Sociedad y Justicia

Restauranteros de Aguascalientes deben prepararse para la prohibición de productos de un sólo uso

  • Se tiene que acostumbrar y educar a la ciudadanía a este nuevo esquema, pues sí sugiere un reto en las costumbres actuales de la sociedad
  • El siguiente mes comienza a operar la ley que prohíbe productos de un sólo uso como popotes, bolsas de plástico y unicel

 

En relación con la reinauguración de la aplicación Rappi en Aguascalientes llevada a cabo hace unas semanas, aunado al constante movimiento de Uber Eats, Claudio Alejandro Innes Peniche, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), comentó que sí son un buen apoyo y, además, redituable. El titular de la cámara de restauranteros explica que herramientas como esas los liberan de cargos y de responsabilidades a la hora de entregar un producto a domicilio; como lo son tener un equipo de transporte, empleados extras que lo manejen, seguros en caso de accidentes, entre otras consecuencias laborales que requiere el servicio a domicilio. 

“Desde el momento que es conveniente, algunos afiliados utilizan estos servicios. Entonces, bueno, cualquier servicio extra que podamos poner en beneficio de nuestros clientes es bienvenido”, indica Claudio Innes Peniche. El giro que más utiliza esa clase de portales es el de comida rápida, pues es la más solicitadas, por su brevedad, para entrega a domicilio. Los afiliados de Canirac a Rappi y Uber Eats están conscientes de la tarifa que las plataformas usan, por esa razón se llegó a un acuerdo con los conveniados para que éstos tengan un beneficio económico que sea viable para seguir haciendo uso de aplicaciones de esa índole. 

El siguiente mes comienza a operar la ley que prohíbe productos de un sólo uso como popotes, bolsas de plástico y unicel; insumos usados recurrentemente en la entrega de alimentos a domicilio. Al respecto, Claudio Innes Peniche propone que los restauranteros usen productos alternativos, la cual tiene una amplia oferta en desechables biodegradables, además de retomar prácticas antiguas como la bolsa de papel o tela. 

No obstante, admite que sí representa un trabajo extra desde el precio de los productos alternativos, los cuales son más altos que los desechables comunes. También comenta que se tiene que acostumbrar y educar a la ciudadanía a este nuevo esquema, pues sí sugiere un reto en las costumbres actuales de la sociedad. Como método de prevención se les dio a los afiliados de la cámara de restauranteros un listado de empresas que fabrican popotes de hueso de aguacate, platos de fibra de caña, vasos de fécula de maíz, entre otra gama de productos que a su vez despertará una nueva industria en el comercio local. “De lo que se trata también, es de hacer un uso racional de todo este tipo de productos desechables ¿verdad?”, subraya el presidente de Canirac. 

Aunque esa clase de bienes sí resultan, al menos, no tan dañinos para el medio ambiente, la apuesta de la prohibición de bolsas, popotes y unicel de un sólo uso necesita abogar más por la reutilización; bolsas de tela, recipientes propios (popotes metálicos, termos, cubiertos, etc.), educación higiénica y sentido de reciclaje, pues se tiene que volver a la época en la que se podían prescindir de artefactos de “productos de una vez”.

Para evitar una posible alza de precio en el servicio de alimentos a domicilio, se necesita racionalizar los desechables biodegradables que se usen, pues como el costo de éstos es más alto al de los comunes, sí podría afectar en el monto final. En entrevista con La Jornada Aguascalientes, Miguel Medina, gerente regional del sector Bajío de la aplicación, explicaba que la plataforma no tenía injerencia directa en ese tópico, pues les concierne a los mismos restauranteros.

 

The Author

Adrian Javier Flores Nieves

Adrian Javier Flores Nieves

No Comment

¡Participa!