Cultura

Si cambiara ley de CTI, tendría que ser  sólo para mejorar 

  • Pro Ciencia Mx dio a conocer sus propósitos de que el conocimiento científico contribuya al desarrollo nacional y de preservar espacios de expresión de la comunidad científica 
  • Si bien es urgente una nueva Ley que responda a los cambios contenidos en la redacción del Artículo 3, es importante la participación de las instituciones científicas de todo el país

 

En la redacción del Artículo 3 constitucional, que incluye por primera vez el acceso a la ciencia y a los beneficios que de ella deriven, una nueva Ley de Ciencia y Tecnología sería una puerta abierta a nuevas condiciones; sin embargo, “no se trata de cambiar por cambiar, si lo hacemos, tiene que ser para mejorar”, opinó la doctora Alma Maldonado integrante de ProCiencia MX, grupo que en conferencia de prensa dio a conocer una lista de cinco propósitos. 

Si bien es urgente una nueva Ley que responda a los cambios contenidos en la redacción del Artículo 3, es importante la participación de las instituciones científicas de todo el país, ya que al ser una ley federal, ésta definirá cuáles son las acciones también en el ámbito estatal y municipal.

Por ello debemos “discutir desde la pluralidad, pues la constitución también incluye apoyar el desarrollo de la investigación científica y las maneras de financiamiento. Llegar a 1 por ciento del PIB (como inversión en ciencia y tecnología) ha sido un sueño largamente acariciado”, comentó David Romero Camarena, investigador en el Centro de Ciencias Genómicas. 

La defensa de los derechos de los ciudadanos a gozar de los beneficios del desarrollo de la ciencia y la innovación tecnológica es uno de los cinco propósitos de trabajo que la Red de científicos de Pro Ciencia Mx dio a conocer esta mañana. 

Los restantes cuatro son: impulsar la ciencia como medio fundamental para el desarrollo y el bienestar social; la defensa de los espacios colegiados y autónomos de participación de las comunidades científicas y tecnológicas en la toma de decisiones del sector; la garantía de libertad de investigación y su financiamiento, y la defensa de la plena autonomía de las universidades, centros e institutos de investigación. 

La red engloba a miles de académicos de distintas instituciones de investigación del país y surgió para abrir un canal de diálogo, así como para crear un espacio de reflexión y de creación de propuestas en torno a la ciencia. 

“Convencidos de que el bienestar de sus pueblos depende en parte de lo que sus científicos puedan descubrir”, leyó el doctor Heriberto Avelino, investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). 

“Estamos a favor de un cambio, pero creemos que algunos de los cambios (…) tienen que ser procesados de otra manera”, concluyó el científico Romero Camarena.

 

Con información del FCCyT

 

The Author

Redacción

Redacción

No Comment

¡Participa!