La Purísima Grilla

La Purísima… Grilla: Reelectos

La misma piedra. Ayer le comentábamos el reto principal para Antonio Arámbula en su nueva encomienda en Jesús María, pero el exsenador se engolosinó en su toma de protesta y terminó asegurando que, otra vez, ahora sí, iba a rescatar al municipio; ¿de qué lo va a rescatar? No nos cabe duda de que cuando ya traen el discurso armado es difícil bajarse de ese caballo. El Jesús María de Arámbula López no es el mismo que le dejó a Noel Mata, sin embargo, a la hora del diagnóstico y presentación de “ejes de gobierno”, el presidente municipal reelecto, dijo prácticamente lo mismo que en su anterior ascenso al poder.

Otra piedra. Quien si no tuvo vergüenza fue el también reelecto Adán Valdivia López, quien parece que todavía no se sacude la correa que lo ataba a Javier Luévano e intentó pasar inadvertido, el asiduo comprador de títulos falsos rehuyó a los amigos de la prensa para que no le preguntaran sobre el tema de moda, si está con la voluntad popular de eliminar el fuero o está del lado de quienes quieren mantener los privilegios para unos cuántos. Adán Valdivia, a pesar de sus títulos comprados, es un político con suerte y aprovecha la distancia que aleja a Calvillo de la capital para sólo aparecer cuando cree que le conviene, si tiene algo que anunciar, pero no permite ningún cuestionamiento, mucho le costaría salir bien librado de que su cargo nunca estuvo en juego en la elección interna del PAN, así que como el chinito, nomás milando, atestiguó el rasgamiento de medias por las candidaturas en la capital y Jesús María para nadar de muertito hacia la reelección; sí, Valdivia López ganó con poquito más del 40%, pero eso se lo debe, todavía, al manejo que de la militancia hizo Javier Luévano, militancia que no ha sido atendida porque de otra manera no se podría explicar cómo es que su más cercano competidor, Daniel López Ponce, pudo llevarse casi la mitad de los votos cuando fue postulado por el Partido Libre de Aguascalientes y con mucho menos presupuesto con el que contó Adán Valdivia. Durante su toma de protesta, el zalamero discurso fue para endulzar el oído de todos los grupos de Acción Nacional, vamos, que el agradecimiento le alcanzó hasta para los senadores Juan Antonio Martín del Campo y la diputada federal Martha Elisa González, discurso, por cierto que es una copia del de María Teresa Jiménez Esquivel, eso de que, ahora sí, ya viene lo mejor. En el caso de Calvillo, pues no hay de otra, peor no puede estar. De hecho, esa es la ventaja única que tenemos los aguascalentenses que vamos a tropezar con la misma piedra, es que sólo pueden mejorar, como supuso en su discurso la alcaldesa de la capital, quien según por la experiencia adquirida, ahora sí, podrán ser mejores porque “Aguascalientes así lo requiere”, también dijo Jiménez Esquivel que “hablar de reelección, es hablar de duplicar esfuerzos, es fortalecer nuestros compromisos y llegar a los objetivos que nos está planteando la ciudadanía”, pero lo mejor lo guardó para el final, una promesa que ojalá sus advenedizos compinches le dejen cumplir: “Es tiempo de paz, es tiempo de unidad, es tiempo de reconciliación, de remar todos para un mismo rumbo, es por eso, que tenemos que estar coordinados, la Federación, el estado y el municipio, con un simple objetivo, que al concluir este mandato, tengamos la satisfacción del deber cumplido”. Pues sí, ojalá, y ya se dejen de pleitos y demostraciones de músculo, tan inútiles y superfluas como juegos pirotécnicos en una toma de posesión, ¿o no?

Perros de reserva. A quien hay que reconocer la mesura que lo distingue es al superdelegado Aldo Ruiz Sánchez, a diferencia de otros representantes de Andrés Manuel López Obrador ha aguantado las recias dentelladas de Cuitláhuac Cardona Campos y de Fernando Alférez Barbosa, todas las veces que estos mastines se han lanzado a la partes nobles de Ruiz Sánchez, el delegado se ha hecho a un lado y no ha respondido, los ataques de los morenitas han sido de lo más bajo, pues se meten con la vida privada del funcionario tetratransformista, cuando ninguno tiene la estatura moral (ese valor que le gusta tanto al presidente Andrés Manuel López Obrador) como para darse golpes de pecho.



La telenovela. Esperemos que de verdad no tenga nada qué ver la relación familiar que hay entre uno de los denunciantes, Fernando Alférez Barbosa, parásito de Movimiento Regeneración Nacional en el estado y su aprendiz de compinche Cuitláhuac Cardona Campos, quien sabemos que busca con especial ahínco la dirigencia estatal del partido, y el proceso de investigación que la fiscalía sostiene contra Aldo Ruiz Sánchez. Aunque Jesús Figueroa Ortega nos dijo que confiáramos en la transparencia del organismo, lo que sí es difícil, es confiar en los morenitas, ¿o no? La verdad, la verdad, están como el Partido Acción Nacional, entre ellos solitos se pegan, y duro. Bueno, la diferencia es que la bancada de Morena tiene mucho peso nacional. Lo peor de la situación que entre partidos políticos se echen tierra es que la ciudadanía está viendo sus conflictos de intereses, en vez de una verdadera lucha social que atienda las problemáticas latentes. Si bien no estamos defendiendo al superdelegado (porque un angelito no es), estamos haciendo un llamado a la práctica de la política más allá de los intereses personales, que el trabajo se vea en iniciativas progresistas, más allá de denuncias partidistas. 

Rémora. La ganancia del río revuelto que estos dos morenitas han generado, ya benefició a Cuitláhuac Cardona, quien ya aseguró que puede ir de nuez, tras el resultado de las “elecciones” de fin de semana, en Morena no descartan que Cuitláhuac Cardona dirija nuevamente el Comité Ejecutivo Estatal de Morena Aguascalientes, ya que actualmente es delegado que hace funciones de presidente, y de esta manera y con base en la convocatoria, no se consideraría una reelección, además de que tanto él como su comparsa (es que juegan relevos australianos), Fernando Alférez, fueron elegidos consejeros el pasado domingo: el primero en el distrito 01 electoral federal y el segundo en el 03. Si bien Cardona Campos manifestó abiertamente que sí desea ser dirigente estatal del partido y Alférez Barbosa no lo mencionó, no se descarta que así sea, ya que si bien es cierto que en los tres distritos hay entre los consejeros hay “mucha gente nueva”, ninguno se compara en mañas a este par, que lograron al parecer, bajarle fuerza al grupo del superdelegado, Aldo Ruiz. Aunque para conocer quién será el nuevo presidente estatal de Morena habremos de esperar al próximo 10 de noviembre, fecha en la que los 30 consejeros se reunirán para votar por uno de ellos como dirigente, así como para ocho cargos más dentro del Comité Ejecutivo Estatal; casi un mes en el que seguramente surgirán más y nuevas monerías. Aunque sería lindo, si de democracia se habla, que el nuevo presi del partido sea uno de esos que dicen que nadie conoce, uno de los “protagonistas del cambio”.

La del estribo. En otra más de Morena, al fin se dieron a conocer los resultado de la vergonzosa consulta organizada por Morena para los de Morena, donde con una pregunta amañada, con ninguna certeza para el ejercicio libre del voto, sin candados para evitar un fraude, impulsaron para aumentar el tiempo de Jaime Bonilla en la gubernatura, ampliarlo de 2 a 5 años, y los resultados fueron que de los 53,419 votantes que participaron, el 84.2% (45,030 votos) quiere que le extiendan el mandato a 5 años, mientras que 8,186 votantes dijeron que no (15.32%). Y no, no es representativo, el listado nominal de Baja California es de 2,811,075 electores, por lo que los incautos que participaron en esta farsa de Morena, representa menos del 2 por ciento. Así, no.

@PurisimaGrilla

The Author

Redacción

Redacción

No Comment

¡Participa!