La Purísima GrillaLocal

La Purísima… Grilla: Peras, manzanas, gimnasia y magnesia

Cambios. “Aún no hemos considerado algunos cambios”, respondió la alcaldesa capitalina María Teresa Jiménez Esquivel cuando la prensa le cuestionó al respecto, lo cual se puede entender como: unos cambios ya se plantearon y otros no o también como que no habrá movimientos en su gabinete para transitar en su segundo periodo de la administración municipal. Para irse por la tangente destacó que ya se elaboran los planes estratégicos con los que habrán de trabajar luego de tomar protesta el 14 de octubre y que pretenden cubrir las necesidades más apremiantes de la población. En cuanto a la entrega recepción para entrar al segundo periodo, Teresa Jiménez explicó que lo hará su suplente Miriam Rodríguez, además de señalar que la permanencia del secretario general del Ayuntamiento, Jaime Beltrán, y del secretario de Finanzas, Alfredo Cervantes, dependen de la decisión de los integrantes del próximo Cabildo. “Habrá muchas ratificaciones”, expuso sin decir más al respecto, más que será hasta el 14 de octubre cuando se conozcan los próximos movimientos. Adelantó que su toma de protesta será en la Exedra, por lo que es posible intuir que se tratará de un evento masivo, a echar la casa por la ventana, seguro, mejor hubieran recorrido la actividad unos días, para aprovechar el Festival de la Ciudad. 

Molestia. Porfirio Javier Sánchez Mendoza se dio el enojón de su vida en entrevista colectiva mientras contestaba preguntas sobre las narcotiendas de abarrotes que existen en la ciudad, el secretario de Seguridad Pública del Estado de Aguascalientes comenzó a alzar la voz y a decir que, en efecto, para poder tener una seguridad completa se necesita una coordinación entre los tres órdenes de gobierno. Si bien sí existe trabajo en mancuerna con la Fiscalía del estado, se puede ver que no tanto con la Policía municipal. Cuando se le preguntó si ya se había reunido con el secretario de Seguridad Pública Municipal, Antonio Martínez Romo respondió: “O sea, ¿yo me tengo que reunir con él o él se tiene que reunir…”, se le interrumpió y luego prosiguió diciendo que sí se veían muy seguido: “la situación es de que, de que, pues no sé. Ya no quiero entrar en polémica”. Después, Porfirio Sánchez dijo que sí se está trabajando con todas las fuerzas de seguridad y que “el que no se quiera subir al barco, pues que se quede ahí nada más mirando”. Bueno, la cosa no es de que se quiera o no, es de que es necesario; es de que hay asesinatos, narcotiendas, grupos delictivos de otros estados detenidos en Aguascalientes; es de que los empresarios consideran que hace falta reforzar la seguridad, secretario. La seguridad es de todos y para todos y no se trata de invitar “al barco” o no, esto es porque sí, se necesita y es su obligación.

Lo que falta. Y urge que cumpla porque incluso el gobernador Martín Orozco Sandoval reconoce que en materia de seguridad nunca es suficiente, ayer, durante la entrega de patrullas y ante elementos de la Policía Estatal, Ministerial, Penitenciaria y de distintos municipios, “salió ya la evaluación en Inegi, somos el tercer lugar de seguridad. Es un número de ustedes, lo logramos entre todos, pero tenemos la obligación de estar en el primer lugar (…), necesitamos más como autoridad, más como padres de familia, porque el tema de prevenir adicciones, lo decía con empresarios, nos está ganando la batalla. De eso se deriva una serie de conductas antisociales”, y pues sí, sí falta, siempre faltará; después vinieron los problemas de recepción del mensaje de Orozco Sandoval, porque aseguró que la entidad está en el tercer lugar y los datos del Inegi indican otra cosa, la verdad, es sencillo, pero se combinan las dos cosas de siempre: los malquerientes de la administración estatal y la incapacidad de la autoridad de mandar un mensaje, entre los muchos indicadores de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción de la Seguridad Pública 2019 (con datos del 2018), el Inegi colocó a Aguascalientes en el tercer lugar de percepción sobre seguridad pública, porque el 56.4% de los aguascalentenses cree que la entidad es insegura (en Yucatán el 37.5% y en Baja California Sur el 48.2%), entonces, de las 32 entidades federativas, en la que gobierna Martín Orozco casi 5 de cada 10 se siente inseguro; en lo que Aguascalientes está en el segundo sitio en el ámbito nacional, de acuerdo a los datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, no los del Inegi, en agosto se cometieron 255.8 delitos por cada 100 mil habitantes (la media nacional es de 139.3), ésa es información que aportan las fiscalías de todo el país, no es percepción, ese reporte destaca que tan solo en agosto se cometieron en Aguascalientes 3,463 delitos, y en los ocho meses de este años se han cometido 8,801 robos, 175 homicidios, 207 violaciones y tres feminicidios; sobre el narcomenudeo, uno de los delitos comentados tanto por Porfirio Javier Sánchez Mendoza como por Martín Orozco Sandoval, la institución a cargo del fiscal Jesús Figueroa Ortega informó que se han iniciado 1,697 carpetas de investigación en lo que va del año, lo que coloca a Aguascalientes entre los 10 estados con mayor incidencia de narcomenudeo. Ahora bien, como dicen los clásicos, la información del Inegi de la encuesta con datos del 2018, indica que el narcotráfico ocupa el sexto lugar entre las cosas que le preocupan sobre seguridad a los aguascalentenses, mientras que entre los primeros sitios están la inseguridad (64.1%) de la población considera la inseguridad como el problema más importante, le siguen la falta de castigo a delincuentes (32.6%), el desempleo (28%) y la corrupción (27.9%); en la capital, tanto las policías de Martín Orozco y Teresa Jiménez en fechas recientes han destacado el problema del narcomenudeo, se pide el auxilio de la Guardia Nacional para combatir este delito, pero la realidad de la delincuencia en la entidad es otra, los cinco delitos más frecuentes en Aguascalientes durante el 2018 fueron: Robo de auto (25.9%), Fraude (17%), Extorsión (14.3%), Robo en la calle o transporte público (11.8%) y Robo en casa habitación (10.6%). ¿Tercer lugar o segundo lugar?, peras y manzanas, ¿percepción o tasa delictiva?, gimnasia y magnesia, pero más importante que la confusión de percepciones y datos duros es la desconfianza de los aguascalentenses en quienes están encargados de la seguridad, casi el 20% de los que no denuncian alegan que desconfían de ellos, la gente confía más en el Ejército, la Marina, la Policía Federal y la Fiscalía General de la República que en los cuerpos de seguridad locales, sólo el 66% de los aguascalentenses confía en la Policía Estatal, y apenas el 57.4% confía en la Policía Municipal, y el 56.7% en la Policía de Tránsito; eso sí, esa misma policía de tránsito, el 70.3% la considera corrupta y el 69.7% piensa que la policía municipal es corrupta… El broche de oro, durante 2018, el Inegi estimó que el costo de la inseguridad y delincuencia en Aguascalientes fue de más de 2,750 millones de pesos, mientras que las personas gastaron 1,127.7 millones de pesos para proteger sus hogares, en cambiar chapas, poner rejas y ventanas.



La del estribo. En campaña todos los candidatos suelen señalar que el problema de esta ciudad es el agua, es posible que la constante mención del presidente Andrés Manuel López Obrador sobre la necesidad de combatir la corrupción incida en la percepción de la gente, pero la impunidad viene de la mano de la corrupción, y en 2018, los de Aguascalientes entre las acciones que identificamos para mejorar la seguridad pública destacamos el mejoramiento del alumbrado y la construcción y mantenimiento de parques y canchas deportivas, pero del combate a la corrupción, lo tenemos en el último lugar. Algo está mal, y no son los parámetros de comparación.

 

@PurisimaGrilla

 

The Author

La Purísima Grilla

La Purísima Grilla

No Comment

¡Participa!