PortadaSociedad y Justicia

Verónica Delgadillo: ser oposición

  • El gobierno no está trabajando de mano de los ciudadanos, es un gobierno que está dejando muchas agendas en el rezago
  • Lucha como niña, una campaña para hacer reflexionar en torno al papel de las mujeres en México y en el mundo

 

 

“Mi principal compromiso como legisladora es poner en la agenda del debate público los temas que millones de mexicanos queremos que sean discutidos y defenderlos desde la máxima tribuna, alzar la voz por ellas y por ellos que no tienen voz, alzar la voz por la naturaleza, que la tiene pero no la queremos escuchar, alzar la voz para transformar la política que tanto daño le ha hecho a nuestro país”, señala Verónica Delgadillo García, senadora de Movimiento Ciudadano por el estado de Jalisco en la LXIV Legislatura.

Antes de ser senadora, en 2012, Verónica Delgadillo fue diputada local y en 2015 diputada federal por el distrito 8, también con Movimiento Ciudadano. En conversación con La Jornada Aguascalientes, la diputada destaca que a su trabajo legislativo lo define la intención de ser oposición de una manera distinta:

“Ser oposición es muy importante en nuestro país, hoy la oposición permite aportar una nueva perspectiva al gobierno y permite también defender la agenda de los ciudadanos, porque lamentablemente hoy el gobierno que tenemos, hoy es un gobierno que no está trabajando de mano de los ciudadanos, es un gobierno que está dejando muchas agendas en el rezago. Ser oposición implica defender estas agendas que son importantes para miles y millones de mexicanas y mexicanos que no están teniendo voz; ser oposición implica ser un contrapeso a las decisiones que está tomando el gobierno; ser oposición es ser responsables y amar a nuestro país; ¿y cómo demuestras esto? Generando un debate público, pero también siendo un verdadero contrapeso que venga a nutrir. Ser oposición tiene que ser una forma de trabajar del lado de la gente, teniendo en cuenta que debes de sumarte a todas las acciones del gobierno que sean por el bienestar de la gente, las que estén poniendo en el centro a los ciudadanos, tienes que apoyarlas, pero ser oposición es poner la reflexión en los errores que está cometiendo el gobierno”.

La carrera política de Verónica Delgadillo inició en el 2003 cuando formó la Asociación Civil México Joven, a favor de la construcción de un proyecto de nación para México, un año después fue senadora Juvenil Universitaria por el Estado de Jalisco con la propuesta al Senado “Ética Política”; en enero de 2011 conformó la agrupación Nueva Política, y un año después se estableció como Coordinadora de Mujeres en Movimiento Jalisco por el partido Movimiento Ciudadano; se le cuestionó por qué decidió entrar a la política a través de un partido político.

 

Movimiento Ciudadano

“Yo tengo siete años participando en Movimiento Ciudadano porque encontré ahí el mejor lugar para poder dar las luchas que me importan, Movimiento Ciudadano es un espacio en el que hombre y mujeres libres que soñamos con un país tenemos un lugar de encuentro; Movimiento Ciudadano está desmontando muchas ideas de los políticos, de la clase política, se están dando luchas que son importantes para el país, nosotros estamos poniendo en la agenda temas que se estaban dejando de lado. Como senadora hemos puesto en la agenda de debate público temas que no se tocaban a nivel federal: transparencia, participación ciudadana, la austeridad bien entendida, el medio ambiente ha sido olvidado por muchos gobiernos y muchos políticos, nosotros hemos puesto estos temas de nuevo en la agenda.  Movimiento Ciudadano es un espacio que cree en los ciudadanos, no necesitas estar afiliado para formar parte de, lo que sí tienes que tener muy claro son las causas que quieres defender y tener un proyecto de país en el que todas y todos cabemos, y en el que la naturaleza juega un papel importante, en el que los derechos humanos tienen que ser respetados, donde la austeridad, la transparencia, la anticorrupción son las causas que nos mueven”.

 

No todos los políticos somos iguales

“Nosotros siempre hemos buscado los mejores mecanismos para acercarnos a la gente, buscamos que el trabajo que estamos haciendo pueda desdoblarse en las diferentes capas de la sociedad, y no le podemos hablar a la gente como se hablan entre políticos, porque no entenderían nada, no voy a hablar en un lenguaje que no les es familiar, yo hablo en mi lenguaje y trato de llevarlo a donde todos compartimos esas batallas diarias que te comentaba. No hay que perder de vista que lo importante es que llegue el mensaje, si hablamos las cosas como son, con mucha honestidad, todos lo vamos a entender, lo que nosotros hacemos es usar los canales que todas las personas utilizan, con el lenguaje que ellos utilizan o que la gran mayoría utiliza para que puedan interesarse e involucrarse en lo que nosotros estamos haciendo, porque es muy importante que la gente sepa que tiene representantes que están llevando la agenda de los asuntos que les importan y que no todos los políticos somos iguales, que hay muchos que estamos tratando de desmontar esas formas en que se comunicaban los políticos que no le decían nada a la gente”.

 

Disentir

“Se vale disentir, se vale que tengamos diferentes puntos de vista, lo importante es el diálogo, y respeto que la gente que decide atacarme, pero no por eso voy a dejar de levantar la voz para señalar lo que yo creo que se tiene que señalar de este gobierno. Yo he sido una mujer muy crítica desde que tengo oportunidad de ser representante de la ciudadanía, en mi primer cargo lo hice, como diputada federal todo el tiempo señalé los errores del gobierno, y también hice un reconocimiento a los pocos, muy pocos, aciertos que tuvo el gobierno anterior. Con este gobierno lo estamos haciendo igual, estamos señalando las cosas que consideramos un error, no estamos juzgando, lo que queremos es que la gente pueda tener diferentes perspectivas de los hechos para que pueda tomar una decisión, son los ciudadanos los que al final tienen que juzgar, pero nuestro deber como representantes es evidenciar lo que está sucediendo, es señalar los errores y también sumarnos a las buenas decisiones, a las ideas acertadas. Yo creo que los que se dedican a atacar en las redes sociales se privan la oportunidad de tener un verdadero debate, se privan de la posibilidad de enriquecerse, nosotros podemos disentir y pensar diferente, pero si tenemos la posibilidad de escuchar al otro y de poder tener un diálogo, los dos salimos fortalecidos, construyendo puntos de encuentro, y los que se dedican a sólo ofender se privan de la posibilidad que te da el poder dialogar con el otro, lamentable que sea así, pero nosotros tenemos que seguir trabajando, no por las críticas tenemos que quedarnos callados o dejar de señalar, este país necesita representantes que se comprometan a dar estas batallas, imagínate que todos nos quedamos callados porque nos critican, porque en nuestras redes sociales nos atacan, yo tengo publicaciones que tienen 12 mil ataques, pero está bien, pero lo mejor sería que pudiéramos dialogar, lo mejor es que este punto de encuentro que son las redes sociales se convirtieran en espacios para deliberar”.

 

Perspectiva de género

“La agenda de género es mucho más profunda, tiene que ver con la justicia social; ¿por qué es tan importante que las mujeres lleguemos a los espacios de toma de decisiones en México?, porque hoy nueve de cada diez espacios de toma de decisión o de alta dirección son ocupados por hombres; porque si no fuera por las acciones afirmativas no estaríamos las mujeres representándolos en diputaciones, en el Senado o en otros espacios, lo que importa es que podamos tener espacios de representación que puedan soportar correctamente la representación de la sociedad, ¿importa que lleguemos las mujeres?, claro, en 50 y 50, sí; hay que hacer acciones afirmativas, por supuesto, lo que están haciendo en San Pancho es genial, porque están impulsando a toda una planilla de mujeres y qué hay de fondo, pues grandes cosas, cuando una mujer participa en la política, la transforma, en los 80 comenzó la participación más activa de las mujeres en los espacios de representación popular, ¿qué pasó cuando llegamos las mujeres?, cambió la agenda del debate público, temas como derechos humanos, derechos de la naturaleza, medio ambiente, grupos vulnerables, niños, fueron temas que se pusieron en el centro del debate, y antes no se trataban, entonces claro que las mujeres aportamos una nueva perspectiva a lo público y también a lo privado, entonces es importante que estos espacios sí sean realmente espacios donde las mujeres no sólo podamos estar ahí físicamente, que podamos tomar decisiones, que podamos  proponer temas, que podamos proponer una nueva perspectiva, ¿por qué es tan importante que las mujeres lleguemos a estos espacios?, porque en nuestro país todos los días se le arrebata la vida a 9 mujeres por cuestiones de género, porque en México las mujeres ganan 20% menos que los hombres por el solo hecho de ser mujeres, y al paso que vamos tienen que pasar más de 108 años para que haya equidad salarial, porque en este país las mujeres somos acosadas en las calles, porque 6 de cada 10 mujeres somos discriminadas por el sólo hecho de ser mujeres, y si le vas sumando a todas las cifras… México es uno de los países más violentos para las mujeres, porque no se nos ha escuchado, porque no se nos cree capaces, porque no creen que podemos transformar nuestro entorno, y claro que podemos hacerlo, lo estamos haciendo, hoy tenemos un Senado paritario, tenemos casi la mitad de senadores, también la Cámara de Diputados, y esto está cambiando la política no sólo en cuestión numérica, sino en cuestión sustancial, para cambiar la agenda del debate público, la perspectiva con que se abordan los problemas”.

 

Lucha como niña

“Yo tengo una campaña para hacer reflexionar en torno al papel de las mujeres en México y en el mundo, por un lado, una agenda que va desde la prohibición del matrimonio infantil, el respeto de los derechos de las mujeres, en contra de la violencia de género, que los feminicidios se cuenten bien, que se decrete una alerta de género nacional, que las mujeres tengamos un salario justo, las licencias de maternidad y paternidad, una agenda muy amplia en materia de género, ahí está mi trabajo en lo legislativo, pero cómo le hacemos en una sociedad machista para que entienda que es una agenda relevante, primero, desmontando la idea que tenemos de la violencia, de los estereotipos, de los roles de género, la violencia contra las mujeres se ha normalizado tanto que ni siquiera la leemos, y son muchas violencias, incluso los hombres también sufren o padecen consecuencias de estos estereotipos de roles de género, pero no los leemos, pero son mucho más graves en las mujeres; no puedes excluir al 51.8 de la población del debate público, cómo quieres sacar a México adelante si vas a sacar a más de la mitad de su población, cómo vas a luchar contra la desigualdad social si no tienes garantizados los derechos sociales de más del 50% de la población, cómo cuándo estás desaprovechando más del 50% del talento de tu país, además, cómo cuando hablamos de una agenda de violencias de género que creemos que es exclusiva de las mujeres, y no entendemos que los círculos de violencia no iniciaron entre las mujeres, los círculos de violencia inician con los hombres, tenemos que hacer equipo para poner un alto a la violencia, tenemos que hacer equipo para sacar a México adelante, para construir un México justo e igualitario, necesitamos sentarnos hombres y mujeres a tomar decisiones, pero también hombres y mujeres a entender que la brecha de género todavía es muy grande, que tenemos que ayudar a ese 51.8 de la población a subir esos escalones para que ahora sí estemos en condiciones de que este país tenga posibilidad de justicia social, de igualdad; la violencia tiene muchos factores, la vivimos todos los días en el espacio público, en la casa, en la escuela, en el trabajo, qué tal si como país le ponemos un alto a esas violencias, entendiendo que no es un asunto sólo de mujeres, entendiendo que las cadenas de violencia empiezan con quien la ejerce, una de las agendas más importantes de este país es la de género, la otra es la de medio ambiente, además de todas las luchas que tenemos que dar en contra de la corrupción, del desarrollo económico, pero si tú logras construir a partir de estas dos agendas, México va a tener futuro.

“Todos deberíamos ser feministas, porque el feminismo lo que busca es la justicia social, dándole a las mujeres lo que les falta para poder gozar de esa igualdad entre hombres y mujeres, y cualquier feminista por supuesto que va a ser ambientalista, por supuesto que va defender los derechos de los grupos vulnerables, porque cualquier feminista entiende que debe ayudar a quienes están escalones abajo, en cualquier circunstancia o sea cual sea su identidad, indígena, migrante, lo que sea, debe gozar de igualdad social, no es un asunto de justificar, pero venimos de una sociedad machista, no podemos transformar el pasado, no podemos modificar cómo fuimos educados, lo que sí podemos es formar nuevas generaciones con una nueva perspectiva, ayudarlas a que las que han sido formadas con esta ideología, con estos valores machistas, los desmonten y comencemos de nuevo.

“En el lenguaje perpetuamos violencia, cuando tú dices: pega como niña, todo mundo piensa que pega débil; patea como niña: no, pues ni le va a pegar al balón; no llores porque eres niña, y lo decimos todos los días, sin darnos cuenta de que eso perpetúa estereotipos de roles de género y eso fomente violencia. Qué tal que hoy le demostramos a los jóvenes, a los niños, con acciones, que ser mujer o ser niña no tiene una carga negativa y reconocemos cómo realmente somos las mujeres, dejas de normalizar la violencia; qué tal si a los niños les educamos en igualdad para que se entienda que luchar como niña no es sinónimo de débil, ni delicado, ni de algo malo, las mujeres realmente luchamos con valentía, con inteligencia, con tenacidad, con muchísima fuerza, ahí puedes empezar a romper estereotipos de roles de género; qué tal si les enseñamos que el acoso no se permite y se denuncia, desde chiquito, que los hombres en lugar de quedarse callado cuando un amigo acosa a una chica, qué tal que se para y le pone un alto, le dice: así no se trata a las mujeres, eso es romper las violencias; qué tal que a las mujeres las enseñamos a denunciar, que nadie puede tocarlas, acosarlas y que tienen que alzar la voz por ellas y por todas, qué tal si empezamos a usar nuestro espacio privado, nuestra familia, para inculcar ese tipo de valores, ahí estaríamos haciendo grandes cosas, yo creo que frenar la violencia no es tan complicado, sí es una gran tarea porque hay que aprender a leer las violencias, hay que dejar de normalizarlas y también reconocernos como víctimas de esas violencias, todos, ¿a poco los hombres no sienten, no lloran, no quisieran ser libres de esos paradigmas y estereotipos?, los hombres tienen derecho a sentir, a llorar, a expresar su emociones, pero tenemos una sociedad que a través de los medios de comunicación refuerza todo el tiempo que las mujeres somos objetos, que las mujeres no pensamos, no somos inteligentes, que somos objetos que si no están bonitas o guapas, que se operen, un objeto para satisfacer al hombre, un objeto para vender productos y servicios; y por otro lado tenemos la idea de que los hombres no sienten, no lloran, tienen que reprimir sus emociones, ser machos, valientes, porque eso es lo que se aprecia; si de las mujeres realmente se aprecia cómo se ven y no como somos, si de los hombres sólo se aprecia que demuestren lo que realmente no son, después no nos sorprendamos por qué hay tanta violencia en nuestro país; hay quien dirá que hay temas más importantes, claro, pero estas son las violencias que vivimos en casa, en la calle, en la escuela, en el trabajo y si tú rompes esas violencias, todos nos vamos a sentir más seguros, más tranquilos, y vamos a poder poner la agenda en otro lugar. Yo estoy convencida que no nos cuesta mucho trabajo, que está en las manos de todas y todos, y que tenemos que ser aliados, es una agenda compartida entre hombres y mujeres.

“Hoy tenemos la posibilidad de que las nuevas generaciones crezcan con otras ideas, hoy tenemos la posibilidad de que los hombres inicien el cambio, porque lo mejor de todo es que los hombres pueden decidir qué tipo de hombres quieren ser, los hombres hoy pueden decidir romper las cadenas de la violencia, cómo, reconociendo cómo ejercen esa violencia y si ellos no son quienes la ejercen, entonces poniéndole un alto a quienes sí lo hacen, comenzar esa batalla es tan sencillo como decidir hacer todo lo que está en tus manos para no seguir perpetuando toda esa violencia, yo es lo que trato de hacer todos los días, mi lucha por la igualdad es la lucha por un México más justo, y no estoy esperando que me aprueben mis iniciativas, claro que mis iniciativas buscan esta igualdad, esta justicia social, pero de aquí a que se aprueben yo estoy dando mi batalla, estoy llevando el mensaje de Lucha como niña a cada espacio que me invitan, en cada mesa donde tengo un espacio para hablar, trato de bajar este mensaje, porque es más sencillo de lo que imaginamos, pero ese tipo de pequeñas batallas que se pueden dar en lo individual pueden tener una repercusión en lo colectivo.

“Si tú vas a una Fiscalía y una mujer va a denunciar un delito sexual, la revictimizan, estás hablando de una institución que en sus manos tiene la responsabilidad de sancionar a la persona que fue un agresor, si la persona que está en ese lugar no tiene una perspectiva de género, su trabajo lo va a hacer mal, y le sumas a todas las cifras de violencia, se te van a disparar, sólo porque esa persona no está preparada en perspectiva de género, no va a poder sancionar correctamente a un feminicida, porque no contempla que el asesinato fue por cuestiones de género, si no tienen los lentes puestos, la violencia en el país se incrementa en todos los espacios. Está comprobado que si las mujeres participamos en la industria, en la iniciativa privada, en los espacios de toma de decisiones, aumenta el PIB nacional, pero no contratan a mujeres porque no vaya a ser que se vaya a embarazar, a pesar de que son mujeres talentosas; 4 de cada diez mujeres tenemos un trabajo formal, mientras que en los hombres son siete de cada diez, quiere decir que prefieren contratar más a los hombres, y la causa es la posibilidad de embarazo, a pesar de que las mujeres tienen un más alto rendimiento, pero qué tal si les damos igualdad en licencias de paternidad, qué tal si a fuerza tienen que pasar la misma cantidad de días por licencia hombres y mujeres, entonces el jefe ya no se va a dividir, contratas a cualquiera, por la capacidad, no por el género; lamentablemente, muchos no han entendido la importancia de esta agenda, quieres impactar en salud, quieres impactar en seguridad pública, en educación, en la agenda que me pongas, si la tratas con perspectiva de género lograr un cambio sustancial, trabajemos con la agenda de género y eso va a permear en todas las capas. Es una agenda que ha estado estigmatizada por algunos, porque no terminan de entender, que no es lo que quieren las mujeres, es lo que merecemos, porque eso es lo justo, porque las mujeres hemos sido excluidas de la historia, de la toma de decisiones, incluso del planteamiento del país que queremos ser, hoy tenemos una oportunidad, todos, de cambiar esa historia. No se trata de sacar a los hombres, no, todas las capacidades que tenemos no dependen del género, aportemos lo mejor que tenemos cada uno de nosotros para hacer frente a las crisis de nuestro país, a las crisis de la humanidad, del medio ambiente, yo creo que ahí podemos encontrar una gran respuesta, lo que se ha hecho hasta hoy no ha sido lo más correcto, lo podemos cambiar”.

 

Compromiso

“En el Senado, y como individuo, como mujer, como ser humano, yo me comprometo a seguir dando mis batallas en mi entorno, me veo en estos años, además de luchando por ese México que quiero, además de levantando la voz y presentando iniciativas, me veo trabajando con la gente, buscando generar conciencia sobre esos temas que compartimos y haciendo equipo con miles de mujeres y de hombres que sueñan con un futuro, porque ahora se trata de eso, de viabilidad de futuro para las mujeres que han sido silenciadas, a las que no se toma en cuenta, que pierden la vida, una viabilidad para que hombres y mujeres podamos soñar con ese país que queremos, pero además ayudemos a construirlo desde nuestro entorno, desde nuestra inmediatez y después que sumemos esfuerzos a lo colectivo”.

 

The Author

Edilberto Aldán

Edilberto Aldán

Director editorial de La Jornada Aguascalientes
@aldan

No Comment

¡Participa!