Sociedad y Justicia

Nissan Aguascalientes pone impedimentos para simpatizar con CROM para evitar conflicto intersindical

  • CROM no quita las manos ante la posibilidad de un sindicato con Nissan, jactándose de su toma de nota que les da representación legítima
  • Jesús Enrique Ramírez hace un llamado a las autoridades del gobierno estatal para que intervenga entre la CROM y Nissan

 

 

Jesús Enrique Ramírez Pérez, líder de la Confederación Regional Obrera Mexicana (CROM) en Aguascalientes, admite que en la lucha sindical que hay por los trabajadores de Nissan “se han despedido trabajadores, se han reportado irregularidades, y nosotros hemos estado ahí para respaldarlos y hemos tenido una lucha continua, a veces muy pública y a veces silenciosa”.



Como es sabido, Alfredo González González, dirigente local de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), reconoció que existía una demanda de titularidad sindical hacia los trabajadores de la Nissan Mexicana en la entidad. Actualmente la CTM es la que tiene más números en registros. Dicha demanda fue por parte de la más reciente central de obreros emprendida por antiguos cetemistas y cromistas: la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (Catem).

El líder cromista señala: “Llamamos a Nissan a la cordura y pedimos la mediación al gobierno del estado, porque la industria automotriz es una industria muy importante en Aguascalientes, y en este momento donde tenemos desaceleración, donde tenemos un crecimiento de empleo que acabamos de presumir, nosotros tenemos el compromiso propio, como cromistas, de mejorar la situación de vida de los trabajadores”. Arremete diciendo que “es por eso que hacemos un llamado a la empresa Nissan Mexicana a la cordura a fin de que permita de una vez por todas que esta central obrera -CROM- haga una vida sindical al interior de este centro de trabajo”.

Recuerda que hace unos meses se presentó la toma de nota que les da la facultad de representar a este sector de manera legítima a los afiliados. Sin embargo, Jesús Enrique Ramírez Pérez señala que todavía hay cierta resistencia de la empresa para permitir el activismo social pacífico de la empresa. El dirigente de CROM hace referencia a que Nissan tiene que aceptar el hecho de que con la reforma laboral será preciso fomentar la libertad sindical y con ésta cada trabajador podrá decidir a qué confederación pertenecer: “Por eso pedimos que no se resistan, sino que, por el contrario, se eche a andar un programa conjunto entre empresa y el sindicato, para el beneficio de la propia empresa y el beneficio de todos sus trabajadores”. También hace un llamado a las autoridades del gobierno estatal para que intervenga entre la CROM y Nissan.

Lo que CROM pide es hacer mesas de diálogo entre las centrales obreras y Nissan para no tener problemas de comunicación y llegar a un acuerdo. Ramírez Pérez afirma que ya hay solicitud de trabajadores de Nissan para que entren como sindicato a la empresa, pero que ésta, al dar largas, no precisa mesas de diálogos para poder llegar a un acuerdo.

Lo anterior, aunado con la libertad sindical (convenio 98) estipulada en la reforma laboral, puede llegar a “confundir” a los trabajadores; aunque es claro que CROM cuenta con la legítima representación de la industria automotriz, busca ganar adeptos lo antes posible pues ahora está en su derecho. 

El líder cromista comenta que la renuencia no es enteramente de la empresa: “Quieren prevenir, claro, yo lo entiendo, un conflicto intersindical. Pero no tiene que haber un conflicto intersindical ”.

 

The Author

Adrian Javier Flores Nieves

Adrian Javier Flores Nieves

No Comment

¡Participa!