La Purísima Grilla

La Purísima… Grilla: Sorpresa

Día uno. Con la toma de protesta de los once presidentes municipales debió comenzar un borrón y cuenta nueva entre los alcaldes y el gobierno estatal, Martín Orozco Sandoval ofreció una “visión municipalista” y colaboración, al parecer el mensaje fue entendido, en su discurso de toma de protesta, María Teresa Jiménez Esquivel subrayó la necesidad de hacer equipo y en su gira por medios del primer día destacó la necesaria colaboración, entonces vamos bien, si se cumple, en serio lo mejor estará por venir para todo Aguascalientes, pero…

Fuego amigo. Sí, toda historia tiene un pero, y en este caso de los jaloneos mediáticos entre las administraciones estatal y municipal que tanto ruido provocaron, sobre todo por el eco de esta pelea cacareado tanto por la comentocracia, el pero es que ahora esta bronca ya no está entre los grupos de Teresa Jiménez y el de Martín Orozco, sino que se genera al interior del grupo del gobernador. No hace poco el gobernador dio el manotazo y envió el mensaje de que ya no quería más grillas, en su tercer informe insistió a su equipo que se pusiera a trabajar, pero hay quienes no están entendiendo el mensaje, y la verdad nos extraña de quienes están promoviendo la salida de Manuel Appendini de la Coordinación de Comunicación Social, porque la comunicación oficial del Gobierno del Estado no había sido tan eficaz en mucho tiempo, otra cosa es el manejo de la imagen de Martín Orozco, en esta redacción jamás le hemos esquilmado ningún mérito a quien se lo merece, y Manuel Appendini incorporó al gobierno estatal su eficaz estilo de reportear, a su llegada los comunicados oficiales se modificaron y se limpiaron de adjetivos, anteponiendo los datos duros, entonces, ¿por qué lo quiere correr Adriana Jurado? Señalamos que nos extraña, porque Adriana Jurado ha hecho un extraordinario trabajo al frente de Sipinna y con su chamba le calló la boca a quienes no quisieron entender que su salida de Palacio no se debió a un desencuentro con Martín Orozco ni a una falta de confianza ni a incumplimiento; si bien la llegada de Manuel Appendini sorprendió a más de uno, reiteramos, ha cumplido a cabalidad, no sólo en la modificación de la comunicación, se ha integrado al círculo más íntimo de Orozco Sandoval, donde están ahora Enrique Morán Faz y Jorge López Martín, y si le funciona al proyecto del gobernador, ¿por qué querer correrlo?, ¿por qué ofrecer el espacio que a pulso se ha ganado Manuel Appendini? Sí, el mejor formador de reporteros de Aguascalientes puede no ser monedita de oro, de hecho no lo es, pero no se entiende que esa pueda ser razón para que Adriana Jurado deje correr el rumor de que lo va a reemplazar José Luis Márquez, quien hace un estupendo trabajo en Radio y Televisión de Aguascalientes. Este fuego amigo es de lo más inútil si cada uno está cumpliendo con la chamba que les encargó Martín Orozco, y lo peor es que en este ofrecimiento de la cabeza de Manuel Appendini se embarra a quien sin deberla ni temerla está desarrollando sus proyectos profesionales para enriquecer la oferta informativa en Aguascalientes, ¿alguien cree en serio que Alberto Romero aceptaría el cargo? Cualquiera que sea la “estrategia” detrás de estos chismes, todos salen mal parados porque no le están dando patadas al pesebre, están escupiendo al cielo y esas negras intenciones les van a caer en la cara. Claridoso como es Manuel Appendini, ¿creen que se quedaría callado si lo tumban desde afuera?… No es pregunta, es certeza, lo que sí es cuestionamiento es ¿para qué?

No más derroches. Atinado apunte de Aníbal Salazar Méndez, fundador de La Jornada Aguascalientes y conductor de El Noticiero A Opinión, acerca de la Ley de Imagen Institucional que deberán cumplir los presidentes municipales, se lo compartimos: “Ahora que han terminado todas las tomas de protesta, los nuevos alcaldes se enfrentan a un reto mayúsculo: renunciar a su megalomanía de querer imprimir un sello personal a costa de los contribuyentes. Mire usted, como lo habrá notado, cada cambio de administración se cambia la imagen institucional, en bardas, parques, jardines, patrullas, camiones de limpia, uniformes, cientos de miles de pesos para que el logo del alcalde o alcaldesa en turno, figure, como si a los ciudadanos nos importara algo más que cumplan con su trabajo. Para evitar este derroche, en el año 2017 se promulgó la Ley de Imagen Institucional para el Estado de Aguascalientes y sus Municipios, que prohíbe tajantemente que ningún ente de gobierno, use colores o logotipos propios, sino una imagen institucional, es decir el Símbolo Heráldico del Estado de Aguascalientes, que deberá obrar para identificar a las dependencias y entidades de la administración pública del Estado, así como el Símbolo Heráldico de cada uno de los Municipios y los Poderes; los colores oficiales serán el gris, blanco y negro; con eso se evitará que cada cambio de administración se tire dinero a contentillo del gobernante en turno. La pregunta es ¿tendrán el valor los munícipes para aplicarla o les valdrá y llevarán sus sueños de grandeza a la infraestructura municipal?”. El artículo primero transitorio de esta ley señala que “El presente Decreto iniciará su vigencia, para el caso de los Municipios, el 15 de octubre de 2019”, es decir, a la de ya, buen apunte de Aníbal Salazar, honor a quien honor merece.



El rebuzno. “No debería de ser un asunto de relevancia todos los días”, dijo en su rueda de prensa semanal el obispo José María de la Torre, cuando una reportera le cuestionara sobre el trabajo que realiza la diócesis al respecto del suicidio: “Ahorita estamos hablando del Jubileo, esos temas ya se han tratado todo el año, pero no es noticia relevante todos los días del año”, más de un lector de esta columna se indigna cuando citamos a José María de la Torre, pero resulta inevitable pasar por alto este nuevo rebuzno del obispo, tanto que al respecto habló Miguel Ángel Piza Jiménez, quien dijo que para el sector salud cada muerte de una persona es importante y no debe demeritarse. Desde el punto de vista del director del Issea, es posible que Chemita haya tenido un desliz y se expresó de una forma errónea, ya que el suicidio es una problemática de salud pública que debe ser atendido por todos los actores sociales, “a lo mejor el señor obispo no fue muy claro en lo que quiso decir, pero no creo que lo haya hecho por falta de importancia”, dijo al tratar de justificarlo. La verdad es que los reporteros que acuden a la conferencia semanal al obispado, en su mayoría van en busca de la declaración del titular de la diócesis respecto a diversos temas, y algunos pocos en busca de información para difundirla entre los católicos del estado; aunque es evidente que el obispo se resiste a esa situación y no siempre de la mejor forma, de hecho, nunca de la mejor forma, vaya con la explicación del Jubileo. Otro rebuzno del religioso.

La del estribo. De sorpresa le cayó el gobernador Martín Orozco Sandoval a Andrés Manuel López Obrador en el aeropuerto de Aguascalientes, donde el presidente hizo escala para seguir su gira a 80 hospitales rurales del IMSS Bienestar; Orozco Sandoval aprovechó el encuentro para dialogar sobre seguridad y economía, sobre todo para recordarle a López Obrador que Aguascalientes es un estado que no da problemas y que cuando haya, reparta, que no se olvide de los estados que, a pesar de estar gobernados por la oposición, están en paz. A diferencia de los tetratransformistas que todo ven mal, ojalá se entiendan López Obrador y Orozco Sandoval, porque así, con propuestas, es como le va a ir mejor a Aguascalientes.

 

@PurisimaGrilla

The Author

La Purísima Grilla

La Purísima Grilla

No Comment

¡Participa!