Educación

Vivimos una época de intolerancia y de castigos económicos a las universidades  

  • El rector de la UNAM encabezó la inauguración de los festejos por el 80 aniversario de la Facultad de Ciencias
  • Se debe seguir construyendo ciencia y utilizar nuestro ingenio y conocimiento para resolver problemas nacionales y globales

 

A 80 años de la fundación de la Facultad de Ciencias de la UNAM, donde había condiciones nacionales y mundiales fruto de nacionalismos mal entendidos, se puede atisbar que hoy existen grupos que pretenden alterar la autonomía, hay castigos económicos a las universidades y vivimos también una época de intolerancia y xenofobia, afirmó el rector Enrique Graue.

Recordó que por los años en que se fundó la FC, terminaba una época de confrontación ideológica y penurias económicas, donde los universitarios defendieron la libertad de cátedra de esta institución.



Catalina Elizabeth Stern Forgach, directora de la Facultad, precisó que “debemos seguir construyendo ciencia y utilizar nuestro ingenio y conocimiento para resolver problemas nacionales y globales relacionados con la salud, el medio ambiente, los recursos naturales y la difusión del pensamiento crítico”.

En esta ceremonia conmemorativa el rector Graue expuso que distinguidos universitarios como Ricardo Monges, Isaac Ochoterena y Antonio Caso, decidieron reunirse y crear la Facultad de Ciencias, porque consideraron que era importante tener un sitio donde se cultivara la ciencia y se generara conocimiento. “Esta comunidad es el fruto de ese grupo que con imaginación, y a pesar de los problemas, pudo ver hacia adelante”.

También estaba por iniciar la Segunda Guerra Mundial, fruto de nacionalismos y xenofobias mal entendidos, rememoró.

En el auditorio Alberto Barajas Celis, Graue remarcó que esta entidad universitaria abrió sus puertas en 1939. “La Universidad tenía nueve mil 500 alumnos, hoy alberga a más de 356 mil. En la actualidad, además de sus estudiantes e instalaciones, Ciencias cuenta con distinguidos profesores, un laboratorio nacional y más de 200 miembros del Sistema Nacional de Investigadores: “Ésa es la fuerza y potencialidad que celebramos el día de hoy. Ahora es momento de imaginar y pensar el futuro de la ciencia en México, en los años por venir”.

Stern Forgach relató que el 1 de enero de 1939, teniendo como director a Ricardo Monges López, la entidad inició sus actividades en el Palacio de Minería.

En sus comienzos contaba con tres carreras, 59 docentes y 111 estudiantes, de los cuales 32 eran de primer ingreso. Hoy tiene nueve mil 358 alumnos -más de dos mil de primer ingreso-, 510 académicos de tiempo completo y más de mil 400 profesores de asignatura.

Además, “iniciamos con unos cuantos salones en el Palacio de Minería y hoy tenemos más de 70 mil metros cuadrados en nuestras tres sedes: Ciudad Universitaria, Sisal y Juriquilla”.

La FC es un conglomerado dinámico en continuo cambio. Fue pensada cuando no había Internet ni se hablaba de hoyos negros o doble hélice, cuando no había TIC y nadie se preocupaba por el medio ambiente o el cambio climático. Sin embargo, sus objetivos fundacionales siguen siendo válidos: formar científicos comprometidos con su país y dispuestos a ayudar a la sociedad, a apropiarse del conocimiento y de los beneficios de la ciencia.

Consideró que es momento de reflexionar sobre los siguientes 80 años de la FC: “La construcción y difusión del saber requieren de autonomía; con ella debemos revisar los logros y fracasos en docencia, investigación y difusión de la cultura”.

También es necesario pensar en los temas de investigación, en la apropiación social de la ciencia y planear un desarrollo a largo plazo, porque el conocimiento del saber científico es parte de la cultura.

Auguró un buen futuro para la FC, que seguirá formando ciudadanos responsables y destacados, como algunos de sus egresados, miembros de El Colegio Nacional, ganadores del Premio Nacional de Ciencia, doctores honoris causa y recipiendarios de la Medalla Belisario Domínguez.

 

Los inicios

Los orígenes de la Facultad de Ciencias se remontan a la Escuela Nacional de Altos Estudios. En sus inicios, se impartían las carreras de Biología, Física y Matemáticas; hoy se cuenta además con otras seis licenciaturas en sus tres sedes.

Ciencias participa en 11 programas de posgrado, en los que se fomenta la investigación básica y aplicada de calidad, así como la innovación tecnológica, con la finalidad de aportar conocimiento para la solución de problemas.

Se integra por alrededor de 12 mil alumnos, académicos, profesores y trabajadores, que conforman una institución sólida y de vanguardia, referente académico nacional e internacionalmente.

Genera conocimientos y soluciones a problemáticas de la sociedad en áreas como salud, medio ambiente, manejo de recursos naturales e inteligencia artificial, entre otras.

 

Con información de la UNAM

 

The Author

Redacción

Redacción

No Comment

¡Participa!