La Purísima Grilla

La Purísima… Grilla: Rollitos de lengua

No sabe nada nada nada nada nada nada, que no, que no… O si sabe, no quiere decir. O si no sabe, tampoco quiere decir, y se cuida de las moscas, ayer, en la rueda de prensa organizada por la Cámara Nacional del Comercio (Canaco) en Aguascalientes, el administrador local de servicios tributarios del SAT en el estado, Héctor Jiménez Franco, dijo que no daría entrevista si no era del tema tratado en la rueda de prensa, del Buen Fin. Si al funcionario no le parece que hay otros tópicos importantes, más allá de su participación en el Buen Fin, como las condonaciones fiscales, cancelaciones, situación de los servicios tributarios en pequeñas y grandes empresas, pues ni hablar, a fuerza ni los zapatos. Pero eso sí, algo anda mal. Hay que recordarle a Jiménez Franco que la asociación Fundar reveló un trabajo donde se echó de cabeza a funcionario públicos y empresas (de las grandes, bueno, y otras no tanto, eh) los impuestos “perdonados” por concepto de condonaciones o cancelaciones, entre el 2007 y 2015. Ahí se vio que más de cuatro mil 440 millones de pesos fueron perdonados por el Servicio de Administración Tributaria en Aguascalientes, y pues claro, por supuesto que sí, Luis Armando Reynoso Femat salió, por nombrar a alguien. Entonces, ¿qué está pasando ahí? ¿Cuál es la realidad actual? ¿Realmente se hace con el sustento que permite que se hagan esas condonaciones y cancelaciones? Porque ahí está la reforma al artículo 28 de la Constitución propuesta por el Gobierno Federal, ¿qué hay con eso?, en serio, no comments?

No ayudes, compadre. En medio de una crisis política y de credibilidad que sufre el Partido Revolucionario Institucional se suma la económica, pues ya comenzaron a lloverles las multas del pasado proceso electoral y a las que habrán de hacer frente a pesar del recorte presupuestal como consecuencia de ser ahora una oposición con poca representatividad en el Congresito y los municipios; aunque muchos priistas crean que esta no es su realidad, tal es el caso del delegado del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, Hugo Contreras Zepeda, quien para abonar al hecho de que sólo la prensa comprometida con informar a la ciudadanía se acerca a las ruedas de prensa que organizan, decidió que era buena idea ser grosero con los reporteros. Al final del encuentro de unos pocos representantes de la prensa con Enrique Juárez, todavía presidente del estatal del partido, el delegado, miembros del grupo parlamentario priista, y los regidores de la capital -palpablemente había más personas en el presídium que frente a él- los reporteros se dispusieron a entrevistar a los del tricolor en lo individual y algunos se acercaron al dirigente partidista; no bien habían comenzado los cuestionamientos cuando Hugo Contreras interrumpió para llevarse del brazo a Enrique Juárez, quien sólo acertó a poner cara de niño regañado, y sin decir “agua va” arguyó que la rueda de prensa había terminado. En serio, no ayude, compadre, o lo que es lo mismo más ayuda el que no estorba, pues con estos actos ni los reporteros más comprometidos pensarán en acercarse siquiera al edificio de la avenida López Mateos.

Rollitos de lengua. La renovación de las 11 presidencias municipales da para mucho, mucho más que señalar que Aguascalientes es un estado no morenita, pone a prueba también a los partidos políticos de oposición qué van a hacer para sacudirse su pereza y ser en verdad una oposición, efectiva, de contrapeso, lo que se necesita en la realidad, en vez de los gritos histéricos de que ya merito vamos a ser como Venezuela, a los trasnochados hay que recordarles que en Aguascalientes gobierna Acción Nacional y en los municipios la variedad es más amplia, pues hasta Morena logró colarse para administrar Asientos; ante este escenario, la presentación de los regidores priistas fue un espectáculo de pena ajena, para empezar prometieron que, ahora sí, el PRI será un “partido en oposición, carácter, temple, sin atemorizarnos de las amenazas de quienes están en el gobierno, y donde seas gobierno como el caso municipal asumiremos nuestra responsabilidad con congruencia”, ah, pero eso sí, acostumbrados a la chicanada, subrayaron que “si algún militante comente algún error o cae en alguna tentación ya serán las autoridades que investiguen y les caiga todo el peso de la Ley”, o sea, que no meterán las manos al fuego por nadie, pero, tampoco erradicarán las prácticas de corrupción a las que nos tienen acostumbrados. Para seguir con las paparruchas, Enrique Juárez Ramírez se quejó de “la parafernalia, la ostentosidad y el derroche de recursos económicos” de la toma de protesta de María Teresa Jiménez, la ahora regidora capitalina, Citlalli Rodríguez González, intentó conmover al escaso auditorio señalando que “el acto protocolario fue digno de un gobernante insensible” y que tanto ella como el regidor Tagosam Salazar Imamura, fueron llevados al evento con engaños, pues pensando que era un “evento republicano” asistieron a una especie de premiación, en la que incluso había “una barrera para distinguir entre los acarreados del pueblo y la alta burocracia”… Aysh, ¿en serio?, pero si los regidores priistas iban con sus mejores garritas y con peinado de salón, muy cucos y disfrazados de “alta burocracia”, eso sí, todo el evento estuvieron enmuinados, pero no con gesto de austeridad republicana sino con mueca de ardidez tricolor. O sea, ¿en serio ésta va a ser la crítica que los priistas van a hacer al gobierno municipal?, su chamba es otra, ojalá Tagosam Salazar y Citlalli Rodríguez se dejen de chismes y se pongan a trabajar en serio, porque de hecho, es su última oportunidad, si Rodríguez González quiere ser la abanderada del PRI en la siguiente elección a la presidencia municipal, va a tener que demostrar un poco más de garra que esta crítica blandengue, ¿o va a esperar, otra vez, que la designación le caiga del manto de Lorena Martínez?



Corrupción. No podemos irnos sin comentar en extenso, aunque sea al final, la sorpresiva renuncia de Carlos Antonio Romero Deschamps a la dirigencia del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), Romero Deschamps ocupó ese puesto durante 26 años y fue cómplice de los gobiernos priistas y panistas para desviar recursos de Petróleos Mexicanos (Pemex) a campañas electorales, y también cómplice de la debacle de la empresa petrolera. Aunque la titular de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, señale que la huida del líder sindical fue a título personal, no se puede hacer a un lado que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) lo denunció ante la Fiscalía General de la República (FGR) por presunto enriquecimiento ilícito y lavado de dinero, así como que el Frente Nacional Petrolero, a través de Sergio Morales Quintana, también lo demandó por administración fraudulenta; ayer el Sindicato de Petroleros anunció que Carlos Romero Deschamps presentó su renuncia, y que es posible que quien lo suceda sea el secretario del Interior del Comité Ejecutivo General y diputado priista, Manuel Limón Hernández… ajá, sí, pero ¿y las demandas?, ¿lo va a perdonar la Cuarta Transformación?, ¿le van aplicar la de robo, huyó, lo denunciaron y lo dejaron ir?

La del estribo. Ayer se revocó la última suspensión que detenía a Andrés Manuel López Obrador para la construcción del Aeropuerto en la Base Aérea de Santa Lucía, alias aeropuerto Felipe Ángeles, todo indica que nada detendrá a la Cuarta Transformación, en lo local es una noticia buena y mala, mala porque entonces el Gobierno Federal va inyectar recursos a ese proyecto, buena porque otro proyectos del gobierno de López Obrador, como la refinería y el Tren Maya, siguen sin poder echarse a andar, lo que significa que esos recursos tendrán que repartirse… a las entidades federativas, pues venga entonces, de lo perdido, lo encontrado.

 

@PurisimaGrilla

The Author

La Purísima Grilla

La Purísima Grilla

No Comment

¡Participa!