Festejos saturnales navideños/ Sobre hombros de gigantes - LJA Aguascalientes
22/01/2022

¿Qué festejamos en estas fechas? Dividámoslo en dos partes, aunque son integrantes de un todo. Festejamos una cuestión religiosa y una cuestión socioeconómica.

Al parecer no existen datos de que un tal Jesús (de Nazaret, o de Galilea, o de Belem) haya nacido un 25 de diciembre. Creo en la existencia de un ser humano, sabio, rebelde y revolucionario; también creo que en su nombre, y sin que él lo supiera, se creó un mecanismo de poder, gracias a San Pablo. Pero entonces, si no hay datos de que Jesús haya nacido el 25 de diciembre, ¿qué pasó?

En diciembre festejamos a Saturno y a Mitra; la Saturnalia fue una fiesta romana, era un carnaval, un circo para el pueblo, pues principalmente los esclavos recibían regalos extras y tiempo libre, para evitar rebeliones y disgustos, en incluso tomaban el papel de sus dueños en algunas ocasiones (¿les suena a aguinaldo y vacaciones de invierno?). Las festividades eran del 17 al 23 de diciembre, en honor a Saturno, el dios de la agricultura, por lo que los ritos y las calles se adornaban con velas y antorchas (las luces navideñas) pues era el período más oscuro del año, y se esperaba el nacimiento del nuevo período de luz o nuevo año, el nacimiento del nuevo sol (Ave Sol Invictus, decían ellos). Y ¿qué es eso del nacimiento del nuevo sol?, pues el solsticio de invierno, o el momento en que la posición del Sol en el cielo está a su mayor distancia angular del otro extremo del ecuador. Este evento se da entre el 21 y el 23 de diciembre en el hemisferio norte (en el sur es en junio y es el de verano). Los días son cortos y las noches largas, por eso llegaba el nuevo sol a equilibrar la duración de los días. 

Agregado a esto, uno de los principales mecanismos de los romanos que funcionó para lograr la conquista de tantos pueblos, era que dejaban mantener sus creencias y sus ritos para evitar conflictos, a cambio de que quedaran sometidos al César y pagaran los impuestos. Digo esto porque a la Saturnalia se le une otra festividad, la del dios persa Mitra; un dios solar que aparentemente nació el 25 de diciembre en una cueva que fue visitada por pastores (¿les suena a dios de agricultura romano?), que supuestamente tuvo discípulos que cenaron pan y vino en una cena de comunión en masa, y fue asesinado por el dios de la oscuridad, y al tercer día se levantó de entre los muertos. En esta festividad del nacimiento de Mitra se quemaban troncos adornados con ramas y cintas en honor al dios, para que el Sol brillara con mayor intensidad (los árboles de Navidad).

Viendo esto, podemos percatarnos que no son las religiones actuales las que se inventaron el mecanismo de retomar las ideas otros pueblos para lograr el convencimiento y el sometimiento. Los Romanos ya lo hacían, por lo que las estrategias sólo fueron retomadas (por eso en España podemos ver templos católicos construidos en Mezquitas, que mantienen el decorado árabe y agregan motivos hebreos judaicos).

Dicen que la festividad de Navidad como nacimiento de Jesús, fue oficialmente reconocida en el año 345 por influencia de San Juan Crisóstomo y San Gregorio, para absorber las fiestas paganas y hacerlas religiosas, disminuir los excesos y todo lo que a ellos no les pareciera, hasta llegar a un momento en que se olvidaran del origen real de la fiesta, pues como decíamos, olvidar implica repetir, y quien no conoce su historia no sabe cómo llegó a lo que actualmente vive.

¿Será acaso que por eso Beethoven en el texto del movimiento coral de su novena Sinfonía nos invita a que nos alegremos por el hermoso destello de los dioses, y en el seno de la naturaleza todos los hombres llegarán a ser hermanos, volando como soles en la bóveda estrellada? Entonces, ¿celebramos al Sol, a Saturno, a Mitra o a Jesús?; o ¿acaso más bien celebramos que nos dan libertades por un rato, se olvida la esclavitud de todo el año, nos dan un poco más de dinero para creer que el mundo es bueno y que podemos llegar a ser de clase alta, y con tanto gastadero, plasticidad y frivolidad, lo devolvemos a los mismos patrones, al propio capitalismo?

Aprovechando la ocasión, les deseo una feliz Saturnalia y un excelente año con un nuevo Sol brillante. ¡Felices fiestas!


Show Full Content
Previous Del Arte Público en Aguascalientes: Autodefensa Artística de Aguaskatlán; Latidos ausentes
Next Amplían atención a familiares de suicidas como medida preventiva en Aguascalientes
Close

NEXT STORY

Close

Poco explorada, la poesía centroamericana de la frontera sur de México

24/04/2015
Close