16/07/2020


El sábado 28 de septiembre se festejaron dos años de Teatro Café, un espacio donde el espectador puede convivir con una buena taza de café, deleitándose viendo un buen proyecto teatral. Las fundadoras: Marcela Morán y Mónica Zenyasen, ambas directoras y actrices, deciden aventurarse y explorar como empresarias un espacio alternativo que esté al alcance de la comunidad teatral, generando una bolsa de trabajo para aquellos que deseen presentar sus trabajos, a la vez de fomentar el teatro en nuevos espectadores.

Hay proyectos que crecen de manera desbordada sin imaginarse que pueden llegar a ser unos monstruos: “Crecen si se unen otras personas que colaboran como parte del proyecto, de la casa. Para nosotras siempre ha sido ese el fin de estar juntos la comunidad teatral, compartir y así ha crecido el pequeño niño de Teatro Café. El objetivo inicial era que la gente entrara gustosa de ver teatro y saliera conociendo más de teatro y, por consecuencia, quiera más, como algo adictivo”, comenta Marcela.

“Sin duda, ha sido toda una aventura lanzar un proyecto que en principio pareciera pequeño, pero va moldeándose hasta tener una forma ya más sólida. El producto mayor tendrá más que ofrecerle al teatro local, espacios para poder trabajar, más lecturas de mesas. Teatro Café está inspirado en muchas necesidades que detectamos, una de ellas, que el espectador te vea en un ensayo y se dé cuenta del proceso de tu trabajo escénico”, señala Marcela.

Dos mujeres emprendedoras que no sólo por una intuición lo llevan a cabo, sino que vierten diversos elementos que hacen de este trabajo empresarial toda una realidad, así lo señala Mónica: “Empezó como una locura, somos muy testaduras, pasó el tiempo y cuando ya nos dimos cuenta ya tenía dos años el espacio, cansadas pero muy felices, con muchísimos planes para El Ombligo y también para Teatro Café”.

La carrera de estas dos creadoras en el arte escénico ha sido ardua, Marcela, con más de 25 años de trayectoria y Mónica con poco menos, y ellas rompen el paradigma de que sí se puede vivir del teatro. “Sí, nos hemos acercado a las instituciones, pero hemos descubierto que uno puede ser independiente, hacer la propia industria, nos damos cuenta que son chips que no hemos cambiado y lo importante es que varios compañeros pueden ser autogestivos, y de esta manera la unión de estos proyectos marcará un cambio muy importante en Aguascalientes”, reafirman las fundadoras.

Se ha dicho en foros o encuentros que falta unión entre la comunidad teatral y los espacios alternativos y han sido un buen pretexto para el reencuentro de los teatreros, así lo cree Mónica Zenyasen: “Sí, es hacerlos partícipes de que es un espacio pensado en que los proyectos independientes -que son autogestivos- también pueden ser más grandes en pro de toda la comunidad, no nada más de nosotros”.

Teatro Café es más que una cafetería donde se da servicio, ya que el plus es ver Teatro. Es un proyecto cultural con muchas ramificaciones y eso lo han planeado las dos empresarias: “Nuestro proyecto está todavía esbozado en papel, pero tiene muchos más servicios y mayores condiciones para el público, así como para los actores. Tenemos diseñado todo un esfuerzo independiente. El espacio está diseñado totalmente para el Teatro. Tratamos de la gente se acerque y venga, el café es sólo el pretexto, ya que no hay un solo lugar en Aguascalientes que esté hecho por teatreros y que esté dedicado 100% a este arte. El teatro no se lleva para el consumo de las bebidas sino las bebidas son el pretexto, y nuestra carta es un libreto y en él vienen especificados personajes, obras de teatro, etcétera. Creemos que la gente no va al teatro porque no lo conoce y ese es nuestro propósito, explicarle a la gente de primera mano muchas cosas, y lo padre es que al estar tomando café te toca hasta ver un ensayo y la gente que viene puede abiertamente preguntarle al artista lo que quiera. Nuestro proyecto es aún más grande como el generar una biblioteca y tener un espacio más amplio para difundir más actividades”.

Este lugar tiene también la peculiaridad de promover una cartelera semanal que de miércoles a domingo está activa: Miércoles de Stand up; Jueves de Teatro-Danza; Viernes de Monólogos; Sábados, Teatro de palabra y los Domingos dedicados a los Niños. Algunas obras que han presentado: Caperuza dark, Mujeres engañadas, Mujer terrestre, Arrojados al mundo sin cobertor de lana, La mujer sola, Madre pasota, entre otras.

Cualquier proyecto cuesta y para tener éxito se debe tener varios ingredientes: “Mucho es de perseverancia y mucha resistencia, de mucho amor y tener en claro para dónde queremos llegar; tarde lo que tarde y cueste lo que nos cueste”. Mónica señala: “Esta es la casa de dos personas que se dedican 100% al teatro, más de 12 horas diarias, de mucho esfuerzo, de un grupo independiente que sabe lo que cuesta y si lo hacemos para trabajar por otros, nuestra filosofía es: ¿por qué no por nosotras?”, concluyen estas emprendedoras mujeres.

¿Qué opinión tienen los espectadores y artistas de Teatro Café?

*Octavio Monroy (director, actor). “Es un espacio hermoso, hay cosas bastante divertidas; nosotros venimos cada vez que se pueda venir a disfrutar el paladar, el oído y la vista. Con las chicas he colaborado en varias ocasiones”.

*Pamela Gallegos (actriz, directora). “Mi obra La puta del manicomio estuvo en Teatro Café y ahora es seleccionada en la Muestra Estatal de Teatro. ¡Gracias a Marcela y Mónica por su apoyo en este espacio!”.

*Gerardo Urribarrien (director, actor). “He estado participando pasivamente y siendo parte del público”.

*Mayela Humm (actriz). “Cada miércoles se hace stand up en Teatro Café, donde estamos un grupito de gente tratando de levantar el stand up”.

*Paola López (directora, actriz). “Yo fui una de las que incursionó teatro infantil en Teatro Café y sigo dando funciones de cuenta cuentos los domingos de cada mes. La respuesta ha sido buena. El espacio permite una atención muy personalizada, un encuentro muy cercano y familiar; han llegado espectadores de todas las edades”.

*Cuitláhuac González (director, actor). “Me tocó participar con Marcela en El tratado del poder y estuve en la primera temporada, y seguiré apoyando a las chicas: teatreros somos y en los escenarios andamos”.

*Ixtcha Velasco (actriz). “He sido sólo visitante y no me ha tocado ver ninguna presentación. El ambiente que se vive aquí es padrísimo”.

*Jorge Arenas (director, actor). “Hemos estado aquí con las obras Dónde quedó la magia, La audición, Pareja en tres tiempos. Nos gusta mucho el trabajo que hay aquí. Me encanta la idea de un espacio alternativo y este en especial me gusta mucho, porque no solamente es el espacio en sí, sino que lo que se presenta es muy interesante, muy divertido y el contacto con el público es muy especial; tienes al espectador a dos metros y eso te genera una energía muy bonita. Ojalá que de aquí a 20 años se hable de este lugar como un lugar de tradición, como para tomar un buen cafecito, así como disfrutar buenos espectáculos teatrales, musicales y de muchos tipos más”.

Vídeo Recomendado


Show Full Content
Previous Información pública debe estar protegida por un marco legal eficiente para garantizar el derecho a la verdad
Next Fermentario, pensar del lado correcto de la historia

Comments

¡Participa!

Close

NEXT STORY

Close

Todo mal / Memoria de espejos rotos

15/06/2017
Close