Educación

Reforma Educativa violenta equidad laboral entre docentes

  • Esta semana regresa la iniciativa del Senado a la Cámara de diputados y si no hubiera alguna otra discusión sobre la misma podría publicarse en el Diario Oficial de la Federación en cuestión de una semana o dos
  • Contempla una preferencia para los egresados de institutos normales, luego para los de instituciones públicas, dejando en último lugar a los de escuelas particulares.

 

Actualmente se está en espera del proceso legislativo de publicación de la nueva Reforma Educativa. Al respecto, Ulises Reyes Esparza, director del Servicio Profesional Docente del Instituto de Educación de Aguascalientes (IEA), explica que después de su aplicación, resta hacer la armonización de las leyes con cada una de las entidades. El IEA está haciendo un análisis del ordenamiento jurídico para detectar las áreas de oportunidad y las fortalezas, con el fin de poder instrumentar los procesos de capacitación, evaluación y distribución de plazas. 

En la Reforma Educativa se prevé una preferencia a los normalistas para la obtención de plazas. Esta característica en la ley sectoriza las plazas para un grupo de profesionistas de la pedagogía de manera particular en Aguascalientes, dado que en el estado existen cinco Institutos Normales y al año egresa una cantidad considerable de maestros normalistas. Hoy en día se tienen alrededor de 20 mil trabajadores de la educación, de los cuales doce mil son docentes, esto no dará abasto para que todos los egresados de normales cuenten con plaza directa al terminar con sus estudios. 



La política pública en cualquier materia debe de ir encaminada a mejorar el sector en donde se está aplicando, no obstante no debe desproteger a quienes lo conforman, como lo sugiere la ley educativa. Ulises Reyes Esparza, señala que dentro de la iniciativa se tienen que vigilar algunos aspectos: “El primero de ellos es, desde el momento que van a ingresar a una institución formadora de docentes, a una normal. Se deben de fortalecer los filtros, los perfiles de ingreso”, después, ya egresados “tiene que haber una evaluación que permita que los mejores maestros se queden con las plazas”. 

La Reforma Educativa no afirma en ninguno de sus párrafos que egresando de un organismo normal se tendrá plaza directa. No obstante, después de la evaluación pertinente (en donde se debería verificar, capacidades, currículum en certificaciones, entre otras características), sí se asegura que quienes tendrán preferencia en la asignación de las plazas serán los normalistas. Posteriormente serán los egresados de instituciones de educación superior pública relacionadas con la pedagogía; al final serán tomadas en cuenta las instituciones particulares que tengan estudios de pedagogía. “Prácticamente se cierra la puerta para que otras profesiones, o egresados de institución de educación superior, puedan concursar por las plazas”. 

Entre líneas la nueva ley sugiere que sean los normalistas quienes obtengan los primeros lugares, sin embargo, como tal, sí se sectoriza y prioriza a las instituciones normales de pedagogía antes que las otras. En pro de mejorar el nivel educativo en México, se debe apoyar a que los mejores pedagogos sean los que obtengan las plazas, sea cual fuere su procedencia instructora. Se necesita diseñar elementos efectivos que permitan discernir entre las capacidades de los maestros, no sólo para desarrollar la educación, sino también para crear un ambiente competitivo y justo que no encamine sólo a un sector para la obtención de beneficios laborales. Esta medida propuesta por el Gobierno Federal puede ser violatoria del proceso de equidad y de igualdad en condiciones para los profesores, señala Ulises Reyes Esparza.

El Congreso ya pasó al Senado la reforma; ahí se hicieron modificaciones mínimas, por lo que ya esta semana regresará a la Cámara de Diputados y si no hubiera alguna otra discusión sobre la iniciativa podría publicarse en el Diario Oficial de la Federación en cuestión de una semana o dos.

De agosto a septiembre han sido entregadas alrededor de 400 plazas (entre definitivas y temporales); en octubre viene el registro de los servicios prejubilatorios lo cual abrirá una brecha de otras 300 a 400 plazas que estarán disponibles, a partir de ello y hasta el 31 de mayo se tiene una proyección de 900 plazas. La distribución actual de plazas es conforme a la actual Ley de Educación que terminará de ser efectiva al mismo 31 de mayo, después de que se publique y haga efectiva la reforma se tendrá que dar un lapso de tiempo para poder regularizar los nuevos instrumentos de evaluación que darán la oportunidad de la obtención de plazas. En el proceso de 2019 a 2020 presentaron evaluación más de dos mil 700 profesionistas, de ellos, sólo el 30 por ciento son los que cubren las plazas definitivas y temporales.

 

The Author

Adrian Javier Flores Nieves

Adrian Javier Flores Nieves

No Comment

¡Participa!