PolíticaPortada

Precaria situación financiera de Jesús María, Aguascalientes, para terminar el 2019

  • No se tiene el capital para poder pagar todos los aguinaldos y habrá reestructuración, por lo cual se tendrán que hacer despidos
  • El problema en las finanzas es debido a que la Federación no les ha aportado recursos; la ciudadanía de Jesús María debe ser paciente y no esperar prontas obras públicas o inversiones
  • En la primera administración de Antonio Arámbula, se llegaba a recibir hasta 100 millones de pesos, ahora sólo se recibieron siete

 

 

El 21 de octubre Antonio Arámbula López, presidente de Jesús María, dio su primera rueda de prensa en su segundo mandato del municipio. Ahí explicó que si bien éste se encuentra en buenas condiciones, también está inmerso en problemas financieros para cerrar el 2019. Señaló: “Debo decir que lo encuentro en buenas condiciones generales, creo que le fue tan bien a Jesús María que está mejor. Sin embargo, la proyección que tengo de gastos para el último año sí va a estar apretado para el resto del año”.



El actual presidente comentó que la proyección de gastos que se estima se trabaja diferente, pues con este esquema de gobernación no se comienza en enero, sino el 15 de octubre. Lo anterior genera dificultades al momento de gestionar recursos. Para poder alcanzar a terminar el año se tendrán que hacer reajustes y “apretar” todos los gastos, afirmó. Antonio Arámbula López subrayó que actualmente no hay recurso para obras públicas ni para inversión a lo que remitió “tendremos que salir como podamos de aquí a diciembre”.

Uno de los temas que más preocupa al alcalde son los aguinaldos, pues todavía no se tiene el capital completo para poder subsanar este derecho por ley de los trabajadores. Al respecto, una de las opciones podría ser buscar algún programa que rehabilite el recurso a través de las carteras vencidas de predial y de agua potable. 

Admitió que Jesús María le fue entregado en buenas condiciones, de hecho dijo que sí lo tomó mejor de como él lo entregó después de su primera administración. No obstante, destacó que por el crecimiento de la ciudad también ahora existen nuevas necesidades que atender: “Veo más necesidades, también veo mucha más demanda de servicios, de alumbrado, más demanda de basura, de camellones, de jardines. Veo mucho más demanda de la gente en obra (…) y veo cero recursos federales, veo que no se bajaron cosas que yo tenía en cuanto a recursos federales”.

Debido al descuido del orden federal hacia los municipios, éstos tienen que trabajar de la mano con el gobierno estatal para poder generar programas o etiquetados de capital que permitan solventar las necesidades de la ciudadanía. En comparación con su gobierno pasado, hay severos recortes que afectan el desempeño de las finanzas para el municipio. En su primera administración Antonio Arámbula sí recibió recurso del Programa de Fortalecimiento para la Seguridad (Fortaseg), o del Ramo 23, de los cuales este año no hay nada. También se recibían fondos federales para reforzar la cultura, los deportes, o fondos para pavimentaciones, recursos que actualmente no se ven. 

El presidente de Jesús María comentó que de los cien millones que estaba acostumbrado a recibir, hoy en día se están recibiendo siete, y es por eso que deben tomar medidas cautelares para finalizar óptimamente el año: “Tendremos que hacer restructuración, no podemos gastar lo que se venía gastando. No puedo prometerle a la gente que se va a hacer obra grande, que se van hacer inversiones, hay cero para eso. Tendremos que adaptarnos a las obras que podamos hacer con recursos propios y tenemos que fortalecer las finanzas del municipio”. 

Otras de las medidas que se tendrán que tomar es el recorte de personal en algunos despachos del municipio, aunque Antonio Arámbula confirmó que se realizarán esas medidas, no se tiene todavía el número de posibles afectados. 

 

The Author

Adrian Javier Flores Nieves

Adrian Javier Flores Nieves

No Comment

¡Participa!