Los criminales ahora usan hasta WhatsApp - LJA Aguascalientes
14/10/2021

  • Rompen récord las extorsiones
  • “¿Cómo le hacemos para no lastimar a tu familia?”, le dijeron a David Antonio a través de WhatsApp. Las extorsiones son el delito de alto impacto que más está creciendo, reporta el Observatorio Nacional Ciudadano.

EMEEQUIS/Patricia Tapia


 

En mayo pasado, alrededor de las siete de la noche, David Antonio recibió mensajes vía WhatsApp diciéndole que sabían quién era, dónde vivía y quién era su familia. Le mandaron fotos de él que los delincuentes obtuvieron de sus redes sociales y finalmente le soltaron un “Entonces cómo le vamos a hacer David, para que no lastimemos a tu familia”.

La víctima contó en sus redes sociales que después le marcaron para amedrentarlo y accedió a hacer un depósito, pero tras esto le llegaron más mensajes de un tal “mero, mero” que le exigía el pago de 5 mil pesos para cada uno de sus extorsionadores. Al verse rebasado, David decidió contarlo a su familia y levantó una denuncia, la cual dudó en hacer porque desconfía de las autoridades.

 

El delito que más personas sufren

Así como le pasó a David, todos los días en el país se comete el delito de extorsión, muchas veces desde la cárcel. El número absoluto de víctimas en 2019 fue de 8 mil 523, esto es mil 917 más que en 2018 y 3 mil 246 que en 2015, que es el primer año en el Observatorio empezó a recopilar los datos que le mandan las 33 fiscalías al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

En 2019 hubo 6.76 víctimas de extorsión por cada 100 mil habitantes, esto es un aumento de 28% respecto a 2018, cuando fueron 5.28. Es el delito de alto impacto que a más personas afectó, indican datos del Observatorio Nacional Ciudadano (ONC), que a su vez ha detectado un subregistro en algunas entidades.

El ONC explica que este ilícito que se mide es todo aquel que es  realizado vía telefónica, por correo electrónico o cualquier medio de comunicación.

 

Cifras cuestionadas

Estados como Chihuahua, Guanajuato, Michoacán, Nayarit, Tlaxcala y Yucatán registran una tasa cero de víctimas por cada 100 mil habitantes. En el caso de Michoacán y Tlaxcala se cuentan sólo 2 afectados en cada una y en Nayarit son 4.

“La extorsión que llega a ser en 2019, el segundo año en materia de la historia, la verdad es que habría que preguntarnos en realidad de qué tamaño sería si todos los estados hubieran reportado adecuadamente. Michoacán, Tlaxcala, Yucatán y Nayarit… ¿Creen que es factible que en un estado como Michoacán o como Nayarit haya habido sólo dos o tres extorsiones”, señala Francisco Rivas, director del ONC.

Para Rivas el problema de subregistro también se da en otros delitos de alto impacto, como el homicidio doloso, secuestro, narcomenudeo y robo.

 

Un ejemplo claro

El caso de los 13 policías que fueron emboscados y asesinados en Aguililla, Michoacán, el 14 octubre de 2019, es un ejemplo de este mal registro de los delitos por parte de los ministerios públicos.

“Hasta el momento desconocemos estos registros, ¿dónde está? lo primero que hicimos fue revisar las bases estatales y específicamente las bases municipales. No obstante, en el caso específico de Aguililla no aparece… fuimos con la Federación a preguntar si ellos habían atraído el caso y la Federación no atrajo el caso. En el caso de la Fiscalía, no nos pudo explicar dónde se encontraban esas 13 víctimas”, dice Rivas. 

Esto es relevante porque fue un caso que fue muy difundido y se trató de servidores del Estado, sin embargo, hay otros que se desconocen, “tenemos 60 mil  desaparecidos en el país”.

La previsión del director del ONC para este año no es alentadora, mientras el Estado no invierta más en seguridad y destine esos recursos a áreas que lo requieren, pues se necesita aumentar el gasto en por lo menos a un 3% del PIB.

“¿Dónde, a quién le estamos destinando los recursos? Es al Ejército y no a la Fiscalía General de la República, a la cual le recortaron este año mil 500 millones pesos; no a los estados, no a los municipios, donde de verdad los están dejando sin la capacidad de operar. Necesitamos más ministerios públicos, policías, peritos y gente  con capacidad de supervisión. Si no, no vamos a avanzar”.



 

David Antonio no se arrepiente de su denuncia, a pesar de que pasó por un viacrucis: “Sí es horrible hacer una denuncia. Te sientes vulnerable, te sientes tonto, te sientes solo, sientes que fue tu culpa, deseas que hubieras hecho las cosas totalmente diferente”. 

“La investigación se está llevando a cabo. No sé cuanto tiempo dure y los resultados que pueda tener, pero sé que hice lo correcto al denunciar”, escribió en su cuenta de Facebook.

 

@ptcervantes

Show Full Content
Previous Así se cocinó el decreto que le abrió pista a la rifa del avión presidencial
Next La Purísima… Grilla: Migajas
Close

NEXT STORY

Close

La oportunidad económica/ La columna J

31/03/2020
Close