Cuando Greta encontró a Donald / Taktika - LJA Aguascalientes
26/01/2022

Las Naciones Unidas, Nueva York. 23 de septiembre de 2019. Greta Thunberg frunce el ceño y habla apasionadamente: “¡Cómo se atreven! Me han robado mis sueños y mi infancia con sus palabras vacías…ecosistemas enteros están colapsando. Estamos en el comienzo de una extinción masiva. Y todo de lo que ellos pueden hablar es de dinero y cuentos de hadas de crecimiento económico eterno. ¡Cómo se atreven!”. La joven sueca continúa: “Nos están fallando a los jóvenes, pero los jóvenes están entendiendo la magnitud de su traición. Las nuevas generaciones están pendientes de ustedes y si nos fallan nunca se los perdonaremos”.

Minutos después, la delegación estadounidense arriba a la sede de las Naciones Unidas. Thunberg clava su mirada en un hombre alto, robusto y rubio que responde al nombre de Donald Trump. La mirada expresa varios sentimientos: desprecio, enojo, frustración ante quien se autonombra el “líder del mundo libre” y quien afirma que el cambio climático es una “mentira”.

Las escenas arriba descritas sirven como prólogo al presente artículo el cual pretende analizar y explicar quién es Greta Thunberg, y por qué se ha convertido en la heroína de la lucha contra el cambio climático.

Greta Thunberg vio la primera luz el 3 de enero de 2003 en Estocolmo, Suecia. Sus padres Svante Thunberg, un histrión, y Malena Ernman, una cantante de ópera. En el libro, Scener ur hjärtät (Escenas desde el corazón, en español), escrito por su progenitora, se narra cómo, desde temprana edad, Thunberg mostró un ávido interés por los problemas sociales cuando cuestionó por qué se hacía tan poco por combatir el cambio climático.

Asimismo, Thunberg, a los 11 años, fue diagnosticada con el síndrome de Asperger -un desorden caracterizado por dificultar la interacción social y la comunicación no verbal-, el desorden obsesivo-compulsivo -un problema mental caracterizado por la necesidad de repetir ciertas rutinas o pensamientos- y el mutismo selectivo -una ansiedad representada por la incapacidad de hablar en ciertas situaciones o a ciertas personas.

El diagnóstico provocó una crisis en la familia Thunberg, una casta acostumbrada a viajar por Europa y vivir una vida digna de las revistas del corazón, pues Greta dejó de comer. Al mismo tiempo, la hermana menor, Beata, resultó con déficit de atención. Tras meses de pláticas entre familiares y consultas con especialistas, la situación se estabilizó, excepto por una cosa: la preocupación por el cambio climático1.

En febrero de 2018, un tiroteo tuvo lugar en la Preparatoria Marjory Stoneman, en Parkland, Florida. Como resultado, un grupo de estudiantes rehusaron volver a la escuela y organizaron la Marcha Por Nuestras Vidas, una manifestación que reunió a más de un millón de personas en la Unión Americana y otros países. ¿El objetivo?: apoyar un control más estricto de la compra-venta de armas.

Entonces, Greta tuvo su epifanía: en mayo de 2018 ganó una competencia organizada por el rotativo Svenska Dagbladet. ¿Su temática?: el cambio climático. En el ensayo cuestionó: “Me quiero sentir segura. ¿Cómo me puedo sentir segura cuando sé que estamos en la mayor crisis de la historia de la humanidad?”2.

El 20 de agosto del año pasado, Thunberg decidió no ir más a la escuela y, para protestar en contra de la mayor ola de calor y de incendios forestales en Suecia, comenzó una campaña bajo el lema: Skolstrejk för Klimatet (“Huelga estudiantil por el cambio climático”, en español). Cuando se le cuestionó por qué había devenido en activista, la jovencita respondió: “Estoy haciendo esto porque ustedes, los adultos, se están cagando en mi futuro”.

Entonces, las redes sociales hicieron su aparición: Facebook, Instagram, Twitter y Youtube la convirtieron en una celebridad mundial. Igualmente, ayudó su dominio de la lengua de la diplomacia y los negocios: el inglés. Después, la prensa mundial empezó a escribir notas sobre la activista sueca. 

En octubre de 2018, Thunberg pronunció, en Londres, un discurso ante una multitud convocada por el grupo Rebelión de Extinción -una agrupación socio-política que, a través de la desobediencia civil y la no violencia- busca combatir la disrupción climática y la pérdida de la biodiversidad. La joven escandinava afirmó: “Estamos enfrentando una crisis sin precedentes e inmediata que nunca ha sido tratada como una crisis y nuestros líderes están actuando como niños. Necesitamos despertar y cambiar todo”3.

A comienzos del 2019, dos centenares de académicos firmaron una carta abierta apoyando la postura de Thunberg y demandando que las voces infantiles sean escuchadas. A continuación, personajes de la talla del secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, António Guterres, y la congresista estadounidense, Alexandria Ocasio-Cortez, la endosaron. 


Thunberg atrajo aún más los reflectores cuando comenzó su travesía náutica el 14 de agosto del año en curso. Su ruta fue desde Plymouth, Inglaterra hasta Nueva York, Estados Unidos. El viaje fue anunciado como un cruce trasatlántico neutral en carbono. Por último, la naumaquia duró 15 días. 

¿Quiénes son los enemigos de Thunberg? Una amalgama tóxica compuesta por: los neonazis de Alternativa por Alemania; los partidarios del Brexit, la salida del Reino Unido de la Unión Europea; y Donald Trump, quien comentó: “Parece una niña muy feliz deseando un futuro brillante y maravilloso. ¡Muy agradable de ver!”. 

El escribano concluye: Thunberg se ha convertido en la Juana de Arco en la lucha contra el cambio climático, pues cuenta con detractores y promotores: los primeros quisieran verla arder en la hoguera como a la doncella de Orleans; los segundos ambicionan verla entronizada en los altares, pues es les “ayuda a comprar la virtud” ante su propia falta de acción y convicción.

Aide-Mémoire.– En Houston, Texas, el primer ministro de la India, Narendra Modi, gritó: “Abki Baar Trump Sarkar”. Es decir: “Este es el tiempo del gobierno de Trump”. Lo que implica que ambos se utilizan para lograr fines políticos ante sus propias bases electorales.

 

1.- “Scenes from the Heart”: Backstory of 16-Year-Old Climate Activist Greta Thunberg, https://bit.ly/2luDsMF

2.- Greta Thunberg: How one teenager became the voice of the planet, https://bit.ly/2lx1S89

3.- For climate action, “mass civil disobedience” is the only way, https://bit.ly/2mz0SAw

 


Show Full Content
Previous Eniac Martínez. Revelación de instantes decisivos 
Next De rebote 
Close

NEXT STORY

Close

DIF Aguascalientes entrega a Chiapas a los 14 menores de edad que estaban bajo su custodia temporal

12/02/2019
Close