Sociedad y Justicia

Apuesta Unesco al desarrollo de competencias anticipatorias

  • Tomar decisiones anticipando el futuro ampliará las alternativas para una mejor elección 
  • Para alcanzar la libertad se debe soltar la idea del pasado; es necesario aprovechar las oportunidades para entrar en procesos de transformación 

 

 

La toma de decisiones para hechos que apenas van a ocurrir deben desligarse de lo que ha sucedido en el pasado, pues se tiende a un problema en la correlación y el sentido del conocimiento y la información, apuntó la antropóloga social Lydia Garrido Luzardo; como responsable de la Cátedra de Anticipación y Resiliencia Sociocultural de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco por sus siglas en inglés), destacó que este organismo busca establecer el programa de Alfabetización en futuros. 



En el entendido de que la alfabetización consiste en aprender signos y símbolos para dar sentido a la realidad mientras va emergiendo, debido a que no hay más que el presente, el pasado ya fue y el futuro en sí mismo no existe, la antropóloga plantea que el enfoque de usar el futuro como anticipación en el presente tiene como objetivo ampliar las alternativas y las opciones que se vislumbra en el tiempo real para con ello tener mayores capacidades de libertad en esa elección.

“Generalmente puede parecer muy obvio, pero en la práctica no lo es, porque lo que ocurre es que tomamos decisiones basado en la manera en que configuramos la realidad, con la información que traemos y la experiencia que tenemos del pasado; lo que suele ocurrir es una repetición y un más de lo mismo”, señaló Garrido Luzardo.

Recalcó que no es suficiente con utilizar métodos o técnicas específicas de un área de conocimiento denominada estudios del futuro, si no se cambian los escenarios a una visión futurista y se sigue viendo el presente de la misma forma: “Es necesario entrar a abrir e identificar cuáles son los supuestos anticipatorios que nosotros usamos para configurar nuestra realidad; lo que nos damos cuenta es que si nosotros cambiamos esos supuestos anticipatorios, lo que vemos diferente es el presente”.

La antropóloga social explicó que dicha metodología tiene una base científica robusta y rigurosa en los desarrollos teóricos de sistemas anticipatorios, el trabajo seminal del enfoque es conocer las capacidades y competencias y mejorar las competencias anticipatorias que cada ser humano tiene y que va más allá de una acción de anticiparse a un hecho o una acción que se supone ocurrirá: “Realmente lo que está allá adelante, lo que está en el futuro, no lo conocemos ni tenemos los elementos en estos momentos de poder saber ciertamente qué es lo que va a ocurrir; desde este enfoque lo que hacemos es abrazar, aceptar la indeterminación, la novedad de creación permanente, la incertidumbre y de esa manera acompañar el cambio en los términos del cambio”.

Garrido Luzardo reiteró que la búsqueda de todo esto es la libertad, con la incertidumbre y la indeterminación se crea un panorama de que el futuro está abierto, que no está predeterminado; insistió que no se puede seguir tomando decisiones de la misma forma ya que se obtendrán los mismos resultados; la apuesta está en adoptar los supuestos anticipatorios desde la enseñanza de las primeras etapas educativas: “Para poder aprovechar oportunidades, para poder entrar en procesos de transformación y cambios buscados, deseados, necesariamente tenemos que aprender a descubrir qué es lo que hay de nuevo y de distinto en el presente, que ya está como fenómenos emergentes; esto no quiere decir no hacer ejercicios a mediano y largo plazo, sino saber cómo, de manera alfabetizada, interrelacionarnos y sobre todo darle sentido”.

 

The Author

Adriana García Campos

Adriana García Campos

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!