¿Qué hacen las ciudades exitosas? / Agenda urbana – LJA Aguascalientes
22/09/2020


Anteriormente, en este espacio se ha escrito acerca de los múltiples desafíos que enfrentan las ciudades alrededor del mundo, no sólo derivados de las propias responsabilidades de sus gobiernos en cuanto a la provisión de bienes y servicios, sino también de diversas dinámicas que suelen elevar la complejidad de la gestión urbana, como el crecimiento poblacional, la expansión territorial, el cambio climático, entre otras. Aún así, numerosos gobiernos locales han demostrado que es posible hacer de sus ciudades mejores lugares para vivir, y que, a pesar de tener que navegar en entornos altamente complejos e inciertos a nivel nacional, a nivel local pueden lograrse cambios reales y positivos. Un estudio reciente de la consultora McKinsey titulado What Makes a City Great, sugiere algunas características de las ciudades exitosas en el mundo. Veamos. 

Primero, en un mundo globalizado, las ciudades compiten entre sí por talento e inversión, por lo cual, para promover el desarrollo económico sus gobiernos deben esforzarse en crear entornos atractivos en los que los emprendedores, empresas e inversionistas quieran estar. Lo anterior se debe a que los recursos humanos altamente calificados ya no sólo buscan buenos empleos, sino también buenos lugares para vivir. Esos lugares se caracterizan por contar con una oferta adecuada y asequible de vivienda, servicios y espacios públicos de calidad, alternativas eficientes de transporte y movilidad, una oferta atractiva de ocio y entretenimiento, entre otras características. Los gobiernos locales exitosos, por tanto, entienden que sus ciudades prosperarán de mejor manera si cuentan con una alta calidad de vida que permita atraer talento e inversión. 

Segundo, las ciudades exitosas adoptan enfoques estratégicos para posicionarse a nivel nacional e internacional; para ello, entienden sus ventajas competitivas y las muestran activamente a empresas e inversionistas que puedan impulsar el desarrollo económico a nivel local. Por ejemplo, muchas ciudades han logrado atraer inversión a través de campañas estratégicas para visibilizar sus ventajas competitivas, como una posible especialización de los recursos humanos, una oferta de educación superior de calidad o proximidad a centros de innovación. Igualmente, algunos gobiernos locales han creado agencias de promoción que ofrecen apoyo administrativo para solicitar trámites o permisos, programas gratuitos de capacitación, entre otras actividades.

Tercero, los gobiernos de las ciudades exitosas gestionan de manera eficiente los recursos económicos disponibles para hacer más con menos. Para ello, evalúan y administran rigurosamente el gasto público; exploran asociaciones con empresas privadas y organizaciones de la sociedad civil para la provisión de servicios e infraestructura; y hacen un uso estratégico de la tecnología para optimizar procesos administrativos y operativos. Además, suelen ser responsables en sus decisiones de inversión pública, por ejemplo, implementando mecanismos más sofisticados de priorización de proyectos, para garantizar que aquellos seleccionados realmente cumplan objetivos tangibles y medibles, no sólo en términos económicos sino también sociales y ambientales. 

Cuarto, las ciudades exitosas además utilizan la tecnología para recopilar datos e información que puedan ser analizados y procesados para optimizar gastos operativos, aumentar los ingresos o mejorar ciertos servicios. Por ejemplo, en algunas ciudades la tecnología se utiliza para atenuar o aumentar el alumbrado público automáticamente a partir de datos en tiempo real acerca de las condiciones actuales de luz, con lo cual no sólo puede ahorrarse hasta 30 por ciento en costos de energía sino también garantizar una iluminación adecuada y segura en la ciudad. Similarmente, algunos gobiernos locales han implementado cámaras en intersecciones viales para optimizar los tiempos semafóricos, y, con ello, gestionar de mejor manera el tráfico vehicular. 

Quinto, en las ciudades exitosas sus gobiernos suelen entregar resultados rápidos y estratégicos que les permitan obtener apoyo de mediano y largo plazo para cambios o transformaciones más complejas. Para ello, integran equipos de funcionarios eficientes y capaces, y promueven ambientes laborales que incentiven a las personas a responsabilizarse de sus acciones y hacer su trabajo con la más alta calidad. En ese sentido, muchas ciudades emplean procesos profesionales de reclutamiento para encontrar y retener a los mejores talentos; y se esfuerzan por contratar personas con habilidades en los sectores público, privado y social, pues esa experiencia puede ayudar a los gobiernos a comprender, comunicarse y trabajar con un espectro más amplio de actores e intereses.  

En resumen, las ciudades exitosas y sus gobiernos cuentan con ciertas características que permiten hacer de la gestión urbana una labor más sofisticada, responsable e innovadora. En México, ante el panorama incierto que se vive actualmente a nivel nacional, los gobiernos locales deberían poner en práctica esas características y ser más proactivos y mejor organizados para lograr resultados claros en su gestión. 

 

[email protected] | @fgranadosfranco

Vídeo Recomendado

Show Full Content
Previous El arte de la paz a través de la violencia / Sobre Hombros de Gigantes
Next México ante Trump: temor / Mareas lejanas
Close

NEXT STORY

Close

El secretario de Seguridad Pública se fue por la puerta grande

10/12/2014
Close