La Purísima Grilla

La Purísima… Grilla: Contralor descontrolado

Confrontación innecesaria. Hoy se espera que tomen por asalto Palacio Nacional, quién sabe si durante la mañanera o más tarde, pero se supone que todos los alcaldes del país llegarán a exigir al presidente Andrés Manuel López Obrador que entregue más dinero a los municipios, si las cuentas y el Inegi no nos fallan, en México hay más de 2 mil 400 municipios, sin contar las alcaldías de la Ciudad de México; ¿quién los va a movilizar?, sabe, según Enrique Vargas del Villar, representante de los alcaldes panistas, ya se pusieron de acuerdo, el también “presidente constitucional del municipio de Huixquilucan, Estado de México”, como se presenta a sí mismo en su cuenta de Twitter, indicó en una reunión de alcaldes que le exigirán a López Obrador una reunión de trabajo para arreglar el presupuesto porque ha habido recortes a varios fondos. ¿Los presidentes municipales de Aguascalientes se unirán a esta protesta e irán a la mañanera para exigir lo suyo?, lo dudamos, al menos Teresa Jiménez Esquivel no, hoy es el 444 aniversario de la fundación de la ciudad de Aguascalientes y tiene en su agenda eventos alusivos a la celebración, así que no se contempla el viaje a la Ciudad de México; en cuanto a la demanda que impulsa Enrique Vargas, bueno, pues, el alcalde reelecto de Huixquilucan se equivoca por la vía y en el tiempo, porque el presidente no puede hacer mucho por el presupuesto ya aprobado por el Congreso, ah, es que el asunto es que para eso tienen que negociar los alcaldes y gobernadores con los grupos parlamentarios, para que sean considerados en el presupuesto, muy mala debe ser la relación de Vargas del Villar con los legisladores como para preferir ir a armar un espectáculo a Palacio Nacional… pues sí, porque de eso se trata, el alcalde de Huixquilucan lo que quiere es cámaras, para que la profecía se cumpla y sea el próximo candidato a la gubernatura del Estado de México, como quiere Marko Cortés Mendoza, líder nacional panista, según medios afectos a la Presidencia Municipal, cuando Marko Cortés mencionó a Enrique Vargas a nadie le extrañó, que porque su liderazgo “se ha ido haciendo más evidente entre el panismo mexiquense”; lo que necesita ahora el alcalde retobón es que ese liderazgo se reconozca fuera de su municipio, ¿y qué mejor manera de hacerlo que arriando a otros a su protesta contra López Obrador

Ya que mencionamos al Inegi. Otro que está en contra de la austeridad republicana es Manuel Rodríguez Murillo, contralor interno del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, quien, si se acuerda, llegó a la institución por una oscura mano, porque la Cámara de Diputados aprobó su nombramiento por mayoría calificada, a pesar de que su postulación había sido rechazada por algunos legisladores con anterioridad, a pesar de que Manuel Rodríguez no aparecía en la terna presentada por las comisiones unidas de Transparencia y Anticorrupción y Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación, y en la que ya se había votado para que ocupara el cargo por Ricardo Garza Espíritu, elegido de una terna en la que participaron Francisco Hugo Gutiérrez Dávila y Manuel Loaiza Núñez. Bueno, pues ya no se supo quien metió el hombro a Rodríguez Murillo y desde hace seis meses despacha en el edificio sede del Inegi, y en menos de un año, los trabajadores ya comenzaron a quejarse por lo que consideran actos de autoritarismo, prepotencia y gastos excesivos en sueldos, viajes y mobiliario y equipamiento de oficinas, contratación de personal que no cumple con el perfil, experiencia ni conocimiento de la naturaleza de las funciones y atribuciones del Inegi. Un ejemplo mínimo de los gastos inútiles de Manuel Rodríguez es que para estrenar su oficina, exigió que se colocara una foto de sí mismo cuando tomó protesta, no la de Andrés Manuel López Obrador o la Junta de Gobierno del Inegi, ¿para qué?, mejor él, quizá para recordar que se pasó a los legisladores por el arco del triunfo. Las quejas contra Manuel Rodríguez incluyen quejas por despido de personal con antigüedades que van de los 15, 20 a 30 años de servicio y que fueron cesados sin respetar sus derechos laborales ganados, pero lo más indignante es que fueron sustituidos por amigos del actual contralor, sin contar con capacidades y habilidades directivas, sin justificar con algún título profesional o maestría los altos sueldos que les han sido asignados. Por si usted no lo sabe, se supone que el Órgano Interno de Control debe contribuir al buen funcionamiento institucional y fomentar una cultura de legalidad, ¿cómo se ve eso si algunos de los cuates que contrató Rodríguez Murillo ni siquiera cuentan con licenciatura?, quienes han querido entrar a trabajar al Inegi saben que el proceso y los exámenes son muchos, ¿por qué el contralor se puede saltar esos requisitos? Asimismo, están actuando con absoluta prepotencia despreciando el mobiliario y oficinas existentes, pues han exigido nuevas oficinas y nuevo mobiliario, significando un alto costo presupuestal, con absoluta rebeldía y en contra de la Austeridad Republicana que ha abanderado al Gobierno Federal. Se sabe que Manuel Rodríguez continúa hostigando al personal para que renuncie, pues aún hay amigos del actual contralor que quiere traerse a Aguascalientes para ocupar al menos algún puesto de nivel de mando. Del actual y años anteriores, existen muchas denuncias en contra de funcionarios del Inegi, y que se pensaba y esperaba fueran investigadas por el actual grupo de auditores; realmente había expectativa de los trabajadores para que se acabaran los abusos, las inequidades y la corrupción. A seis meses de la llegada del contralor, la base trabajadora ya está decepcionada. Pobre Inegi.

Del dicho al hecho no hubo ningún trecho… En septiembre el secretario de gobierno, Enrique Morán Faz, comentó que históricamente ése era un mes violento, el más violento y aunque no se sabía por qué, así era. Pues dicho y hecho. Sí, la incidencia delictiva por fin rompió su racha en el estado y disminuyó en vez de crecer, como lo había venido haciendo los tres meses antes de este último reporte del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), no obstante, en el informe de septiembre se ve un aumento en los homicidios. De 449 asesinatos (entre negligentes e intencionados) reportados en agosto se incrementó a 503, en otras palabras, septiembre es hasta la fecha (y como predijo Morán Faz) el mes con más homicidios para Aguascalientes. Esas cualidades de predicción son loables, pero más loable serían si se aplicaran a favor de la ciudadanía, es decir, si ya se sabe que en septiembre se acuña más violencia ¿por qué no trabajar en la seguridad para que esto ya no siga sucediendo? Con los hechos presentados este mes no dudemos que para el reporte de octubre haya un incremento nacional en los homicidios. Y sí, de veras nos da tristeza que todos adivinen y declaren, no importando del orden de gobierno al que pertenezcan, y que todo siga cayendo en vez de mejorando. Bueno, si ya saben cómo está la cosa, o por donde va, un poquito de prevención no vendría mal. Estado precavido vale por dos.



La del estribo. El fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, dijo que habrá una investigación exhaustiva de responsabilidades específicas de quienes hayan intervenido en los hechos ocurridos en Culiacán, dijo que “no va a ser otro Ayotzinapa”, ya que habrá claridad en la investigación y se esclarecerán con precisión las responsabilidades, con apego a la ley y transparencia. Eso esperamos todos.

 

@PurisimaGrilla

The Author

La Purísima Grilla

La Purísima Grilla

No Comment

¡Participa!