OMS, el logro de las metas de ODS 3 para las ENT requerirá importantes intervenciones para hacer frente a un contexto caracterizado por envejecimiento de la población, la rápida urbanización no planificada y la globalización de los mercados que promueven la inactividad física y dietas poco saludables, para centrarse en el desarrollo e implementación de planes nacionales, subnacionales y locales fuertes que hagan hincapié en la prevención, el acceso a la activación física y al tratamiento para todos.

 

The Author

Eugenio Herrera Nuño

Eugenio Herrera Nuño

No Comment

¡Participa!