La Purísima Grilla

La Purísima… Grilla: Los Tiempos Oficiales soy Yo

Cristalazo. 37 segundos, eso fue lo que duró la sesión de hoy en la Cámara de Diputados, porque “no nos vamos a quedar aquí de rehenes”, dijo el coordinador de los diputados morenitas, Mario Delgado, justo cuando se cruzó con Enrique Vargas del Villar, alcalde de Huixquilucan y quien coordina a los presidentes municipales panistas, sí, los mismos a los que el vocero presidencial, Jesús Ramírez, mandó a gasear por rondar la puerta de Palacio Nacional, quienes ayer acudieron a la Cámara de Diputados para protestar por la repartición del presupuesto: de acuerdo a Vargas del Villar llegaron más de 400 alcaldes, Sylvia Garfias dijo que eran más de 500, pero ninguno fue atendido por Mario Delgado, eso sí, lograron sentarse con Alfonso Ramírez Cuéllar, presidente de la Comisión de Presupuesto, pero nada más les dieron largas; nadie está dispuesto a ceder, fue tal el miedo que les entró a los diputados cuando vieron entrar a los alcaldes, que iniciaron la sesión (suspendida desde antier) sólo para volverla a suspender, de ahí que sólo durara poco más de medio minuto. Cuando decimos que nadie está dispuesto a ceder es porque los alcaldes inconformes ya fueron plantados por el Gobierno Federal, primero no los dejaron entrar a la mañanera de Andrés Manuel López Obrador, después no se logró la mesa de diálogo con las secretarías de Hacienda y Gobernación. Ayer, esos alcaldes fueron acusados de entrar por la fuerza a la Cámara de Diputados, se indicó que rompieron una puerta de cristal, de hecho, ya suspendida la sesión Enrique Vargas se encontró a unos metros de Mario Delgado y el morenita le gritó al alcalde eso de “no nos vamos a quedar aquí de rehenes”, el líder de los alcaldes inconformes que pelean por fondos que ya habían recibido con anterioridad, en especial el Fondo Minero y el Fortasec; Vargas del Villar, pesimista, acusó a Mario Delgado de no presentarse y como el presupuesto se tienen que votar antes del 15 de noviembre, ya sólo les queda esperar para discutir, con el Gobierno Federal, la Ley de Coordinación Fiscal… Básicamente, todo indica que la tienen perdida, porque el Gobierno Federal los ha dejado plantados más de una vez… y los reciben a gases. Chas.

Y los billetes… Tanto el Instituto Nacional Electoral (INE) como los partidos políticos están asustados con lo que pueda pasar con sus dineros, y sí, pues cómo no, lo fácil es echarle la culpa a los recortes indiscriminados que hace la Federación, de los que por supuesto, todos estamos al tanto. Pero ahora resulta que el INE está haciendo facultades de las cuales no debería de ser responsable, o, al menos, facultades que otras instancias podrían hacer. Eso dijo Ignacio Ruelas, vocal del INE en Aguascalientes. Y bueno, la compramos, a ver, que lo hagan otros organismos, ¿pero cuáles? 

A paso de Pantera Rosa. ¿Recuerda usted la tan cacaraqueada Policía Rosa? Aquella que anunció la alcaldesa Teresa Jiménez para la protección de las mujeres violentadas el día que rindió protesta ante el nuevo Cabildo capitalino; bueno, pues lamentamos escribirle que aún no hay mucho en claro al respecto. Si bien ya se señaló que se tratará de un grupo mixto de elementos que ya están siendo capacitados, que se conformará un grupo multidisciplinario para brindar una mejor atención, en concreto se desconoce cuántos elementos participarán y el número de los profesionales que intervendrán en brindar el servicio. En cuanto a quiénes habrán de capacitar a este grupo especializado, al menos en el Instituto Municipal de las Mujeres de Aguascalientes hasta ahora desconocen cómo participará concretamente en este proyecto, si será sólo con la sensibilización hacia la perspectiva de género o también en la elección de las y los policías que habrán de integrar el equipo. “Se está viendo apenas en el Implan, no te podría dar informes porque lo están planeando con Seguridad Pública para saber de qué manera se ejecutará, cuáles serán los protocolos y quiénes los capacitarán; nosotros todavía no lo sabemos”, señaló Zayra Rosales, directora de una de las dependencias que también debería estar involucrada en la planeación.



Los Tiempos Oficiales son espacios de transmisión con los que cuenta el Estado mexicano en las estaciones de radio y canales de televisión abierta para difundir temas educativos, culturales y de interés social (las negritas son nuestras), se dividen en dos: el Tiempo de Estado (hasta 30 minutos diarios) y Tiempo Fiscal, es decir, la Secretaría de Hacienda acepta el pago de impuestos de los concesionarios en tiempo al aire, a ese “beneficio” tienen acceso los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial; así como los Entes Autónomos, entre ellos, el Banco de México, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos e Instituto Nacional de Estadística y Geografía. Bueno, pues los industriales de la radio y la televisión siempre se han quejado de que esos tiempos oficiales les quitan mucho, y ayer, el presidente Andrés Manuel López Obrador les dio la buena noticia de que analizará la “propuesta de reducir la contribución, el impuesto, los llamados tiempos oficiales. Y les voy a dar una respuesta pronto sobre este asunto; además, ni siquiera -como me lo informó José Luis (Rodríguez Aguirre, presidente del Consejo Directivo de la CIRT)- se requiere de una reforma legal, es un decreto, tengo yo esa facultad. De modo que pronto van a conocer a ustedes sobre una propuesta que va ir en el sentido de reducir los tiempos oficiales para que ustedes tengan ese estímulo”… Los tiempos oficiales se decretaron en 1968, eso argumentó López Obrador ante los miembros de la Cámara de la Industria de la Radio y Televisión felices: “Se impone este decreto, sin ofender a nadie, en uno de los gobiernos más autoritarios, que utiliza la fuerza, la violencia para reprimir a jóvenes, a estudiantes, en el 68”, sí, pero eso no significa que estén vinculados estos hechos, ¿o sí?, el chiste es que los de la CIRT están felices porque es posible que se eliminen estos tiempos; seguramente los tetratransformistas van a machincuenpear para defender esta decisión, ¿y cómo le hará el Inegi para difundir la realización del Censo de Población y Vivienda, cómo la Comisión Nacional de Derechos Humanos para informar sobre los derechos de todos?, por mencionar sólo dos casos. Y es que el presidente dijo que él no necesita tiempos oficiales porque él tiene “manera de comunicarme con los ciudadanos, nada más lo hago todos los días casi dos horas en las ruedas de prensa o diálogos circulares o, como se le conoce, las mañaneras. No me hace falta que haya demasiado tiempo oficial, ahí tengo oportunidad de estarme comunicando con los ciudadanos”. Con cautela, para no agitar al sensible avispero tetratransformista, pedimos que se vaya a la primera línea de este párrafo, dice: “Los Tiempos Oficiales son espacios de transmisión con los que cuenta el Estado Mexicano”, dijo López Obrador que él no los necesita, entonces ¿El Estado es él?, ¿o cómo funciona? Es duda.

Fraude. No hace mucho, a la admirable activista y luchadora social Rosario Ibarra de Piedra se le entregó la medalla Belisario Domínguez, misma que no fue a recibir al Senado por cuestiones de salud, Rosario Ibarra de Piedra en un gesto dignísimo le encargó la presea al presidente Andrés Manuel López Obrador, que se la regresara cuando se supiera la verdad sobre los desaparecidos en México. El discurso, demoledor, de Rosario Ibarra, fue leído por su hija Claudia Piedra Ibarra. Ayer, de nuevo desde el Senado, un mugrero morenita comandado por Ricardo Monreal, manchó la designación del titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos. Los senadores votaron con una boleta y en secreto (por cédula) por los aspirantes: José de Jesús Orozco (8 votos); Arturo Peimbert (24 votos) y Rosario Piedra Ibarra (76 votos), hubo 6 abstenciones; se registraron 114 votos según el conteo que reportó el Senado en un comunicado, aunque los panistas dicen que en realidad votaron 116 legisladores y desaparecieron dos votos. Haiga sido como haiga sido, Rosario Piedra será la nueva presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos por los próximos cinco años. Por legitimidad, por transparencia, porque el ombudsperson nacional merece surgir de un proceso impecable, se debería de repetir la votación, ya sabemos que Piedra Ibarra trae la bendición de la Cuarta Transformación, ya sabemos que fue candidata de Morena, que escribía tuits penosos y con faltas de ortografía como “No sabremos cuando habrá otro AMLO. No desaprobechemos esta oportunidad de hacer historia”, ya sabemos, lo que es penoso es que llegue al cargo con la sombra de un Senado controlado por Ricardo Monreal, quien en vez de aclarar qué sucedió en la votación, se abrogó el triunfo de Rosario Piedra, encogiéndose de hombros, el senador por Zacatecas, a la Taibo II, nos dijo a todos que “él había ganado la elección a la buena”… shame, shame, shame. Ah, la que ganó la medalla Belisario Domínguez, fue Doña Rosario Ibarra de Piedra, quien leyó el discurso y puso a resguardo la presea fue Claudia Piedra Ibarra, quien se benefició de la lucha de su madre y por las adulaciones a López Obrador fue la nueva titular de la CNDH: Rosario Piedra.

La del estribo. Ya vámonos, ayer el presidente Andrés Manuel López Obrador se aventó la siguiente puntada: “Ahora se cuenta con las benditas redes sociales. Ahora lo dije hoy en la mañana, cada ciudadano es un medio de comunicación. Antes los medios de comunicación eran 100, 200, 300, 500, mil periódicos, 600, 800, dos mil, tres mil estaciones de radio, eran dos, tres, cinco, 10, 20, 50 televisoras o canales de televisión; ahora son millones los que comunican”… No, en serio, ya, a descansar, nos leemos el lunes. Arriba corazones.

 

@PurisimaGrilla

The Author

La Purísima Grilla

La Purísima Grilla

No Comment

¡Participa!