Extravíos de la razón/ Opciones y decisiones – LJA Aguascalientes
13/08/2020


“Raisonner est l’emploi de toute ma maison

Et le raisonnement en bannit la raison”.

Les Femmes savantes, II, 7 (v. 595-597)

Un passage de La Folle Querelle ou la Critique d’Andromaque (1668) de Subligny, 



comédie jouée par la troupe de Molière,

 faisait état d’une situation analogue au sein de la domesticité d’une maison bourgeoise.

 

“Razonar es el oficio de toda mi familia/ Y el razonamiento expulsa al exilio a la razón” (…). Una cita muy pertinente a la permanente impertinencia de los principales actores políticos en México, tanto de la 4ª Transformación como de aquellos que se enseñorean, por su mayoría representativa, de los curules/escaños legislativos de un poder u estado, también a nivel local, para imponer su sinrazón antidemocrática. 

Así sucede con importantes nombramientos de recambio en trascendentales instituciones nacionales como la SCJN, Trife, o institutos autónomos de la federación, CNDH-INE-Conacyt-Coneval-Conagua, como algunos de nivel local, Inagua-OSF, en Aguascalientes, y un largo etcétera. 

Una tal especie ocurre con el subterfugio que acaba de fraguar -la bancada mayoritaria- del Congreso del Estado de Aguascalientes (el “Congresito” para los lectores familiarizados con este diario), en plena revisión de las cuentas públicas de 2018, según lo consiga este medio informativo: “Pena ajena. Por la mañana de ayer, la presidente de la Comisión de Vigilancia del Congreso, Karina Eudave, reculaba al enumerar las gravísimas faltas que tenían algunos entes en sus cuentas públicas, la diputada caminó de reversa al tener que definir los montos, por ejemplo, se vio que las faltas del municipio de Aguascalientes resultaron ser de poco más de 404 millones de pesos, no de 300; (…)”. // Todos los municipios tuvieron señalamientos, por supuesto. Pero quienes salieron libres de estas observaciones fueron el Congreso y el Tribunal Electoral de Aguascalientes… Coincidencia… Este, no, ahí lo vamos a dejar; pero le decíamos que ya con las cifras en la mano, Karina Eudave recurrió a la táctica de soltar algunos datos, bien seleccionados y apuntando a la administración de Teresa Jiménez Esquivel (…). (Fuente: LJA.mx. “La Purísima… Grilla: Cochinero”. 29/11/2019). Mas, he aquí donde la nota gana momentum:

Esta memoria selectiva debe haber alertado a los panistas afines a Jiménez Esquivel en el Congreso, porque el diputado Enrique García López, presentó una reserva en lo particular de proyecto de decreto a las cuentas públicas del 2018, para que en vez de que el Órgano Superior de Fiscalización de Aguascalientes siga realizando su trabajo, las observaciones graves regresaran a los órganos de control internos”. 

La novedad fue el proyecto de decreto propuesto por algunos integrantes de la bancada del Partido Acción Nacional y el Partido de la Revolución Democrática, a través del diputado Enrique García López, cuyo objetivo fue que las observaciones graves señaladas en los dictámenes de la Comisión de Vigilancia sean revisadas y solventadas en sus respectivos órganos de control interno y no por el Órgano Superior de Fiscalización de Aguascalientes (Osfags). (Fuente: LJA.mx. Claudia Rodríguez Loera. “Observaciones Graves a Cuentas Públicas de Aguascalientes Regresarán a los Órganos Internos de Control”. 29/11/2019). 

Las consecuencias de este razonamiento saltan a la vista: La propuesta del panista García López contiene que las inconsistencias de los dictámenes elaborados por la Comisión de Vigilancia, con base en las auditorías hechas por el Órgano Superior de Fiscalización, se dieran por revisadas a efecto de que se aplique la Ley de Fiscalización del Estado de Aguascalientes, y no la Ley de Responsabilidades Administrativas; esto con base en el deficiente trabajo fiscalizador del Osfags

Opción que fue objetada por el diputado Báez Leos, quien observó que con la aprobación de la reserva se vulnera el principio constitucional de reserva jurídica, pues la Ley General de Responsabilidades Administrativas es vigente y aplicable; es evidente que hay un conflicto de normas en el espacio y la solución es que prevalezca la ley de mayor jerarquía que se desprende directamente de la Constitución mexicana y no de la local: “Es claro que hay una omisión legislativa nuestra, hay que reconocerla, pero si pasa esta reserva tendremos forzosamente que adecuar la ley. Sólo pido que no vulneremos el Estado de derecho y seamos responsables con la decisión”

Comportamiento “razonador” de los legisladores interesados en salvar la cara que nos remite a esas “buenas conciencias” de nuestras familias sensibles como gente decente y educada… Esas mismas a las que desenmascara el genio dramatúrgico de Molière, como damas sapientes/educadas. Conductas que acusan ese afán supuestamente muy provinciano de razonar, con argucia esquiva y al parecer informada. Se acata la Ley, pero no se cumple. Un adagio tan colonial como socarrón y remilgoso de “damas educadas de alcurnia y  sociedad”. En voz de Molière: “Nuestras pasiones nos engañan a veces, y nos hacen creer ciertas apariencias contrarias a la realidad”. El mismo autor en el prólogo de Tartufo defiende esta su perseguida comedia ante personas de mucho poder que lo han tolerado, pero hace una excepción: “Los hipócritas, en cambio, no han admitido la burla; se han alterado al momento y les ha extrañado que me atreviera a representar sus gestos y que intentase difamar un papel que representan tantas personas de renombre. Como no me podían perdonar ese crimen, se han alzado todos contra mi comedia con un furor terrible. No obstante, se han guardado mucho de atacarla por donde les ha herido; son demasiado astutos para hacerlo y saben lo suficiente de la vida como para descubrir el fondo de su alma”. (Molière. Obras Selectas. Trad. “Tartufo”, Carmelo Sánchez Castro. Edimat Libros, S.A. Editorial Sopena. Madrid. España).  

Ése es el verdadero espíritu de “Le raisonneur”/ el razonador, el que se pasa de listo pretendiendo ocultar su verdadera intención bajo la careta de una réplica invocando argumentos confusos con los que literalmente expulsa al exilio la razón. 

El Lic. Fernando Herrera Ávila en su cuenta de Twitter (/FHerreraAvila) hace un sistemático seguimiento de los medios de comunicación a nivel nacional, en que destaca precisamente la toma de decisión y políticas públicas producidas por Morena y el propio titular del Ejecutivo, para evidenciar la persiste labor de socavar la vida democrática del país, tanto en sus instituciones como en las mediaciones lícitas y deseables de la ciudadanía mediante los órganos e institutos autónomos y los propios de la sociedad civil. 


Realiza al mismo tiempo un recuento y llamado a rendición de cuentas -de cómo los políticos “razonadores”- desactivan o minan los esfuerzos democráticos de la población -principalmente desde Lo Local-, al tiempo que pretenden acumular poder e imponer un régimen -distinto, sí- pero, que les permita perpetuarlo. Todo en detrimento de una auténtica pedagogía liberadora y democrática de la sociedad. 

Véase sus colaboraciones en el Heraldo de Aguascalientes, y las frecuentes emisiones en formato digital de https://bit.ly/2qclAbS, o bien, desde Lo Local en https://bit.ly/35QvkHW. Y su más reciente llamado a participar en las marchas ciudadanas de protesta, para este domingo 1 de diciembre, 2019: https://bit.ly/2L7VTjG, o bien https://bit.ly/35OUqqv.  

La comentocracia ilustrada, a nivel nacional, no ha dudado calificar este pacto -razonador- de “pragmático”, haciendo alusión a que el partido actual en el poder de la presidencia, opera así por mero interés hegemónico, y en demasía práctico, para funcionar políticamente en el Congreso sin cortapisa alguna en la producción de piezas legislativas vinculadas a su interés estratégico y operacional, y así desde él, poder instrumentar cualquier política de estado que convenga a su hegemonía incontestable erigida en el Poder Ejecutivo. Igualmente o de manera similar ocurre con los gobiernos desde Lo Local, con mayorías parlamentarias que, sin contención o autocontención alguna, expiden piezas legislativas y medidas jurídicas que sólo benefician su interés político, en detrimento de la democracia ciudadana real. 

Bajo esta aparentemente fina forma de razonar, sin rendir tributo alguna a la auténtica razón, todo parece claro, pulcro, incontrastable. Aunque, para decir lo menos, en la realidad es un apotegma cínico, amén de indecente e inmoral, como lo califica la Real Academia Española. Lo que revela la trivialidad de los verdaderos motivos que debilitan el buen e intrincado sentido burgués, “las buenas conciencias”, de las familias bien, educadas y decentes. Por ello viene a cuento la expresión de Molière: Ah, Les raisonneurs!/ Ah, estos razonadores!

 franvier2013@gmail.com 

Vídeo Recomendado

Show Full Content
Previous LJA 01/12/2019
Next Hacia una economía moral/ Café Fausto

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

NEXT STORY

Close

Alcaldes comparecen para recibir observaciones a sus leyes de ingresos

22/11/2017
Close