La semana pasada, un especial de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, nos reveló varios casos acerca de los explotadores del agua a lo largo de varios estados de nuestro país. Lo raro hubiera sido que estos casos no hubieran estado ligados a políticos o servidores públicos, pero en Aguascalientes no pasó la excepción, con el reflector puesto en El Rancho “La Campana” por parte del ex gobernador Carlos Lozano y su familia.

El peculiar milagro de Lozano de la Torre y las concesiones de agua

En LJA.MX compartimos la historia de Jennifer González para MCCI, quien relató el peculiar intercambio de terrenos y cantidades millonarias para que la familia de quien fuera el primer priísta del estado en la década pasada, pudiera disfrutar de agua para sus negocios particulares mientras las comunidades vecinas apenas podían sobrevivir.

Ahora, imágenes exclusivas del Staff LJA nos ejemplifican cómo es el mencionado rancho “La Campana”.

___

Dice la nota de MCCI:

Uno de los requisitos para obtener una concesión de aguas nacionales es el presentar los documentos que avalen que el solicitante es dueño de las tierras en donde se construirá el pozo. En teoría, Marduk Serrano (dueño de terreños aledaños) no debería tener una concesión de agua, pero hay una a su nombre: es para uso agrícola por 64 mil metros cúbicos y se inscribió en el REPDA el 8 de enero de 2018. Según las coordenadas que aparecen en el registro, su pozo se ubica a 20 metros del rancho La Campana.

Desde la ampliación de 2016, La Campana no ha sumado más tierras, pero sí ha diversificado su producción.

Mientras los agricultores del ejido El Milagro esperan las lluvias, el rancho del exgobernador cosecha olivo y vid. Además, la familia Lozano Rivera Río ha emprendido nuevos negocios.

El exgobernador cuenta con tres concesiones para aprovechamiento de agua subterránea, otorgadas por la Comisión Nacional del Agua (Conagua), las cuales le permiten extraer hasta 147 mil metros cúbicos de agua, es decir 147 millones de litros al año. Esa cantidad equivale a 58 mil 800 tinacos con una capacidad de 2 mil 500 litros cada uno.

El exgobernador no paga por el agua que utiliza en su propiedad, ya que las concesiones que le otorgó Conagua son para “uso agrícola”.


Aquí podemos ver la propiedad a detalle:

Agrega Jennifer González en su reportaje:
El 8 de marzo de 1989, Carlos Lozano compró la primera fracción del rancho con su entonces socio, Carlos Armando Ponce Guzmán, de acuerdo con los testimonios notariales obtenidos en el Registro Público de la Propiedad de Aguascalientes.

Carlos Lozano tomó el nombre del rancho cuya propiedad comparte con sus hermanas para fundar el tercero de sus nuevos negocios: Granja La Esperanza, otra sociedad de producción rural constituida por él, su esposa y sus tres hijos. La empresa quedó inscrita en el Registro Público del Comercio de la Secretaría de Economía en junio de 2019, donde reportó que se dedica a la engorda de ganado para producción de carne.

Para cerrar este post compartimos otro vistazo 360 al rancho:

PARA LEER: El reportaje original está aquí



The Author

Staff

Staff

No Comment

¡Participa!