PortadaSociedad y Justicia

Outsourcing no se debe de eliminar, sino regular

  • En el Senado se detuvo la iniciativa que modificaba la Ley Federal del Trabajo y la del Seguro Social en materia de subcontratación porque se necesita reflexionar sobre el tema
  • Esperemos que puedan entender que no se puede eliminar: Coparmex

 

En días pasados Ricardo Monreal, presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República, pidió poner en pausa la discusión en el pleno de la iniciativa que proponía reformar la Ley Federal del Trabajo así como la Ley del Seguro Social, en materia de subcontratación, terciarización o, más comúnmente conocido, outsourcing. Lo anterior porque este cambio merecía más reflexión.

En relación con lo anterior, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), así como el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y otros empresarios han mostrado oposición ante el modo en que se buscaba regular este método de contratación de personal. Algunas industrias sí han abusado de esta figura y por ello se le ha hecho una mala fama ante la sociedad, y no sólo las empresas de iniciativa privada, sino que el mismo gobierno aplica metodologías similares por el periodo de las administraciones, dando contratos de honorarios.

Raúl González Alonso, presidente de la Coparmex en Aguascalientes, explicó que los abusos del outsourcing se dan cuando se afectan las prestaciones sociales de los trabajadores al ser cambiados, o contratados en primera instancia, a través de esta figura de tercerización. “Eso es lo que no debería de suceder con el outsourcing, ¿no? O sea, si tú tienes a tus colaboradores en una plataforma de outsourcing, deben de tener las prestaciones que tú acordaste con ellos (…) no pueden ir en detrimento”, señaló el líder empresarial.

Por parte de Coparmex no se está a favor de que se elimine la subcontratación, sino que se regule para que su fin no sea malversado y empleados puedan verse afectados en sus derechos laborales. Raúl González Alonso opinó que seguramente por esta falta de regularización el senador Monreal -de la bancada de Morena, del mismo partido donde surgió esta iniciativa a través de Napoleón Gómez Urrutia- postergó su discusión. “Esperemos que puedan entender que no se puede eliminar”, afirmó el titular de Coparmex en la entidad.

En Aguascalientes la terciarización también es una realidad, no obstante, debe de observarse que sea llevada correctamente, sin el afán de ahorrar recursos a costa de afectar los derechos laborales de los trabajadores que están bajo este esquema. Muchas de las empresas que usan la subcontratación son de servicios de limpieza o giros similares que, a su vez, son contratadas por otras industrias que también ofrecen este esquema. Al momento de esa contratación, los empresarios deben buscar que las condiciones laborales que tienen los trabajadores que estarán por terciarización sean las adecuadas, y con esto poder tener un mejor control y poder ver realmente cuántas empresas están usando de manera equívoca esta figura. También existen auditores transnacionales que analizan las operaciones de las empresas para ver que todo esté en regla, agregó Raúl González Alonso. 

En concreto, no hay una cifra que pueda decir puntualmente qué empresas están malversando el outsourcing, pero es común ver anuncios de call-centers que usan esta figura y que, paralelamente, subcontratan empresas que les otorgan otros servicios. Las empresas no deben de abusar de este recurso, por eso se busca la regularización en pro de las condiciones y derechos laborales de los empleados.

The Author

Adrian Javier Flores Nieves

Adrian Javier Flores Nieves

1 Comment

  1. Norberto Hernandez
    05/12/2019 at 12:36 — Responder

    “outsoursing”

    ya hace algún tiempo escribí esto sobre el “outsoursing” y su llegada a Aguascalientes, ahora me doy cuenta que los gobiernos de esa época crearon ese sistema (empresas reclutadoras de obreros) para quedarse con la parte de los salarios que les correspondía a los obreros : Los habitantes del estado de Aguascalientes siempre hemos servido para los experimentos del gobierno federal, respecto a diversas reformas o modificaciones, a los sistemas, ya sean educativos (alfabetización), salud (nos inventaron la influenza del marrano), privatización del agua, de la educación (ahorita nos quieren aplicar el outsourcing en la enseñanza del idioma inglés) es decir van a privatizar la enseñanza; y en lo económico, nos quitaron los ferrocarriles para implantar las maquiladoras automotrices,
    después acabaron con la principal riqueza de Aguascalientes, que eran las fábricas de ropa y nos trajeron las maquiladoras, con ésto se acabó el Aguascalientes industrial de buenos salarios y de gente buena. Con los tratados internacionales las primeras maquiladoras que llegaron fueron NISSAN (en los 1980) trasladaron una parte de Cuernavaca, Mor., en un principio pagaban muy bien ($500 dls.) por semana a los obreros de nivel técnico, Aguascalientes estaba en auge económico, mucha gente llegó de otros estados, creció la economía, las tiendas estaban llenas de compradores, las empresas locales tuvieron que imitar a la maquiladora ante la falta de personal, pero poco duró el gusto, el gobierno ordenó a las maquiladoras que no pagaran esos sueldos porque desquiciaban la economía dijeron que “ya hasta las putas cobraban en dolares”, me explico, las maquiladoras pagaban bien, pero el gobierno dijo que no, y redujeron el sueldo a $500 miserables pesos por semana. Cuando llegaron las maquiladoras de ropa pasó lo mismo, pagaban a los maquileros a $6.15 dls. la hora de maquila, pero ellos pagaban a los obreros lo que les daba la gana. Lo que yo pregunto es: quien se quedó con la diferencia de lo que pagaban las maquiladoras y lo que ordenó el gobierno que se pagara, yo creo que las maquiladoras siguen bien y la diferencia se las quedaron los del gobierno, y hasta la fecha, por eso no quieren negociar los salarios en el TLCAN, pues ya no les quedaría nada. saludos . . .

¡Participa!