La Purísima Grilla

La Purísima… Grilla: Trapacería en el Congresito

Congresito, los diputados de Aguascalientes, sin importar el color de su partido, siempre han tenido problemas con esta columna porque al referirnos a ellos subrayamos su pequeña estatura, los disminuimos y, aparte de todo, nos negamos a reconocerlo como el H. Congreso del Estado de Aguascalientes, y pues no tienen razón en su enojo, porque de honorables no tienen nada, legislatura tras legislatura se integran políticos con nula vocación de servicio y harta hambre por figurar, estrellitas fugaces que son buenas para amedrentar reporteros y amigarse de calumnistas para salir en los medios, prontos para figurar en la fotografía o colarse a la zona vip de los eventos que organicen los gobiernos, pero a todos los distingue la ambición, para ser sinceros, una ambición ratoneril en lo que a política se refiere, llevamos 64 legislaturas, ¿se acuerda de algún diputado que haya destacado por su servicio?, y no pedimos el nombre de alguno de los que formó parte del primer Congreso (1846-1848), de uno más reciente. Sí, seguro le viene a la mente el pentatucán, Sergio Augusto López Ramírez, pero por estar involucrado en casos de corrupción y por ocupar en cinco ocasiones una curul, casi siempre por la vía plurinominal; ¿Heder Pedro Guzmán Espejel?, nah, seguro a ése lo recuerda por sus pleitos sin sentido y porque se muere de ganas de vivir del presupuesto, aunque sea como dirigente de Morena; ¿Luis Enrique García López le suena?, nah, tampoco, ése se subió al carro de María Teresa Jiménez para llegar al Congresito y nadando de muertito hacer campaña figurándose el delfín de la alcaldesa reelecta; la LXIV Legislatura se distingue porque tiene más legisladoras que legisladores, ¿se acuerda de alguna, le viene el nombre a la mente?, de no ser porque nos regaló una taza muy cuca con su nombre estampado, no recordaríamos a Elsa Amabel Landín Olivares, quien un día sí y otro también, quiere quedar bien con Dios y con el diablo; ¿Paloma Amézquita?, bueno, sí, es la que se burla y le grita a la comunidad feminista, ¿algo más?; ¿cómo se llama la que cambió de partido y se fue al PAN para defender una agenda machista?… y así podríamos seguir con los que nos falten de los 27, pero lo que queremos señalar es que los distingue su trapacería, ayer por la tarde el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) liberó su Informe Legislativo 2019 en el que señala que los congresos estatales de todo el país cuestan mucho, gastan más de lo planeado e invaden funciones que no les corresponden. Y el Congresito de Aguascalientes, por supuesto, mantiene un lugar destacado en ese reporte, porque la LXIV Legislatura coloca a Aguascaliente entre las entidades federativas más dadivosas por el gasto en ayudas sociales como porcentaje del gasto total de su congreso, con 69 millones 172 mil 67 pesos, el 34% de su gasto total durante 2018… Ahí nomás, de ahí el titular del diario de hoy, porque los gastan ilegalmente, ya que otorgar “ayudas sociales” no es una función de los diputados, quienes reciben más de 20 mil pesos mensuales dizque para esos apoyos y se los gastan como quieren, con quien quieren, donde quieren, sin tener que comprobar. En La Jornada Aguascalientes desde hace mucho esa trapacería de los diputados es tema, en el 2017 publicamos una nota en la que se demostraba que dilapidaban más de 6 millones al año, ¿a dónde se va ese dinero?, fácil, como no tienen que comprobar su destino, se lo gastan en sacos de cemento que entregan a través de sus casas de gestión o cualquier otra chuchería que regalan para quedar bien con sus electores, o en limosnas que reparten a quienes diariamente acuden al Palacio Legislativo a pedir una ayuda, alguna vez Gustavo Báez Leos nos quiso fintear declarando que todo el dinero que recibía para gestión lo entregó en apoyos para movilidad estudiantil, pero no lo pudo comprobar, también Iván Sánchez Nájera presumió que lo entregaba en ayuda a los más necesitados, quesque en medicinas, pero ninguno de los dos pudo mostrar un comprobante, un recibo de esas limosnas, del PAN, del PRD, del PRI, de Morena, los 27 diputados del Congresito se roban el dinero a manos llenas, porque no le rinden cuentas a nadie, porque no se les demanda que comprueben ese gasto ilegal, subrayamos: ilegal, porque hasta unos rayones en una servilleta les es validado como comprobante. Qué asco y vergüenza de clase política. Así. Duro.

Catem de mi corazón. No ceja su empeño la Catem por hacer presencia en el estado y convertirse en lo que era la CTM de Fidel Velázquez para el PRI, nomás que ahora para el presidente Andrés Manuel López Obrador, sabido es que los senadores de Morena, Pedro Haces Barba y Napoleón Gómez Urrutia se quieren dividir el sindicalismo en el país para ponerlo al servicio de la Cuarta Transformación, en Aguascalientes la Catem se quiere apropiar del sindicato de la Nissan y nomás no ha podido, pero ya el colmo, en lo local, es que los morenitas con piel de obrero se quieran apropiar de un organismo empresarial, achis, pues sí, así como lo lee, si usted se acuerda, en septiembre del año pasado, en la sesión de las Mujeres Empresarias de Aguascalientes (Memac) fue ratificada por la mayoría de las socias, Karla Martorell Moya, para que se mantuviera durante otro año al frente del organismo, y ahora Ana Susana de la Parra está presionando duro para hacerse, de nueva cuenta del liderazgo de Memac, la empresaria de Calvillo ya fue alguna vez presidente de este organismo, pero ahora quiere repetir para entregar a Memac a la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México… chale, qué bonitas morenitas.

¡Ya se dejó ver! Por fin salió Miguel Ángel Piza, el nuevo secretario de Salud en el estado de Aguascalientes y como se esperaba, no tenía respuestas certeras. Si bien el funcionario no lleva mucho en el puesto, se nota a leguas que no estaba preparado, al menos para responder lo que por seguro podía intuir que le preguntarían en una entrevista colectiva. Eso sí, salió defendiendo el abasto de medicamentos que hay en Aguascalientes y tratando de esconder un poco el recorte presupuestal por el orden federal hacia este sector. Desmintió ser compadre del gobernador Martín Orozco Sandoval y entre las cosas que no dijo, queda todo. Sí, entendemos, acaba de entrar, pero para ser sinceros su trabajo en Aguascalientes exige demanda y lo que sí es que no cambió el equipo en la Secretaría de Salud, entonces de que hay información, la hay. Lo que sí no se acepta es que no tenga idea alguna de innovación para nuevos proyectos. Miguel Ángel Piza ya se dejó ver, pero fue como si no, como si hayamos quedado igual.



Por una vez, de acuerdo con la Paloma. La diputada panista, insistente impulsora de la iniciativa a favor de la “protección de la vida” desde que la preñez, Paloma Amézquita pugna para que cuando se pretenda subir de nueva cuenta al pleno legislativo a manera de reforma constitucional, la votación no sea cedular, de tal manera que cada diputado muestre abiertamente el sentido de su voto y sean así responsables del mismo. Por primera vez estamos de acuerdo con esta legisladora azul, y es que siempre habrá quien pretenda quedar bien con dios y con el diablo al jugar en doble bando, pues si algo exige la ciudadanía son políticos congruentes y comprometidos.

La del estribo. Y sobre la disputa de ayer en el Congresito, en que la mayoría aprobó la iniciativa de Martín Orozco Sandoval para “fortalecer la familia”, pues bueno, como señala Marco García Robles, hay que estar atentos a que ese Órgano Colegiado Estratégico, de carácter honorífico y conformado por especialistas en el tema, sólo se ocupe de emitir opiniones, recomendaciones y líneas de acción, para la prestación de servicios de asistencia social, en favor de las personas y la familia, como núcleo de la sociedad, y que no sea la punta de lanza para imponer la idea de la familia tradicional, victimizar a las mujeres o ir en contra de derechos ya adquiridos por confundir valores con creencias. Que se limiten a hacer su chamba, eso nada más.

 

@PurisimaGrilla

 

The Author

La Purísima Grilla

La Purísima Grilla

No Comment

¡Participa!