Sociedad y Justicia

Celebran ambientalistas en Aguascalientes, que se recuperen árboles derribados con especies nativas

  • Dicen confiar en que los gobiernos realicen un buen análisis de los árboles
  • Árboles nativos acogen fauna nativa

 

 

Aseguró la ambientalista Guadalupe Castorena que los gobiernos municipal y estatal respetan la valoración de especies para determinar la replantación o el derribo de árboles, así como el dar preferencia a las especies endémicas como mezquites y huizaches para reponer los tumbados.



Reconoció que la mayoría de los árboles que han sido derribados a la hora de que los gobiernos emprenden alguna obra urbana, como puentes y pasos a desnivel, son generalmente especies exóticas y aclaró que en ningún momento demeritan el valor de un árbol en pie, ya que finalmente cada grupo conforma una población que es importante para el medio ambiente: “Me imagino que lo que hacen las autoridades es una valoración de cuáles son las especies que se pueden replantar y cuáles no tienen posibilidades de sobrevivencia, eso es lo correcto y creo que es lo que están haciendo”.

La vicepresidente del Colegio de Biólogos de Aguascalientes y presidente de Movimiento Ambiental recordó que la plantación de especies como el mezquite y el huizache, habituales en nuestra región, ayudan al ahorro del agua pues utilizan muy poca para sobrevivir, además que promueve que se infiltre al subsuelo, amortiguar el bióxido de carbono, así como el ruido, y atrae la lluvia a la región.

Celebró que ahora en la recuperación de árboles derribados se priorice a las especies nativas a la hora que se realiza una obra nueva, ya que otra ventaja es que estos árboles acogen también a la fauna nativa, aunque siempre lo deseable es que fueran menos los derribados.

Consideró necesaria una mejor vigilancia a los desarrolladores de vivienda para evitar que derriben mezquites y huizaches para repoblar con especies como pirul, que, aunque son de rápido crecimiento, tienen una vida media muy corta de 40 a 50 años, mientras que los mezquites llegan a una edad de cien años, con todas las ventajas ya mencionadas.

La activista celebró la fuerza que la sociedad civil ha hecho evidente en los últimos meses, ante la amenaza de dejar de contar con varios espacios verdes, especialmente en el municipio capital, a la vez que reconoció que ahora también los funcionarios federales están observando esta situación y se muestran sensibles; lo que suma con buena voluntad el esfuerzo de la ciudadanía.

Compartió que en próximos días invitarán a la ciudadanía a nombrar como “árbol sagrado” a la única especie sobreviviente en el derribo de árboles que se hizo en el predio en donde se pretende construir la llamada Plaza Outlet, obra que se detuvo momentáneamente gracias a los amparos interpuestos por ciudadanos y la acción del municipio capital.

The Author

Claudia Rodríguez Loera

Claudia Rodríguez Loera

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!