Sociedad y Justicia

La eliminación del fuero en Aguascalientes es un tamiz netamente populista: Martínez López

  • Tanto el gobernador como el secretario de Gobierno apoyan a la moción de la eliminación del fuero para funcionarios públicos
  • Paulo Martínez López opina que es mejor regular el fuero que removerlo; si se delinque, que haya consecuencias

 

El domingo fue el inicio del Primer Periodo Ordinario de Sesiones del segundo año de ejercicio constitucional y uno de los tópicos a tratar para el Poder Legislativo será la eliminación del fuero a funcionarios públicos (gobernador y cabildos). Ante este tema el gobernador Martín Orozco Sandoval no ha expuesto ningún temor debido a su situación jurídica. 

Al respecto, la diputada Karina Banda (Partido Encuentro Social) y su homólogo José González Mota (Morena), han demostrado interés en que esa iniciativa sí se aplique. De hecho, el presidente de la Comisión de Desarrollo Agropecuario agregó que no tendría problema si esa propuesta se extendiera también para los diputados.

Paulo Gonzalo Martínez López, titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedeso) en Aguascalientes, considera que ésta es una iniciativa que tiene varios tamices. Explica que “una tamiz puede ser un asunto netamente populista” y que es una cuestión que tiene que ver con que el fuero ha sido, y es usado, como una herramienta para poder delinquir cuando no es así.

Desde su perspectiva, entiende al fuero como un instrumento “constituido para que puedas en el ejercicio de tus funciones, puedas estar emitiendo opiniones sin que puedas ser reprimido por una autoridad ya sea judicial o de un Ejecutivo”. El secretario de la Sedeso opina que sí hay que delimitar y analizar las funciones de esta herramienta de defensa constitucional, pues se ha estado haciendo uso erróneo del fuero: “Yo creo que es momento de analizarlo, debatirlo, de ver todos los pros, todos los contras y sobre todo, encontrar una reserva en el cual pueda haber garantías también de desempeñar las funciones de quienes tienen una responsabilidad de opinión”. Enfatizó en que debe regularizarse al momento de delinquir, si algún funcionario cometa un delito, que ahí no aplique el fuero, porque es donde se le ha dado el mal uso a la defensa constitucional. 

Paulo Gonzalo Martínez López afirma que hay que regular y controlar el fuero para que no sea utilizado como bandera de delincuente. Destaca que si el Congreso decide eliminarlo está bien, pero señala que éste procedimiento se puede aceptar mientras no se esté usando como una medida populista para permanecer dentro de la mayoría.

Actualmente, el secretario no desempeña un cargo de elección popular, no tiene fuero y asegura que desempeña sus funciones al margen de la ley. Aunque es claro que no apoya la eliminación del fuero como tal, insiste en que sí debe ser controlado porque los funcionarios que gozan de este “escudo” toman decisiones importantes que pueden tener resonancia y afectación en intereses personales, pero que a su vez pueden ser por el beneficio de la sociedad.

Si bien el fuero sí es una herramienta para brindar protección a los funcionarios públicos, es necesario hacer constar que, como ciudadanos, también se debe hacer la investigación y expediente y en caso de ser autor de un delito, se deba tener las consecuencias del incidente.

 

The Author

Adrian Javier Flores Nieves

Adrian Javier Flores Nieves

No Comment

¡Participa!