Zappa, una de las grandes escuelas en el rock / El banquete de los pordioseros - LJA Aguascalientes
05/10/2022

No sé cuántas cosas han cambiado en el mundo de la música en los últimos 26 años, sin duda ha habido cambios significativos pero no sé si estos han sido determinantes en el curso de la música, no sé realmente, de hecho me tomo la libertad de dudarlo. ¿Por qué 26 años? Bueno, hace 26 años murió Frank Zappa, uno de los más grandes innovadores en la siempre inconclusa historia del rock, es uno de los más importantes protagonistas de este lenguaje musical, pero decir que Zappa es un músico de rock sería una verdadera injusticia porque estamos limitando inmensamente su verdadero potencial, Frank Zappa, con o sin sus Madres de la Invención, nos ha enseñado un lenguaje musical que no tiene límites ni etiquetas, no conoce ni entiende de fronteras, es simplemente la creación musical con un sólido y contundente contenido que está más allá del bien y del mal, parafraseando a Nietzsche. Por otro lado, Zappa fue un gran guitarrista, algunos estudiosos de su música han afirmado que si se hubiera centrado más en la ejecución de la guitarra, sin duda debería ser considerado como uno de los más grandes en el instrumento pero su atención la centró específicamente en la denuncia y la crítica social, siempre con ese toque satírico que definió muy bien su demoledor y puntual punto de vista crítico.

La producción musical de Franz Zappa es muy abundante, entre grabaciones en estudio, conciertos y recopilaciones supera los 80 discos y créeme, se dice fácil pero hacerlo no es nada sencillo. Su carrera inició en 1966 con el lanzamiento de Freak out!, inmenso álbum en donde muestra sin inhibiciones el perfil de su música que poco a poco iría desarrollando a través de su carrera de poco más de tres décadas. Los discos que siguieron a Freak Out! mantuvieron la misma esencia y la misma postura crítica, ellos son: Absolutely free, Lumpy gravy, y We’re only in it for the Money, cuya portada es una parodia a la del mítico Sargento Pimienta de The Beatles. En cuanto a grabaciones en concierto, pues hay muchos en su discografía, pero a mi entender, los seis volúmenes de la serie llamada You can’t do that on stage anymore pero nada despreciable resultan los disco en vivo Does humor belongs ibn music? Quizás mi favorito, además de otras grabaciones en concierto de muy buena manufactura como es el caso del grabado en concierto en el Carnegie Hall de Nueva York y otro llamado Just another band from L.A. 

Pero de manera paralela con sus producciones musicales cobijadas por el manto protector del rock y con un sólido fundamento de blues que es evidente en su propuesta musical, tiene grabaciones de otro nivel, verdaderas obras experimentales que reclaman un lugar junto a las obras más exigentes e innovadoras del siglo XX, estas obras musicales lo ubican en el mismo nivel de compositores contemporáneos de música académica, no sé, se me ocurre pensar en nombres como el de Karlheinz Stockhausen, John Cage, Christoph Penderecki, Witold Lutoslawski y otros que han marcado la pauta en términos de música contemporánea, altamente experimental y atonal. Valdría la pena echar un vistazo a ese repertorio de Frank Zappa que lo alejan del confort que puede ofrecerle el rock, y no estoy diciendo que hacer esa otra música lo eleve del estatus que puede ofrecerle el rock, tampoco estoy diciendo que hacer música contemporánea sea mejor que hacer rock, solo estoy diciendo que se tomó el atrevimiento de salirse de su zona de confort y tomar riesgos por el simple gusto de buscar nuevas formas de expresión musical, lo que uno siempre va a agradecer. 

Pues bien, dentro de este contexto, encontramos trabajos muy finos en la producción musical de Zappa, discos el de 1979, hace 40 años, llamado Orchestral Favorites, o bien, los dos volúmenes grabados con la London Symphony Orchestra, el primero de 1983 y el segundo de 1987 en donde la Sinfónica de Londres es dirigida por el maestro Kent Nagano y destaca especialmente la obra de Mo’n Herb’s vacations dividida en tres movimientos. El mismo Kent Nagano dirige el volumen dos de la London Symphony y destaca la maravillosa obra Bogus Pomp con un poco más de 24 minutos de duración. Pero desde mi punto de vista el punto más alto del pensamiento musical de Zappa desde el punto de vista académico lo constituyen los discos Perfect Strangers con la invaluable colaboración del maestro Pierre Boulez, especialista en el repertorio contemporáneo quien dirige algunas de las obras contenida en este álbum, las demás son dirigidas por el propio Zappa al frente del Ensamble Intercontemporáneo, es un ensamble francés que tiene como sede permanente la célebre cité de la musique en la ciudad de París, y su especialidad es justamente la música contemporánea. Más tarde, en noviembre de 1993, Zappa publica, apenas unas semanas antes de su muerte y ya en un estado de salud crítico, la excelente producción The Yellow Shark en donde colabora con el Ensamble Contemporáneo, una alineación camerística que entendió muy bien las pretensiones musicales que propone Zappa en esta producción.

En este tipo de producciones, el discurso musical de Frank Zappa se despega por completo de su base sólida y su búsqueda por nuevas formas de expresión no tiene límites. Este gran compositor murió el 4 de diciembre de 1993, y la especulación queda ahí, considerando las ambiciones de su última producción The Yellow Shark, hacia dónde iría la música de este genio contemporáneo. Has pasado 26 años de la muerte de Frank Zappa, la música lo sigue extrañando y el arte lo sigue necesitando. 


Show Full Content
Previous En busca de ciudadanos / Debate electoral
Next Mi viaje por la FIL 2019 / A escena
Close

NEXT STORY

Close

Sigue en pie construcción de Parque Industrial Municipal en Las Violetas, en Aguascalientes

31/10/2018
Close