La Purísima Grilla

La Purísima… Grilla: Cuento de nunca acabar

Despacito… Salvador Alonso Sánchez, titular de la Comisión Estatal de Arbitraje Médico de Aguascalientes (Coesamed) calificó de falsa la noticia que se difundió a través de los medios de comunicación y redes sociales acerca del reúso de jeringas y que parte de un oficio que circula en donde se ordena que sean recicladas las jeringas en el hospital del Issste, el de Coesamed dijo que se trató de una mala interpretación del documento enviado a la jefa de enfermeras en el nosocomio. Salvador Alonso Sánchez detalló que la dependencia que dirige, al conocer esta noticia, solicitó información a la representación del Instituto donde descartaron esa información. Pero al de Coesamed le debe haber tardado en llegar la respuesta oficial del Issste, porque el supuesto reúso de jeringas fue desmentido con un escueto comunicado de la directora del Hospital General del Issste Aguascalientes, Minerva Oliva Rodríguez Popoca, quien señaló que en seguimiento a las notas periodísticas publicadas en diversos medios informativos, juró por la virgencita que no hay desabasto de material de curación y que a lo que se refiere el oficio en mención, es que se etiqueten las jeringas de acuerdo a la Norma Oficial Mexicana y a las prácticas seguras para la aplicación de medicamentos, no que tengan que ser recicladas… uf, menos mal.

Lentos. La lentitud de reacción del Issste no se justifica, pero lo que tiene menos justificación es la expresión empleada por Salvador Alonso Sánchez, quien explicó que como médico, se sabe que es imposible que para ahorrar material de curación se recomiende reciclar jeringas: “Si estoy tratando a un paciente sidoso (sic) con guantes y todas las precauciones y utilizo una jeringa que es desechable, ni modo que la utilice con otro paciente, eso no es posible… es una mentira”, ah, muy bien, pero ¿sidoso?, ¿de plano así se lleva con los pacientes?, ¿es el término que como médico emplea para referirse a ellos?, ¿en serio? Lamentable.

¿De dónde la conozco? Es lo que uno se pregunta cuando escucha el nombre Elba Lorena Torres Díaz, y después de mucho preguntarse le vienen a la mente la cascada de anuncios en medios electrónicos con que la integrante del Partido Encuentro Social, sí, esa organización que obtuvo el registro en 2014 y lo perdió cuatro años después, pero como se montó en la fama de Andrés Manuel López Obrador, logró sumar una buena cantidad de desconocidos como legisladores federales, Torres Díaz una de ellas; bueno, pues nos la recordaron porque recién acaba de remitir un comunicado de prensa de esos que hay que enmarcar, porque con un discurso progresista esconde las verdaderas intenciones de muchos políticos al llegar a un puesto público: hacer turismo institucional; resulta que Elba Lorena Torres está preocupadísima porque falta mucho por hacer para “alcanzar mayores niveles de participación de la mujer en la vida pública de los países de la región y particularmente en los parlamentos, dado que sólo 36% de los miembros de los distintos parlamentos nacionales son mujeres”, nomás que para tirar esa neta, la diputada federal por el distrito 2 de Aguascalientes viajó con gastos pagados a la reunión anual del Foro Parlamentario Asia Pacífico, con sede en Australia, Canberra. En el boletín donde da cuenta de su importantísima declaración de que falta mucho por hacer, la pesista cuenta que la delegación de México estuvo encabezada por la senadora Indira de Jesús Rosales San Román (PAN), y además fueron Cora Cecilia Pinedo Alonso (PT) y las diputadas Saraí Núñez Cerón (PAN, Guanajuato) y Mariana Rodríguez Hernández (PRI, Tamaulipas). No, pues qué chido que las diputadas federales se puedan dar esos lujos, ir hasta Australia para decir que hace falta mucho trabajo. ¿Les habrá ido a contar algo de la austeridad republicana? 

Oh, quién será? ¿Quién será?… Pero quién será el que sí responda gustoso las 29 recomendaciones no vinculantes que la Secretaría Ejecutiva del Sistema Estatal Anticorrupción (Sesea) hizo a los 58 entes públicos de Aguascalientes. El tema es el siguiente, si bien la Sesea no es autoridad que pueda sancionar, se están haciendo señalamientos que podrían abonar al combate contra la corrupción y que edificarían confianza ciudadana ante las instituciones que, bien sabemos, mala fama tienen harta. Así de fácil, en las recomendaciones que se enviaron se contemplaban, por ejemplo, los errores que invalidó la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) al Congreso. Insistimos con el tema porque sí nos da mucha pena que por el mediocre trabajo de los diputados, encabezados por Guillermo Alaniz de León, siga Aguascalientes siendo nota nacional nomás para pasar vergüenzas. Ya, en serio, ya.

El cristal con que se mira. Para Transparencia Internacional la percepción de la corrupción en México ha descendido, de acuerdo al más reciente reporte, en 2019, México obtuvo una calificación de 29 puntos, y ocupa la posición 130 de 180 países evaluados, de 2018 al 2019, el país mejoró un punto y con ello detiene una caída sistemática que empezó en 2015, para regresar a los niveles de 2014. Al presidente nada le da gusto, así que cuestionado en la mañanera sobre el asunto, a partir de los titulares de tres medios, aprovechó para echarse porras, dijo López Obrador: “En el caso de El Universal, dice: ‘Se ganó un punto’; en el caso del Reforma: ‘Sigue estando mal la corrupción en México’, el Reforma, nada más les faltó decir: ‘Estamos como en la época de Salinas’; pero el tercer punto es interesante, dice El Financiero: ‘Mejoró ocho puntos’. Fíjense cuántos enfoques o cómo interpretar esto”. Pues como es, que la calificación mejoró un punto, pero que México sigue estando hasta abajo entre los países que pertenecen a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en la posición 36 de 36 países miembros, y que el año pasado se obtuvo una calificación de 29 puntos, y ocupa la posición 130 de 180 países. Ah, y que regresamos a los niveles de 2014, antes de que se destrampara la corrupción del gobierno de Enrique Peña Nieto. No es tan difícil, no todo tienen que ser loas. Además, la corrupción no se puede simplificar así nomás, estamos hablando de percepción, tan sólo ayer, como parte de la presentación del segundo informe de actividades del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción, que preside María Teresa Belmont Acero, se difundió un sondeo en que muestra que, al menos en Aguascalientes, la mayoría sigue preocupado por el aumento de la corrupción y que relaciona (31%) la palabra “corrupción” con “Gobierno. Autoridades”. Es más, los aguascalentenses consideran que en este 2020 la corrupción aumentará mucho en el Gobierno del Estado (28%), el gobierno de su municipio (24%) y el Gobierno Federal (25%), o sea, que con todos parejos, las administraciones de Martín Orozco, María Teresa Jiménez y López Obrador, y que en Aguascalientes se considera que las causas de la corrupción se deben a la Impunidad o Que no hay consecuencias (43%), mientras que el 29% considera que es por La cultura y educación, y el 24% piensa que es producto de La pobreza y la desigualdad. Chas. Duro.

La del estribo. Tristísimo el papel de Rosario Piedra Ibarra durante el informe que rindió a los diputados, la ombudsperson nomás fue a acusar a quienes la precedieron al frente de la CNDH, igualito que quien la puso en ese cargo, acusó de despilfarro y reprochó que de las casi 48 mil quejas recibidas antes de que ella asumiera el cargo, apenas se resolvieron unas 11 mil, mal, muy mal. Ah, pero Piedra Ibarra no dijo nada de que aún no ha emitido ninguna recomendación durante el periodo que lleva al frente de la Comisión, y que a CNDH es omisa ante temas como la violencia, el maltrato a migrantes que está haciendo la Guardia Nacional y la crisis de salud por el arranque del Instituto de Salud para el Bienestar. No, pues, de Piedra ha de ser la cama, de Piedra la entendedera… Y ya, nos vamos, nos leemos el lunes. Arriba corazones.

 

@PurisimaGrilla

The Author

La Purísima Grilla

La Purísima Grilla

No Comment

¡Participa!