Opinión

El Chico de las Estrellas, la nueva escritura de la literatura española / Alegorías Cotidianas

Dudamos un poco en acercarnos a la literatura que cuenta historias sobre la homosexualidad. Seamos sinceros, aún es un tabú en la sociedad, es de esos temas que no se habla en algunas familias o círculos de amigos.

En los estantes de la librería vi un título en una ocasión que me llamó la atención, El Chico de las Estrellas, sobre todo porque la portada no tenía relación con el espacio, los astronautas o naves espaciales de ninguna manera. Al pasar el tiempo un amigo muy querido me lo recomendó, me dijo que era una novelita muy dulce y que además el autor estudiaba en la Universidad Complutense en España por lo que, ahora sí que tenía curiosidad.

Así fue como, finalmente, decidí leer el libro. El autor es Chris Pueyo, un joven de 25 años quien estudia literatura general y comparada en la Complutense y además cuenta con cuatro obras publicadas, todas ellas con gran éxito.

El Chico de las Estrellas es la biografía poetizada del autor. Es un libro que nos cuenta cómo creció en un ambiente violento y como la soledad lo llevó a madurar mucho más rápido que a los otros chicos de su edad.

Es muy interesante pues la escuela es lo que le animaba a continuar mientras que también era un lugar donde era relegado por ser gay.

Todos notaban que era gay, su manera de desenvolverse lo denotaba, sin embargo, él no se había dado cuenta y el libro nos narra cómo poco a poco lo descubre y eso lo impulsa a ser valiente y seguro de sí.

Le tocó crecer en un ambiente donde no se veía bien aún el ser gay por lo que su despertar a ser él mismo está lleno de acoso escolar. Sin tener un apoyo en casa emocional y vivido es, como en muchos casos, su abuela quien representa es figura de paz que lo anima a seguir adelante. 

No es una historia de amor, sino de un guerrero, de un joven que desde pequeño sufrió atrocidades y que gracias a ello encontró al arte como escaparate para salvarse a sí mismo y contar su vida, de la que muchos, podemos aprender.

Con nombres poéticos los personajes incidentales dan vida a los episodios del libro. No es una novela de muchas páginas, pero sí lo es en experiencia, madurez y sensibilidad.

No es ni será sencillo en época alguna el ser gay, muchos de nosotros no podemos comprender el acoso, la presión social y la persecución que viven simplemente por tener una preferencia diferente y libros como El Chico de las Estrellas nos acercan un poco a lo que todos los días enfrentan miles de ellos en el mundo.

Por eso es que no es una historia de amor, pues en él vemos cómo se construye una identidad de un hombre que logra vencer sus miedos y trascender gracias a la literatura y a sus deseos de continuar con la mejor actitud.

Algo que me encanta es que algunas frases están resaltadas en negritas y eso nos permite identificar el sentimiento que domina el capítulo, es como ese lenguaje interno que tenemos donde algunos de nuestros pensamientos son más fuertes y su intensidad nos hace palpitar más rápido o lento el corazón.

Algo en particular curioso, que además lo cuenta en uno de los primeros capítulos es que el libro por completo fue escrito a mano y al tiempo esas frases contundentes en negritas también eran resaltadas desde su concepción antes de que el libro tuviera un tratamiento. Técnicamente el libro fue escrito dos veces. La primera a mano y la segunda cuando fue transcrito. 

Pese al avance tecnológico para Chris Pueyo la escritura a mano se disfruta más al ser lenta y le produce más estructura en su pensamiento. Cualquiera de nosotros pensaríamos que todos los libros se escriben en computadora, sin embargo, pese a su juventud su creatividad aún trabaja a la antigua, tal como lo hicieron los grandes escritores.

El Chico de las Estrellas es una poética autobiografía de un chico quien en prosa y con corazón de poeta enumera, describe, exhibe y narra su vida resumida en unas pocas palabras.

Quisiera contarle más del libro, sin embargo, no quiero que pierda su magia y busco la manera de que mi invitación a que lo lea junto con una taza de té lo lleve a reflexionar poéticamente sobre el como se necesita ser valiente para enfrentar al mundo, sin secretos, abiertamente gay.

El Chico de las Estrellas es un libro que podemos leer todos, es de ese tipo de literatura que conmueve y nos identifica con el protagonista y no por su preferencia abiertamente homosexual sino por los conflictos de vida que enfrentó. No se necesita una vida similar para identificarse sino experiencias de crecimiento y amor, solamente eso.

Chris Pueyo es un chico al que no tenemos que perderle la pista pues en solo dos años tiene ya cuatro libros publicados.

Ojalá pronto nos acompañe a una feria del libro, pues es un chico muy talentoso y seguramente, si lo invitan tendrá muchos seguidores que querrán interactuar con él, pues su escritura los motiva a dar ese paso para decir al mundo aquí estoy, soy diferente y estoy orgulloso de ello.

En hora buena editorial Planeta decidió publicar literatura juvenil con temática gay, nutrida y sensible, de esa que vale la pena leer y aunque nostálgica alimenta el corazón de muchos chicos que por situaciones adversas no se atreven a enfrentar a su familia para vivir su homosexualidad abiertamente.

No cabe duda de que El Chico de las Estrellas, el de verdad, no el de ficción, vuela para ser una estrella de la literatura.

 

Laus Deo

@paulanajber

The Author

Paula Nájera

Paula Nájera

No Comment

¡Participa!