Política

En Cosío, Aguascalientes, cartas de despido por no apoyar reelección fueron un malentendido

  • El alcalde dijo que eso fue “una cámara de humo ahí en casa brujas, porque no hallaban cómo desquitar y a quién echarle su falta de responsabilidad”
  • Las supuestas cartas de despido eran para citarlos e informarles de un proyecto para erradicar los laudos, no era con el fin de acabar su relación laboral, aseguró el alcalde

 

En relación con el altercado sucedido en Cosío en junio, donde 43 personas acusaron al presidente municipal Juan Manuel Villalpando Adame por haberlos querido despedir debido a que no lo apoyaran para su reelección por el Partido del Trabajo, el alcalde dijo que eso fue “una cámara de humo ahí en casa brujas, porque no hallaban cómo desquitar y a quién echarle su falta de responsabilidad”.

En aquel entonces fue subido a redes sociales un video de una persona que presenció y grabó la insistencia de Villalpando Adame para mandar las cartas de despido de los 43 trabajadores porque no lo habían apoyado para lograr su reelección, situación sin argumentos o fundamentos jurídicos. 



El alcalde, quien llegaría a su puesto por la vía independiente, aseguró que no se despidió a nadie, sino que se estaba implementando un proyecto con el fin de erradicar las deudas de laudos en Cosío para no dejar ese tema pendiente, y que las cartas eran un aviso para platicar sobre cómo se iba a llevar a cabo este tema económico: “A nadie quitamos, nada más se les mandó un aviso para que se presentaran para platicar, no era de que ya estaban corridos, ni mucho menos”. 

Al parecer, de los 43 sólo fueron seis personas las que lo acusaban de que habían sido despedidas por no apoyarlo, no obstante, el funcionario insistió en que todo fue un malentendido.

Entrega recepción

Juan Manuel Villalpando Adame señaló que el ayuntamiento ya está preparado para la entrega recepción: “Como recibimos el municipio, hoy lo entregamos en mejores condiciones, no hay laudos, no hay deudas, todo en regla”. La principal labor fue el esfuerzo por tratar de sanear las finanzas, trabajo que, según informó el funcionario, se logró.

Actualmente no se tiene deuda pública; la localidad se les fue entregada con una deuda de cerca de cinco millones 700 mil pesos, aunado a los laudos, que fueron cerca de cuatro millones. Subrayó que la deuda pública que tenían fue saneada y que afortunadamente no se generó más, no obstante, admitió que sí quedaron algunos laudos sin cubrir, que más que nada son rezagos de la administración pasada.

Para que Cosío siga creciendo es necesario darle continuidad a los proyectos que están funcionando hoy en día; aspectos de seguridad, recolección de basura, alumbrado público, etcétera.

The Author

Adrian Javier Flores Nieves

Adrian Javier Flores Nieves

No Comment

¡Participa!