Opinión

Funcionalidad y envejecimiento de la población / El apunte

De acuerdo con el Instituto Nacional de Geriatría tenemos en México un aumento de la longevidad logrado en los últimos años, lo que está propiciando que las personas vivan un periodo cada vez más prolongado de sus vidas como adultos mayores, con características biológicas específicas y condiciones de salud propias de la vejez. El Inger afirma que la capacidad biológica de adaptación no desaparece del todo durante el envejecimiento. De hecho, es posible envejecer en condiciones saludables, es decir: con un mínimo de enfermedad y discapacidad, manteniendo la funcionalidad y la independencia en niveles óptimos. De ahí la importancia de procurar que el envejecimiento ocurra en condiciones favorables para el desarrollo productivo y el bienestar humano. Así, en el Instituto Nacional de Geriatría, la investigación está orientada a la producción de conocimientos sobre envejecimiento y salud, incluyendo aspectos básicos, clínicos, socioeconómicos, epidemiológicos y tecnológicos.

En concordancia con la naturaleza dinámica, multifactorial y heterogénea del envejecimiento, el Inger promueve un paradigma holístico que vincula a diversas disciplinas científicas, a fin de identificar nexos entre los múltiples factores de los trastornos asociados a este fenómeno. De este paradigma derivan las líneas de investigación del instituto.

En Aguascalientes y en el país se ha duplicado el número de años que las personas deben vivir con alguna incapacidad e incluso se han incrementado los años de vida potencialmente perdidos por muerte prematura; lo que a reducir los años de vida saludable de las personas.

En el caso de adultos mayores que deben ser cuidados, destaca un sistema de actividades desarrolladas por cuidadores informales (familia, amigos, vecinos) o profesionales (servicios sanitarios y sociales) que permitan para garantizar que la persona que no pueda valerse por sí misma pueda vivir con la mejor calidad posible, según sus gustos personales, el mayor grado posible de independencia, autonomía, participación, logros personales y dignidad humana.

En sus análisis el Inger destaca que las personas de 60 años y más con dependencia no tienen acceso a un sistema de cuidados de largo plazo por las siguientes causas:

 

Causas

*Limitada coordinación entre instituciones, sin integración a lo largo del proceso de atención.

*Carencia de una política pública nacional que establezca los lineamientos en la materia.
*Bajo nivel de inclusión social, concientización y capacitación a la población civil. *Desconocimiento de derechos, servicios y programas disponibles.
*Desincentivos a la figura del cuidador informal.
*Enfoque tradicional: mujer como cuidadora obligada.
*Enfoque medicalizado de bajo perfil.

Efectos (por la falta de un sistema de cuidados)

*Gasto ineficiente y duplicidad de funciones.
*Inequidad en los servicios disponibles para la población objetivo.
*Servicios médicos saturados y enfocados a la limitación del daño.
*Cuidados parciales de limitada calidad.

Las personas de 60 años y más con dependencia y sus cuidadores ven afectada su calidad de vida y vulnerados sus derechos por las consideraciones siguientes:

*Necesitamos un abordaje de política pública integral para hacer frente al reto del envejecimiento.

*El enfoque debe estar dirigido al desarrollo de un sistema integral de servicios integrados médico-sociales.

*El financiamiento es un tema fundamental aún no resuelto.

*El reto último: la integración funcional de la planificación y la puesta en marcha a través de sectores que históricamente han tenido conexión apenas incidental: desarrollo social y salud.

*Es necesario establecer iniciativas que propicien la participación comunitaria para promover la efectiva puesta en marcha de las iniciativas de atención a la necesidad de cuidados.

En Aguascalientes, como en el país, los adultos mayores padecen tres tipos de males recurrentes: primero, los trastornos de órganos de los sentidos, luego la diabetes mellitus, y en tercer lugar el dolor de cuello y espalda baja, estos tres son los principales tanto entre las mujeres, como entre los hombres, del país y de Aguascalientes.

Las mujeres en el ámbito nacional y local tienen en cuarta posición la osteoartritis; en quinto lugar las residentes de Aguascalientes presentan los trastornos depresivos y luego los padecimientos orales.

En el caso de los hombres las enfermedades urinarias se convierten en el cuarto lugar, cuando en México este padecimiento se encuentra en el lugar número 12 y en quinto sí los padecimientos orales y en sexto los trastornos depresivos.

Las caídas entre los adultos mayores en Aguascalientes son mucho más frecuentes que entre el promedio de los estados; tanto entre mujeres, como particularmente entre los hombres, donde la distancia con el promedio nacional es de diez lugares.

En Aguascalientes cuatro de cada diez adultos mayores de 65 años presentan alguna discapacidad, por cinco de Colima y tres de Jalisco; la discapacidad se reduce entre las poblaciones de menor edad a 35 de cada 100 entre los de 40 a 64; 16 por ciento de los de 15 a 39 y sólo 8 o 9 nueve de cada 100 niños de cero a 14 años.

Fuente: UAE basado en la ENIGH 2016

El modelo de atención propuesto por el Inger es multimodal y multiactor, contempla atender a partir de los servicios de salud pero también apoyando las conductas que mejoran las conductas y aseguran la dignidad en la última etapa de la vida; hace énfasis en el entorno, que debe ser cada vez más propicio para promover sus capacidades funcionales, eliminando obstáculos que impidan su movilidad y participación. El Inger destaca que en México los adultos mayores con discapacidad o viven con su familia o viven solos. Solo el 1% viven en alguna institución dedicada a estos fines.

En su diagnóstico hace notar que en México contamos las familias, como las instituciones médicas, con poca preparación para afrontar el proceso de envejecimiento que en las próximas décadas se encontrará en pleno crecimiento, por lo que insta a mejorar las prácticas, desarrollar grupos de trabajo, promover un modelo de cuidados y de cuidadores incluyendo profesionales en cuidados paliativos, que ahora se exige recibirlos por haberse constituido como un derecho constitucional.

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible establece un plan de acción universal para lograr el desarrollo sostenible de manera equilibrada y busca hacer realidad los derechos humanos de todas las personas. Hace un llamado para no dejar a nadie atrás y no dejar a nadie afuera… para garantizar que los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) se cumplan para todos los segmentos de la sociedad, en todas las edades, con un enfoque particular en los más vulnerables, incluidas las personas mayores.

Prepararse para una población que envejece es vital para alcanzar la Agenda 2030 integrada, con un envejecimiento que trasciende los objetivos de erradicación de la pobreza, buena salud, igualdad de género, crecimiento económico y trabajo decente, reducción de las desigualdades y ciudades sostenibles. Por lo tanto, las personas mayores deben ser reconocidas como agentes activos del desarrollo de la sociedad para lograr resultados de desarrollo verdaderamente transformadores, inclusivos y sostenibles.

 

 

The Author

Eugenio Herrera Nuño

Eugenio Herrera Nuño

No Comment

¡Participa!