Opinión

El Richelieu de la Tetramorfosis / Memoria de espejos rotos

You always taught me right from wrong

I need your help, daddy please be strong

I may be young at heart

But I know what I’m saying…

Papa don’t preach, Madonna

 

Arturo Farela Gutiérrez es un pastor cristiano evangélico, presidente de la Confraternidad Nacional de Iglesias Cristianas Evangélicas (Confraternice), y personaje muy cercano al presidente de la República. De este personaje ha circulado un video en redes sociales (disponible en https://bit.ly/2DSDQKh), cuyo contenido debe encender todas las alertas, por la amenaza de utilización de los programas federales del gobierno con fines de adoctrinamiento religioso. A continuación, me permito transcribir el video de marras. 

“Jóvenes Construyendo el Futuro es una oportunidad maravillosa con grandes beneficios; primero, para las iglesias, porque podemos ir y predicar el evangelio a los jóvenes. Jóvenes Construyendo el Futuro es un programa que el gobierno federal está implementando, ya está desarrollando, y que dios le dio al presidente Andrés Manuel López Obrador (al cual bendigo en el nombre de Jesucristo, a su esposa, a sus hijos, y a todo su equipo de colaboradores, en el nombre santo de Jesús de Nazaret) Jóvenes Construyendo el Futuro nos da la oportunidad de salir del templo y obedecer la gran comisión de nuestro señor Jesucristo. ¡Id y predicad el evangelio! Y llegar a esos jóvenes ¡Salga de su templo! La biblia dice Id y predicad el evangelio; busque a esos ninis, y que los adopten los comerciantes, los empresarios, para que ellos puedan conocer a Jesucristo y se les enseñe una hora la palabra de dios. Ese es el plan del gobierno federal: que una hora se les enseñe la palabra de dios”.

Como si esto no fuera lo bastante horrible, este mismo personaje impresentable -Arturo Farela Gutiérrez- tendría la encomienda de liderar a decenas de pastores evangelistas para que prediquen y repartan los contenidos de la Cartilla Moral de AMLO, de acuerdo a un reportaje de Raymundo Riva Palacio, en su columna “Los soldados de la 4T”, publicada el 3 de julio de este año. Paralelamente, Josué Farela Pacheco, hijo del pastor, cobra como coordinador regional de los Servidores de la Nación, dependiente de la Secretaría del Bienestar, con un sueldo de 51 mil 87 pesos netos mensuales, de acuerdo a datos recabados por un reportaje de la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) en agosto pasado. El dato puede cotejarse con el nombre de la persona, en el portal https://bit.ly/34UyKco

Tanto el hijo como el padre han acompañado y aparecido junto al presidente en eventos públicos, algunos de relevancia política. Incluso en la página web de Cofraternice (disponible en https://bit.ly/2LDKKYv), es abundante la campaña a favor del movimiento político de AMLO, lo que ayuda a desdibujar la línea que separa a la política pública del apostolado religioso. Esto vuelve más alarmante que este personaje, el Richelieu de la tetramorfosis, desde su posición privilegiada pueda utilizar la red gubernamental y el aparato del estado para hacer apostolado religioso. Una vergüenza.

Ante esta nueva afrenta contra el Estado Laico, la presidencia de la República debe emitir postura. O confirma o desmiente. Si confirma, tanto la autoridad civil como el líder religioso caen en presunción de delito, por la posibilidad jurídica de estar violando tanto la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, como la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público; ante este escenario, el Estado y la sociedad civil organizada debemos de poner un alto contundente que impida el pernicioso amasiato político entre el grupo en el poder y los líderes de fe. Pero, si el ejecutivo desmiente este lance de su operador de Cofraternice, debemos admitir dos supuestos: o el presidente engañó a los líderes religiosos para ganarse su apoyo a cambio de espacios políticos, o los líderes religiosos se están extralimitando política y legalmente (con la anuencia y vista gorda del gobierno), por lo que el Estado debe frenarlos con todo el peso del derecho y de la razón, por la salud de nuestra democracia, de nuestra república, y de nuestra vida civil.

alan.santacruz@gmail.com | @_alan_santacruz | /alan.santacruz.9

The Author

Alan Santacruz Farfán

Alan Santacruz Farfán

No Comment

¡Participa!